domingo 9/8/20

Los ayuntamientos presionan para disponer de sus ahorros antes de septiembre

Desde la vicepresidencia segunda de la FEMP, Milagros Tolón, alcaldesa socialista de Toledo, asegura que no le gusta dar fechas porque se crean expectativas pero sostiene que es muy importante cerrar el asunto ya
La alcaldesa de Toledo y vicepresidenta segunda de la FEMP, Milagros Tolón, en una imagen de archivo
La alcaldesa de Toledo y vicepresidenta segunda de la FEMP, Milagros Tolón, en una imagen de archivo

Los ayuntamientos quieren formar parte de la reconstrucción por la COVID-19 y poder usar los ahorros acumulados. Más de dos meses llevan negociando con Hacienda, en una operación -reconocen- compleja pero que debería cerrarse ya porque septiembre se vislumbra como muy tarde para ejecutar el gasto.

Si bien el Gobierno creó una comisión para negociar con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) fórmulas para devolver ese dinero, las negociaciones se han ido dilatando y la paciencia de las entidades locales llega a su fin.

Para el portavoz del PP en la FEMP, Jorge Azcón, "si hoy es tarde, septiembre será tardísimo porque aunque nos digan el dinero del que vamos a disponer no tendremos tiempo a ejecutarlo".

Desde la vicepresidencia segunda de la FEMP, Milagros Tolón, alcaldesa socialista de Toledo, asegura que no le gusta dar fechas porque se crean expectativas pero sostiene que es muy importante cerrar el asunto ya. 

"No podría demorarse más de este trimestre, septiembre como muy tarde", afirma.

Para Tolón, es "vital" cerrar el tema y llegar a un acuerdo en la línea de flexibilizar las limitaciones para que los municipios puedan seguir avanzando porque la labor de los ayuntamientos no va de "abrir y cerrar parques" es, sobre todo, "ayudar a los más vulnerables, situaciones de emergencia, becas de comedor, seguridad...", en definitiva paliar situaciones avivadas por la crisis del coronavirus.

La alcaldesa y miembro de la Ejecutiva del PSOE valora la unidad de los regidores en este asunto. "Todos, independientemente del color político, quieren sacar adelante a sus ciudades" y, a modo de ejemplo, exhibe la unanimidad alcanzada en la Junta de Portavoces de la FEMP donde están representado un amplio espectro político (PSOE, PP, Cs, Podemos, IU y PDeCAT).

Tolón alude a la herencia recibida y asegura que la ley orgánica de Estabilidad Presupuestaria del Gobierno de Mariano Rajoy era un corsé a las finanzas de las entidades locales a las que obligaba a guardar los superávits presupuestarios a fin de controlar el déficit público.

Por eso, valora que "por primera vez" un Gobierno, el de Pedro Sánchez, lleve este tema a la negociación y subraya la "buena voluntad" que percibe en el Ejecutivo y que confía "llegue a buen puerto".

Sobre las negociaciones con Hacienda, Tolón relata que las hay todas las semanas y da por hecho que agosto será un mes hábil porque los alcaldes no se toman vacaciones y menos este año y con este asunto entre las manos, por lo que septiembre se percibe como una fecha realista para dar cerrojazo al uso de las remanentes.

No es esta sin embargo la opinión del portavoz del PP en la FEMP y alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón.

Reprocha a Pedro Sánchez que no haya cumplido la palabra dada de reunirse cada quince días con los ayuntamientos, en línea con los encuentros semanales que durante el estado de alarma celebró con los presidentes autonómicos.

También ha expresado su disgusto con el transcurso de las negociaciones entre la FEMP y Hacienda a las que el grupo popular no está invitado.

Azcón ha explicado que la ministra de Hacienda o los técnicos de este departamento se reúnen con responsables del PSOE (el socialista Abel Caballero preside la FEMP) pero no con la Junta de Portavoces, donde está representados un amplio abanico de los partidos que regentan las entidades locales.

"A nosotros no nos ha llamado nadie" afirma este portavoz. Azcón ha recordado que, hace mes y medio, los alcaldes del PP solicitaron por carta una reunión con la ministra de Hacienda de la que aún no ha tenido respuesta.

Como responsable del Ayuntamiento de Zaragoza, del que ha heredado una deuda de más de 700 millones de euros, pone el foco en los ayuntamientos en déficit y reclama una línea de ayudas para aquellas corporaciones que no disponen de ahorros.

Y explica que su problema, como el de otros municipios, "no es qué hago con los remanentes, ni qué hago con el superávit si no cómo pago las deudas".

"Mi problema -insiste- es que los que no tenemos superávit porque hemos heredado una situación económica desastrosa, necesitamos ayudas por parte del Gobierno de España". Ayudas similares a las que se han dado a las comunidades y que se han cifrado en 16.000 millones de euros.

El portavoz del PP recuerda que lo pactado es dar a los ayuntamientos dos fondos: uno de 5.000 millones para la reactivación económica y un segundo, de 1.000 millones por la bajada de usuarios en el transporte público durante los tiempos más duros de la pandemia.

Y en esta tesitura, Azcón lamenta que al igual que las mascarillas llegaron tarde a los hospitales, las ayudas llegarán "tarde y mal a las ciudades".

También observa un agravio entre ayuntamientos y comunidades y asegura que a las entidades locales no ha llegado "ni un solo euro de ayuda pública".

Sobre este agravio también se pronuncia la alcaldesa socialista de Toledo, Milagros Tolón.

Sostiene que paralelamente a la negociación con las comunidades, el Estado debe acordar con las entidades locales un nuevo modelo de financiación y revisar el marco competencial.

La alcaldesa justifica esa revisión en que los ayuntamientos siguen prestando servicios que corresponden a otras administraciones y considera obligado que "si hacemos esto en el día a día, se nos aporten las cantidades que otros se están ahorrando, con independencia de que se nos deje gastar lo que es nuestro".

Más información en vídeos 
Comentarios