martes 24/5/22

El paro baja en Castilla-La Mancha en 4.947 personas en junio y se suman 15.600 afiliados

A nivel nacional, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 166.911 desempleados en junio (-4,4%), su mayor retroceso en cualquier mes desde que hay registros
El paro baja en Castilla-La Mancha en 332 personas en agosto, hasta los 185.775 desempleados
El paro baja en Castilla-La Mancha en 4.947 personas en junio y se suman 15.600 afiliados

El paro registrado en Castilla-La Mancha en el mes de junio bajó en 4.947 desempleados (-2,69 %) respecto a mayo, mientras que en comparación con el mismo mes del año pasado el paro descendió en 9.100 personas (-4,85 %), hasta los 178.632 parados.

A nivel nacional, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 166.911 desempleados en junio (-4,4%), su mayor retroceso en cualquier mes desde que hay registros.

Por su parte, la Seguridad Social sumó en Castilla-La Mancha 15.606 afiliados en junio (2,17 %) en relación con el mes anterior y , respecto al mes de junio del año 2020, la subida fue de 36.120 cotizantes (5,16 %), hasta los 735.587 afiliados, según los datos de los ministerios de Trabajo y de Seguridad Social publicados este viernes.

A nivel nacional, la Seguridad Social ganó en junio una media de 233.056 cotizantes respecto al mes de mayo (+1,2%), lo que situó el número total de ocupados en todo el país en 19.500.277 cotizantes.

El paro por provincias castellano-manchegas bajó en junio en las cinco, más en Toledo en términos absolutos, con un descenso de 2.170 desempleados (-3,20 %), seguida de Albacete, con una bajada de 935 (-2,79 %); Ciudad Real, -784 (-1,59 %); Guadalajara, -540 (-3,02 %) y Cuenca, con 518 parados menos (-3,73 %).

En términos interanuales el paro bajó también en las cinco provincias, entre los 3.191 desempleados menos de Ciudad Real; 3.105 menos en Toledo; 1.696 en Albacete, 801 en Guadalajara y 307 en Cuenca.

Por sectores también descendió el desempleo en todos excepto en el colectivo sin empleo anterior, en el que aumentó en 246 personas.

Se registró una bajada de 4.057 parados en el sector de los servicios, seguido de 701 desempleados menos en la industria, 243 menos en la agricultura y 192 menos en la construcción.

Del total de 178.632 desempleados de Castilla-La Mancha en junio, 115.487 eran mujeres y 63.145 hombres; y entre los menores de 25 años, 7.896 eran mujeres y 7.672 hombres.

Respecto a los contratos, se registraron en junio 95.643 en la región, lo que supone 25.577 más que el mes anterior (36,50 %) y 29.559 más que en junio de 2020 (45,61 %).

De ellos, 8.120 eran indefinidos y el resto, 87.523, temporales.

LA SEGUNDA CCAA QUE MÁS EMPLEO CREA

Tras conocerse los datos, la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha destacado que Castilla-La Mancha haya sido la segunda comunidad autónoma que más empleo creó en junio y ha resaltado que la región encadene cuatro meses consecutivos de descenso del paro.

Durante su visita a la nueva Oficina de Empleo de La Roda (Albacete), Franco ha cuantificado en más de 15.000 los empleos generados durante el mes de junio, lo que ha permitido, ha añadido, alcanzar “la cifra más alta de afiliación a la Seguridad Social en Castilla-La Mancha desde noviembre de 2008”, con lo que el dato de afiliación alcanza las 735.587 personas.

“Somos la segunda región que más empleo ha creado en junio y estamos siendo capaces de recuperar el empleo que perdimos durante la pandemia”, ha señalado la consejera de Economía, al tiempo que ha mencionado a las 1.928 personas que salieron de un ERTE durante ese mes, lo que supone un descenso del 18,46 por ciento, un punto por encima del registrado en el país, con lo que quedan 8.519 personas en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en esta región.

Patricia Franco ha considerado que el descenso del desempleo en 4.947 personas permite a la región encadenar cuatro meses consecutivos de caída del paro, lo que, en su opinión, refuerza el sentido de la recuperación que el Gobierno de García-Page está impulsando en Castilla-La Mancha, donde el desempleo se sitúa en 178.632 personas, un descenso de 9.100 parados en los últimos doce meses.

La consejera se ha congratulado de que esta bajada del paro se haya registrado en las cinco provincias de la región y en todos los sectores productivos, tanto en hombres como en mujeres y en todas las franjas de edad, con especial intensidad, ha subrayado, entre los 20 y los 34 años que, según Franco, “copan la mitad de la caída del paro de la región durante este mes de junio.

DIFUCULTADES EN MUJERES Y JÓVENES

Por su parte, CCOO Castilla-La Mancha se ha mostrado optimista ante la bajada del paro en la región aunque ha alertado de que "hay dificultades" en el mercado laboral para las mujeres y los jóvenes.

En declaraciones a los medios de comunicación con motivo de la inauguración de la tercera edición de la Escuela de Jóvenes Sindicalistas de CCOO Castilla-La Mancha, el secretario general de este sindicato en la región, Paco de la Rosa, ha analizado los datos de paro.

De la Rosa ha valorado que las políticas impulsadas por el Gobierno "en el peor tiempo" que se ha vivido, debido a la pandemia "están teniendo sus frutos", como es la recuperación en materia de empleo, y ha destacado que Castilla-La Mancha ha tenido "un comportamiento más positivo" que el conjunto del país.

A su entender, el descenso del paro en la región es una noticia positiva sobre todo porque el desempleo ha bajado no solo en el sector servicios, que es estacional, sino también en la industria, que "es un empleo más estable, menos estacional".

Con todo, ha advertido de que "no hay que relajarse", pues el desempleo femenino y entre los jóvenes sigue en tasas muy elevadas, ya que "hay dificultades para que las mujeres se incorporen al mercado de trabajo, como siempre, y la precariedad sigue siendo la tónica en cuanto a las contrataciones que se van realizando".

"Esas asignaturas pendientes tienen una respuesta, que es derogar la reforma laboral para que la estabilidad sea la tónica general para que haya una recuperación que tiene que durar al menos una década", ha manifestado De la Rosa.

En este sentido, ha recordado que hace unas semanas, el Gobierno regional, la patronal y los sindicatos firmaron el Plan Corresponsables, para impulsar medidas de conciliación de vida laboral y familiar y, de este modo, favorecer la incorporación de la mujer al mercado de trabajo.

"Estamos contentos, porque entendemos que vamos en la buena senda, aunque todavía quedan cuestiones", ha finalizado De la Rosa. 

91% DE LOS CONTRATOS SON TEMPORALES

De su lado, el sindicato UGT de Castilla-La Mancha ha valorado el descenso del número de parados registrados en las oficinas de empleo de la región, con una destacada bajada del desempleo juvenil y con un fuerte empuje a la contratación, aunque ha advertido de que el 91 % de los contratos siguen siendo temporales.

Se ha referido el sindicato, en un comunicado, a los datos de paro publicados este viernes, y ha señalado que la mejora de la situación sanitaria y la vuelta a una cierta normalidad, sumadas al inicio de la temporada de verano, han permitido que el número de parados en Castilla-La Mancha baje en el mes de junio en cerca de 5.000 personas (4.947), un descenso del 2,69 % que, no obstante, está por debajo de la media nacional.

"La valoración que hace UGT es muy positiva" puesto que además respecto a junio de 2020 el paro ha bajado en la región un 4,85 % y para el sindicato es muy importante que uno de los colectivos más afectados por las condiciones del mercado laboral, el de los jóvenes, haya experimentado un fuerte descenso del paro en este mes.

La secretaria de Empleo y Política Sindical de UGT, Isabel Carrascosa, ha indicado que para revertir los altos índices de temporalidad y precariedad es preciso que se acometa cuanto antes la derogación de la reforma laboral, así como la subida del SMI y una reforma fiscal integral para que la recuperación llegue a todas las personas.

Además, ha recordado que 500 funcionarios interinos contratados el año pasado en el SEPE con motivo de la pandemia ya no continúan desde este mismo 1 de julio, algo que "va a provocar retrasos en el cobro de las prestaciones", se teme.

Por ello, ha pedido a la Administración la renovación de estos efectivos que considera “imprescindibles” y que esta renovación se prolongue hasta que se doten las plazas por convocatorias de empleo público para así “poder dar un servicio rápido y eficaz, evitando atrasos, colas innecesarias y errores por la acumulación de expedientes”, ha dicho.

PRECARIEDAD Y FALTA DE ESTABILIDAD

También ha valorado los datos la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que ha celebrado el descenso, si bien ha lamentado indicadores negativos del mercado laboral en la región como la precariedad y la falta de estabilidad.

En nota de prensa, CSIF ha señalado la "precarización" de las relaciones laborales que afecta a todos los sectores, ya que ha indicado que el 91,5 por ciento de los contratos firmados el pasado mes han sido temporales.

Asimismo, ha definido como "signos de la fragilidad del mercado laboral" de la región la estacionalidad y la dependencia a determinados sectores, así como ha resaltado las notables diferencias entre provincias.

A juicio de CSIF la precariedad y falta de estabilidad en el mercado laboral de Castilla-La Mancha no se solucionan con la bajada del número de desempleados, sino que "es preciso la creación de un empleo de calidad".

En este sentido, ha reclamado que la gestión de los recursos públicos destinados al ámbito laboral sean administrados con "eficacia y eficiencia".

El paro baja en Castilla-La Mancha en 4.947 personas en junio y se suman 15.600 afiliados
Comentarios