martes 9/3/21

Castilla-La Mancha aprueba dos decretos para el fomento del empleo, con 1,7 millones

- El Gobierno regional destinará 77 millones a planes de colaboración con Diputaciones y entidades locales en materia de empleo en 2021.

- Castilla-La Mancha no descarta medidas más duras para hacer frente a la COVID-19, pero manteniendo "al máximo" la actividad.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha informado sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento
La consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha informado sobre los acuerdos del Consejo de Gobierno relacionados con su departamento

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado dos decretos destinados al fomento del empleo, uno de ayudas para las empresas de inserción, dotado con 1,3 millones de euros, y un segundo para favorecer el empleo juvenil, con 400.000 euros.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha detallado este martes en rueda de prensa los acuerdos alcanzados en Consejo de Gobierno relativos a su departamento y ha especificado que, desde el inicio de la pandemia, han sidos 14 los decretos que han salido adelante desde su consejería, además de seis órdenes y once resoluciones, para tratar de frenar los efectos de la crisis de la covid-19.

Franco ha explicado que el decreto de ayudas para las empresas de inserción es una iniciativa que el Gobierno regional puso en marcha "de manera novedosa" hace dos años, para los ejercicios 2018 y 2019, destinada a que las empresas radicadas en la región puedan contribuir a buscar oportunidades de inserción a los colectivos más vulnerables y a las personas "gravemente excluidas en la búsqueda de empleo".

El decreto, dotado con 1,3 millones de euros, contempla tres líneas de ayudas: la primera, dirigida a la contratación y el mantenimiento de personas en situación de exclusión social, es decir, en intervención por parte de los Servicios Sociales, con problemas de drogodependencia, exreclusos o menores internos.

Los contratos han de tener una duración de entre 12 y 36 meses y pueden ser a tiempo completo o parcial, y a lo que se compromete el Ejecutivo autonómico con estas subvenciones es a cubrir el cien por cien del salario mínimo interprofesional (SMI) de quienes sean insertados durante el primer año, el 75 % entre el primer y segundo año y un 40 % a partir del tercero.

Además, las ayudas se incrementan un 10 % si las personas contratadas son mujeres y en un 20 % en el caso de personas pertenecientes a zonas de Inversión Territorial Integrada (ITI).

La segunda línea incluye ayudas para el mantenimiento del personal técnico de acompañamiento o producción de las empresas de inserción.

El Gobierno regional financiará el coste laboral de los técnicos de acompañamiento y concederá ayudas a la contratación de técnicos de producción del 75 % del SMI en periodos 12 meses, que se modularán si la jornada es parcial y en función del número de personas que se inserten.

La tercera línea está orientada a la viabilidad de las empresas de inserción, con ayudas de 6.000 euros para estudios de mercado de viabilidad, de 1.500 para auditorías contables y sociales y de 1.000 euros para gastos derivados de certificaciones de calidad.

También el Consejo de Gobierno ha dado luz verde a un decreto para favorecer el empleo juvenil en la comunidad autónoma, en colaboración con el Consejo Regional de Cámaras de Comercio.

Este segundo decreto, dotado con 400.000 euros, replica el firmado hace dos años para 2018 y 2019, que permitió que el conjunto de cámaras en la región asesorara a 1.107 empresas y que benefició a 550 jóvenes.

La titular regional de Empleo ha reparado en que en 2015, Castilla-La Mancha estaba "a la cabeza de Europa" en desempleo juvenil, con una tasa de paro de 58,72 puntos, mientras que en la actualidad, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa de desempleo juvenil es de 40,43 puntos, lo cual ha considerado "una reducción significativa".

Además, el Consejo de Gobierno ha aprobado la puesta en marcha de cinco adendas a los convenios con las diputaciones para prorrogar hasta el 31 de marzo del próximo año el plan empleo iniciado en 2019, cuya ejecución se paralizó durante el estado de alarma.

Una iniciativa que ha permitido que, hasta la actualidad, 7.738 personas hayan sido contratadas en Castilla-La Mancha por entidades locales o sin ánimo de lucro.

Las tres medidas acordadas este martes se suman al programa 'Garantía +52' para la concesión de subvenciones a personas desempleadas perceptoras de subsidio mayores de 52 años, cuyas bases fueron publicadas el pasado viernes en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y con el que se prevé dar cobertura a más de un millar de parados en la región.

Además, la consejera ha avanzado la reserva de 77 millones de euros para la puesta en marcha de planes de colaboración en materia de empleo con Diputaciones, entidades locales y entidades sin ánimo de lucro de la región, de los cuales hay 38 millones de euros en el marco de los fondos REACT del programa Next Generation.

MANTENIENDO "AL MÁXIMO" LA ACTIVIDAD

Por otra parte, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha asegurado que Castilla-La Mancha no descarta "medidas más duras", si no es capaz de doblegar la curva de contagios por la covid-19, pero va a intentar "mantener al máximo la normalización de la actividad".

Así ha respondido Franco a preguntas de los periodistas sobre si hay preocupación entre los empresarios, después de que el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, haya señalado este martes en una entrevista en "La hora de la 1" de TVE que el confinamiento domiciliario "está encima de la mesa".

La consejera ha destacado que el diálogo con el conjunto del tejido empresarial está siendo "permanente" desde marzo, porque "lo que necesita es certidumbre en momentos de incertidumbre" y, en este sentido, ha indicado que el presidente autonómico, Emiliano García-Page, ha definido "muy bien" el momento que atraviesa Castilla-La Mancha.

Y es que no se descartan medidas más duras si no somos capaces de doblegar la curva de contagios por covid-19, pero vamos a intentar mantener al máximo la normalización de la actividad", ha apuntado la titular regional de Empleo, quien ha añadido que el objetivo es que la irrupción total de la actividad, que ya está teniendo lugar en algunos países europeos y está siendo demandada por algunas comunidades autónomas, "no suponga una mayor lacra a la recuperación económica que estamos afrontando".

Está en cada uno de nosotros, más allá de la autoridad sanitaria y de las restricciones que se están imponiendo, ser capaces de doblegar la curva sin tener que hacer tantas renuncias", ha aseverado.

Preguntada también acerca de un posible cierre de comercios y de si está preparando el Ejecutivo regional medidas de apoyo al sector, Franco ha afirmado que la Junta se plantea seguir dando respuesta a los principales sectores afectados.

Ha recordado que el Gobierno autonómico firmó con los agentes sociales el Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica, que es "vivo", ha remarcado, y al que se han ido incorporando medidas adicionales y mayores cuantías económicas en aquellas líneas que han tenido mayor demanda.

Asimismo, ha incidido en que hay sectores "gravemente afectados" como el turismo y la hostelería, que llevan tiempo reclamando un plan de choque, y en que el Gobierno central tiene previstas medidas para atajar un problema que ha considerado "de índole nacional".

La consejera ha abogado por esperar a conocer cuáles son esas medidas, aunque ha resaltado que el Ejecutivo autonómico está trabajando en "medidas complementarias" para poner en marcha "de manera inminente" ayudas a la mejora de la competitividad o el llamado bono de estímulo al sector del turismo en Castilla-La Mancha.

"FOTO DURA EN TÉRMINOS DE DESEMPLEO"

Por último, la consejera de Economía, Empresas y Empleo ha asegurado que este miércoles espera "una foto dura en términos de desempleo", aunque el Gobierno regional está intentando "amortiguar" el impacto de la crisis de la covid-19 con "medidas concretas" para el fomento del trabajo.

De este modo se ha pronunciado Franco a preguntas de los periodistas sobre las previsiones del Gobierno regional respecto a las cifras del paro del mes de octubre, que se harán públicas este miércoles.

La consejera ha avanzado que Castilla-la Mancha espera una subida del desempleo, "como viene siendo habitual todos los meses de octubre", y ha entendido que este mes "no va a ser una excepción".

Ha precisado que octubre es "el peor mes de todo el calendario" en la región, porque acaba la vendimia y porque aún no ha arrancado la campaña de Navidad, todo ello en un contexto de crisis derivada de la pandemia.

Además, se ha referido a "fenómenos novedosos" que están "interfiriendo mucho" en las curvas habituales de comportamiento del empleo en la comunidad autónoma, como el viernes negro (black friday), del que ha dicho que cada vez tiene "una mayor afectación" en contrataciones masivas, especialmente en los corredores cercanos a Madrid.

En cualquier caso, ha admitido que este miércoles, la región espera "una foto dura en términos de desempleo", aunque el Gobierno autonómico está intentando "amortiguar" el impacto de la crisis de la covid-19 con "medidas concretas" para el fomento del empleo.

Comentarios