miércoles 27/1/21

Castilla-La Mancha activa una línea de créditos de 5 millones para autónomos y pymes

La nueva herramienta de financiación establece dos líneas de crédito para operaciones de hasta 25.000 euros y hasta 100.000 euros a cinco años, con un periodo de carencia de 12 meses y con la opción de aplicar una carencia en los intereses de seis meses, y reserva tres millones de manera preferente para la hostelería y el comercio
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha presidido la reunión del Consejo de Administración del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha presidido la reunión del Consejo de Administración del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado una nueva línea de créditos, dotada de manera inicial con cinco millones de euros, que reserva un acceso preferente para los sectores más afectados por la crisis de la covid-19.

Según ha informado la Consejería de Economía, Empresa y Empleo en nota de prensa, la hostelería y el comercio de proximidad contarán con tres millones de euros dentro de la cuantía inicial de los créditos.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, así lo ha trasladado en la reunión que ha presidido este lunes del Consejo de Administración del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha, donde se ha aprobado la puesta en marcha de créditos para garantizar la liquidez de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos de la región.

En este sentido, ha destacado que también se ha activado la ampliación del crédito destinado a las ayudas del 'Cheque Exportador', que se incrementan en 300.000 euros para llegar a los 1,5 millones de euros.

En concreto, el Consejo de Administración del Instituto de Finanzas ha aprobado la puesta en marcha de una línea de créditos con unas condiciones "muy ventajosas" y dirigida a pymes y autónomos de Castilla-La Mancha, con especial atención a las pequeñas empresas y que reserva un acceso preferente para los sectores más afectados por la crisis sanitaria.

La línea, dotada de manera inicial con cinco millones de euros y que contempla una opción de ampliación hasta los diez millones de euros, reserva tres millones para pymes y autónomos del sector de la hostelería, así como para el sector del comercio de proximidad y la artesanía, ha subrayado Franco.

El nuevo instrumento financiero del Instituto de Finanzas contempla dos líneas, una de las cuales está dirigida a pequeñas empresas y autónomos y ofrece créditos a cinco años de hasta 25.000 euros, con un tipo fijo del uno por ciento y con una carencia de 12 meses, además de incluir la posibilidad de carencia en el interés de seis meses.

De esta forma, quienes accedan al crédito no deberán pagar hasta que acabe este periodo, "en el que confiamos, según las buenas noticias que tenemos al respecto de la consecución de una vacuna, que la situación del tejido empresarial de la región haya mejorado", ha señalado la titular regional de Economía, Empresas y Empleo.

La segunda línea, dirigida a pymes, contempla créditos de hasta 100.000 euros, con un uno por ciento de interés para operaciones de hasta 25.000 euros y del dos por ciento para préstamos de entre 25.000 y 100.000 euros, a cinco años y con un año de carencia, además de los seis meses en carencia de intereses.

Son operaciones sin costes de apertura y sin obligación de garantías", ha agregado Franco, al tiempo que ha hecho hincapié en que el objetivo de los préstamos es "garantizar el circulante a las pymes de la región", ya que engloban como costes financiables aquellos que redundan en el funcionamiento normal de las empresas (costes salariales, pago de materias primas, necesidad de aprovisionamiento y otras necesidades de liquidez).

Comentarios