lunes 18/10/21

El paro baja en Castilla-La Mancha en 332 personas en agosto, hasta los 185.775 desempleados

A nivel nacional, el paro sube en 29.780 personas en agosto con el fin del verano, el menor incremento en este mes desde 2016
El paro baja en Castilla-La Mancha en 332 personas en agosto, hasta los 185.775 desempleados
El paro baja en Castilla-La Mancha en 332 personas en agosto, hasta los 185.775 desempleados

El paro bajó en Castilla-La Mancha en 332 personas (-0,18 %) en agosto en relación con el mes anterior, lo que situó la cifra total de parados en 185.775.

Según los datos hechos públicos este miércoles por el Ministerio de Trabajo, en relación con el mismo mes del año pasado, en agosto se registraron 20.628 parados más en Castilla-La Mancha, que supone un incremento del 12,49 por ciento. 

A nivel nacional, el número de parados registrados en las oficinas de empleo ha subido en agosto en 29.780 personas, lo que supone un 0,79 por ciento en comparación con el mes anterior, hasta los 3.802.814 desempleados en todo el país.

Por provincias de Castilla-La Mancha, el paro bajó en agosto, en comparación con el mes de julio, en las provincias de Ciudad Real y Toledo y subió en Albacete, Cuenca y Guadalajara, mientras que en términos interanuales, el desempleo ha subido en las cinco provincias. 

En comparación con el mes de agosto de 2019, el desempleo ha subido en la provincia de Albacete en 3.003 personas (9,17 %); en Ciudad Real, en 4.109 personas (8,81%); en Cuenca, en 1.591 parados (13,18 %); en Guadalajara, el paro ha subido en 3.555 personas (24,43 %) y en Toledo, el paro ha experimentado una subida de 8.370 desempleados (14,16 %).

Del total de 185.775 parados castellano-manchegos, 68.404 eran hombres y 117.371 mujeres; además, 16.690 tenían menos de 25 años, y en este caso es muy parecido el número de desempleados hombres,8.362 , y mujeres, 8.328.

Por sectores, en agosto bajó el paro en la agricultura en 1.020 personas y en la industria, con 155 desempleados menos, mientras que subió en el colectivo sin empleo anterior en 444 personas; en la construcción con 157 parados más y en el sector servicios, con 242 desempleados más.

Así, de los 185.775 desempleados de agosto, 124.600 correspondían al sector servicios, 17.449 a la industria, 14.911 a la agricultura, 13.582 a la construcción y 15.322 al colectivo sin empleo anterior.

En agosto se suscribieron en Castilla-La Mancha 55.766 contratos, esto es, 25.358 menos que el mes anterior (-31,26 %) y 17.397 menos que hace un año (-23,78 %).

Del total de contratos suscritos en agosto en la región, 3.819 fueron indefinidos y 51.947 temporales.

Además, en agosto 124.192 personas han percibido alguna prestación por desempleo en Castilla-La Mancha y, en concreto, se han abonado 70.956 prestaciones contributivas, 45.090 subsidios y 8.146 rentas activas de inserción.

BAJA LA AFILIACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL

Por su parte, la Seguridad Social ha perdido en agosto 1.165 afiliados (-0,17 por ciento) en Castilla-La Mancha con respecto al mes anterior, con lo que la media de cotizantes se situó en 704.435, según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este miércoles.

Con respeto al mismo mes de 2019, la afiliación ha bajado en Castilla-La Mancha en 6.057 trabajadores, lo que supone un -0,85 por ciento. 

En el conjunto del país, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.792.376 personas en agosto, lo que representa un aumento de 6.822 cotizantes respecto a la media de julio (un 0,04% más) y crece en concreto este mes la afiliación entre las mujeres, que suman 10.802 afiliadas, mientras que el conjunto de afiliados hombres, por su parte, resta 3.980. 

En Castilla-La Mancha, el número de afiliados el mes pasado, en comparación con julio, ha bajado en Albacete (-1.517) y Cuenca (-2.417) y ha subido en Ciudad Real (1.803 cotizantes más), en Guadalajara (198 cotizantes más) y en Toledo, con 769 cotizantes más. 

En términos interanuales, la cotización ha bajado en las cinco provincias, con una caída de 144 afiliados en Albacete (-010%); de 2.712 cotizantes en Ciudad Real (-1,60%); -1.110 en Cuenca (-1,43 %); -1.374 en Guadalajara (-1,50%) y -718 en Toledo (-0,31 %). 

En total, Albacete ha cerrado en agosto con 142.609 cotizantes; Ciudad Real, con 166.453 afiliados a la Seguridad Social; Cuenca, con 76.417; Guadalajara, con 90.255, y Toledo ha finalizado agosto con 228.701 cotizantes.

Por regímenes, 512.044 personas estaban afiliadas al general de la Seguridad Social, de los cuales había 33.302 en el sector agrario y 10.402 al de empleadas de hogar.

Además, había 148.684 cotizantes autónomos y dos en el sector de minería y carbón.

CUATRO MESES CONSECUTIVOS DE BAJADA

Tras conocerse los datos, la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha destacado que "el dato más optimista" dentro de la situación que está viviendo Castilla-La Mancha es que después de la "dureza" de los meses de marzo y abril, la comunidad autónoma lleva cuatro meses consecutivos registrando un descenso del desempleo.

La consejera ha resaltado en rueda de prensa en Toledo que, aunque el paro haya descendido "mínimamente, es "un buen dato", puesto que solo dos comunidades autónomas en el conjunto del país llevan, de manera continuada, cuatro meses de descenso tras el inicio de la crisis.

Ha dicho que agosto es un mes que suele tener "estacionalidad negativa" y ha recalcado la influencia del inicio de la vendimia en estas cifras.

Por sexos, ha explicado que baja "de forma exclusiva" en hombres, (-839), pero se incrementa entre las mujeres (507) y, por edades, prácticamente desciende en todos los tramos, especialmente entre los 40 y 44 años, pero ha lamentado el aumento del desempleo entre los menores de 25 años.

En cuanto a los sectores de actividad económica, ha hecho hincapié en el "buen comportamiento" de la agricultura, donde el paro baja en 1.020 personas, y también en el sector de la industria, donde lo hace en 155 personas.

Por el contrario, crece en el resto de sectores: servicios, construcción y colectivos sin empleo anterior.

Asimismo, ha indicado que, por provincias, baja en Ciudad Real y Toledo y aumenta en el resto.

Igualmente, ha detallado que, en términos interanuales, sube el desempleo un 12,49 %, en 20.628 personas, y lo hace, a su juicio, "marcado por la incidencia del paro en sectores relacionados con el turismo", como la hostelería.

Si bien, ha añadido que en el conjunto de España crece un 24,02 %, "prácticamente duplicando el comportamiento regional", lo que convierte a Castilla-La Mancha en la región con menor incremento del paro en términos interanuales, por detrás de las ciudades de Ceuta y Melilla.

Franco también ha opinado que el dato "más negativo" está en la afiliación, ya que en el mes de agosto ha caído en 1.165 personas en Castilla-La Mancha, un 0,17 %, mientras que a nivel nacional la afiliación sube "ligeramente" un 0,04 %.

Sobre la afiliación de trabajadores autónomos, ha subrayado que "prácticamente" se mantiene la actividad en la región, con un 0,03 % de aumento respecto al mes anterior y un descenso de 425 autónomos en términos interanuales.

Asimismo, la consejera ha informado acerca de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y ha recordado que en los peores momentos de la pandemia se superaron los cien mil trabajadores afectados por esta medida.

Ha precisado que en la actualidad hay 17.529 personas afectadas por ERTE de fuerza mayor, de las que 7.916 son hombres y 9.613 mujeres, lo que representa el 2,38 por ciento del total de trabajadores afectados por ERTE en el conjunto del país.

Y sobre los 'ERTE Rebrote' ha señalado que desde que se puso en marcha esta modalidad por parte del Ministerio de Trabajo han sido nueve los expedientes que se han presentado en la región, que afectan a 34 trabajadores, mayoritariamente relacionados con el sector del ocio nocturno y de la hostelería.

ES MÍNIMA Y NO SUPONE UN CONSUELO

Por su parte, el sindicato CCOO ha señalado que el descenso del paro en Castilla-La Mancha en agosto respecto al mes anterior es mínimo y "no supone un consuelo porque el 53,91 por ciento de esos desempleados no tienen ningún tipo de prestación".

En rueda de prensa, el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa, ha apuntado que los datos conocidos "no nos están sacando de la situación en la que estamos entrando", dado que, en comparación con el mes de agosto de 2019, las provincias de la región se encuentran con entre un 9 y un 24 por ciento más de desempleo, lo que se traduce en un año "horrible" en materia de empleo.

Además, ha subrayado que Castilla-La Mancha sobresale por el porcentaje de empleo indefinido, al no llegar al 7 por ciento los contratos de esta modalidad realizados en el último mes.

En ese sentido, ha señalado que la precariedad continua siendo la "tónica general" en una situación que va a ser "muy complicada y difícil" y ha pedido a los empresarios "que no se aprovechen de la necesidad de las personas para buscar la precariedad".

Desde CCOO han recalcado que la COVID-19 "no puede ser un pretexto para precarizar el empleo, ni para volver a castigar a las mujeres", que, como ha afirmado De la Rosa, son las que menos tipos de prestaciones tienen cuando se encuentran en situación de desempleo. 

Ante el casi 9 por ciento de menores de 25 años que se encuentran en desempleo, ha manifestado que la situación en la que nos encontramos no puede ser tampoco pretexto para "expulsar" a los jóvenes del mercado de trabajo.

Por ello, el dirigente regional de CCOO ha señalado que este dato supone que "es muy complicado ser joven y tener un puesto de trabajo en Castilla-La Mancha" y ha calificado de "imposible" pedir que estos jóvenes, además de tener un puesto de trabajo, sea estable y con un salario decente.

NUEVAS AYUDAS A LA CONCILIACIÓN

De su lado, UGT Castilla-La Mancha ha pedido prolongar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y que se aprueben nuevas ayudas a la conciliación laboral y familiar, a raíz de los datos de paro conocidos este miércoles. 

En un comunicado, el sindicato ha calificado de negativo el descenso de afiliados que se ha producido en la región a pesar de tener un descenso del paro en 332 personas, porque según han señalado esto "apunta a un descenso en las personas que no buscan activamente empleo por falta de expectativas de encontrarlo".

UGT ha indicado que estos datos el mes de agosto evidencian que no se reactivará la creación de empleo mientras no se controle la pandemia, de manera que UGT ha instado a hacer reincorporaciones seguras al trabajo y a las aulas.

Además, ha pedido la prolongación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta final del año para sostener el empleo, porque han asegurado que “si algo está frenando la subida del paro es el mantenimiento de los ERTE".

Por otro lado, el miembro de la Gestora de UGT, Carlos Duque, ha propuesto negociar con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha nuevas ayudas a la conciliación ante posibles cierres de centros escolares por brotes o cuarentenas, ya que ha opinado que las medidas en esta materia son "insuficientes".

A pesar de ello, ha considerado que se está yendo por el buen camino, a través del dialogo social y la ampliación del escudo de protección social, y ha solicitado que se apruebe cuanto antes a nivel estatal el subsidio extraordinario para personas sin prestaciones por desempleo y que se agilicen las resoluciones y los pagos del Ingreso Mínimo Vital.

EL MERCADO NECESITA NUEVOS ESTÍMULOS

También ha valorado los datos la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha opinado que el mercado laboral de la región necesita nuevos estímulos para mejorar los datos de empleo.

En un comunicado de prensa, CSIF ha señalado que esta ligera bajada del desempleo "no mitiga la pérdida de 20.628 puestos de trabajo en términos interanuales".

Entre los nuevos estímulos que CSIF propone, han calificado de imprescindible reforzar todos los servicios públicos para "atajar una pandemia que continúa golpeando duramente" la economía y la salud de los castellano-manchegos.

Asimismo, CSIF ha insistido en la implicación de las administraciones públicas en las políticas de empleo con la construcción de canales de inversión mixta, así como en el fortalecimiento de los propios servicios públicos.

En el caso de Castilla-La Mancha, CSIF ha incidido en la correcta utilización de los fondos públicos y ha lamentado que el Gobierno regional haya concedido 38,4 millones de euros a CCOO, UGT y Cecam desde 2014 con subvenciones "cuyos resultados no están verificados".

NECESIDAD DE PROLONGAR LOS ERTE

Por último, la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) ha propuesto que se prolonguen los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor más allá del 30 de septiembre y ha pedido que se aporte seguridad a las empresas para no vivir "en la incertidumbre e indefinición permanente a nivel legal".

En un comunicado de prensa, el secretario general de Cecam, Félix Peinado, ha analizado los datos de paro y ha subrayado la necesidad de prolongar los ERTE por fuerza mayor más allá de la fecha de finalización prevista del 30 de septiembre, para "evitar la desaparición de un mayor número de empresas y autónomos en el país y con ello, una mayor destrucción de empleo".

En este sentido, ha calificado de necesario aportar seguridad a las empresas, ya que "no pueden vivir en la incertidumbre e indefinición permanente a nivel legal" que a su entender "vienen padeciendo desde el inicio de la pandemia" en España y ha recordado que, a menos de un mes de la finalización de la prórroga de los ERTE, "las empresas españolas aún no saben a qué atenerse". 

"Es necesario que cuanto antes se establezca un periodo de duración suficientemente largo, que permita a las empresas conocer en qué condiciones y con qué duración se va a poder funcionar, para que puedan planificarse y operar adecuadamente, sin estar constantemente sometidas a esta incertidumbre", ha exigido Peinado. 

En cuanto a los datos del paro de agosto, Peinado ha considerado que han tenido "un comportamiento relativamente positivo durante este mes", pero ha advertido de que "se trata de una mejora puntual, que tiene que ver fundamentalmente con las contrataciones por el inicio de ciertas campañas agrícolas en la región" que dan comienzo en el mes de agosto, pero cuya duración es muy corta y finalizan en el mes de septiembre.

Será entonces, ha señalado, cuando se puedan comparar estos datos con los registrados a nivel nacional.

Peinado ha insistido en la necesidad de prolongar los ERTE, ya que son "un mecanismo que ha funcionado hasta el momento, siendo una garantía de supervivencia para muchas empresas y que se hace completamente necesario, especialmente teniendo en cuenta el incierto escenario en el que se van a tener que desarrollar las empresas en los próximos meses".

Comentarios