miércoles 30/9/20

Mensaje de "tranquilidad" ante la campaña del ajo que se desarrolla "con normalidad"

Empieza la campaña del ajo, con buenas perspectivas e incertidumbre por la COVID-19
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha presidido la reunión por videoconferencia de la Comisión Regional del Ajo de Castilla-La Mancha para abordar la situación del sector previa al inicio de la campaña de este año
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha presidido la reunión por videoconferencia de la Comisión Regional del Ajo de Castilla-La Mancha para abordar la situación del sector previa al inicio de la campaña de este año

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha lanzado un mensaje de tranquilidad ante una campaña del ajo que se va a desarrollar con normalidad en la comunidad en un escenario donde se cuenta con un 65 por ciento de la superficie nacional cultivada y una previsión del 70 por ciento de la producción nacional.

Así ha quedado reflejado en la reunión por videoconferencia de la Comisión Regional del Ajo, que el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez, ha mantenido con las organizaciones profesionales agrarias Asaja, UPA y COAG, y Cooperativas Agroalimentarias, ha informado una nota institucional.

En la cita, y junto a la directora general de Agricultura y Ganadería, Cruz Ponce, Martínez han participado también representantes de las mayores empresas de ajo de la región, 'Coopaman', las cooperativas 'San Isidro el Santo' o 'Santa Mónica', y la Mesa Nacional del Ajo, la Indicación Geográfica Protegida (IGP) 'Ajo Morado', de las Pedroñeras, y la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajos (ANPCA).

Castilla-La Mancha es líder europeo y nacional en superficie y producción, y en 2019 se contaba con 1.476 explotaciones, un 17 % más que en 2015, mientras que en superficie se ha aumentado hasta las 18.000 hectáreas, con un 41 % más.

En estos momentos "no hay existencias en los almacenes y es una buena señal para una campaña optimista, con un producto de calidad que se está vendiendo bien, en un momento con el cierre de la frontera del ajo nacional chino, donde se esperan unos precios atractivos, por encima del coste de producción", ha expuesto.

El consejero ha resaltado como se han abierto nuevos mercados por los propios productores "antes desconocidos para el ajo que se produce en la región" debido a la crisis sanitaria "dándose una oportunidad al consumidor para conocer el producto español".

En el encuentro se ha abordado, asimismo, la mano de obra en la campaña que "por el momento se está viendo cubierta, poniéndose en común los intereses de los empresarios y de los agricultores del ajo de la región", ha aseverado.

Por ello, ha defendido que "en el sector las cosas se hacen bien y ésta es una oportunidad muy buena para seguir dignificando el trabajo en el campo, con salarios dignos y cumpliéndose los derechos laborales y sociales, y hacer la agricultura más atractiva para las personas que van a trabajar esta campaña".

Sobre el empleo en la campaña, Martínez ha reseñado que las ofertas de puestos de trabajo abiertas "se están cubriendo mayoritariamente, encajando el interés del empresario con el trabajador, y compatibilizando el cobro del subsidio con la labor agraria y su salario a través del Real Decreto.

En materia de movilidad, ha explicado que el Ejecutivo regional ha ofrecido al sector los autobuses gratuitos para el desplazamiento de los trabajadores desde las localidades hasta las explotaciones.

Y, por último, ha valorado el compromiso del Gobierno regional con el sector con la subvención a los seguros agrarios, y una aportación de 595.000 euros a las cerca de 1.000 pólizas que hay contratadas, que "supone que este cubierto el 95 % de la superficie total" y, por ello, que se trata de "un cultivo muy profesional".

BUENAS PERSPECTIVAS

La campaña del ajo en España se inicia con buenas perspectivas, debido a que no hay existencias del año pasado y existe una notoria demanda de consumo en el mercado, aunque con la incertidumbre en la evolución de precios y demanda que está generando en el mercado mundial la crisis de la COVID-19.

Así lo ha indicado este jueves en una nota de prensa la Mesa Nacional del Ajo, que preside el conquense Julio Bacete, que esta semana ha analizado la campaña que se está iniciando, en la que prevé generar 1,5 millones de jornales y exportar un 63 % de la producción.

La Mesa Nacional del Ajo ha valorado que la campaña en España arranca sin existencias del año pasado y con una notoria demanda de consumo de ajo en el mercado, aunque ha puntualizado que a pesar de estas buenas perspectivas, "los cambios tan rápidos en el mercado mundial que está ocasionando la crisis del COVID-19 hace que exista mucha incertidumbre en la evolución de la demanda y precios".

En este sentido, ha advertido que en estos momentos China está ofertando mercancía, retenida por la COVID-19 a precios muy bajos, pero de momento "el mercado prefiere el producto de España, aunque se desconoce su evolución a medio y largo plazo".

En cuanto a la campaña en sí, en las zonas más tempranas como en Andalucía, las preocupaciones por falta de mano de obra se han ido disipando y no se espera que sea un problema", ha señalado la Mesa Nacional del Ajo.

Aunque ha añadido que en Castilla-La Mancha, como principal zona productora de ajo, y otras como Extremadura, Madrid o Castilla y León "todavía existen dudas de si contarán con la mano de obra suficiente", ya que se observa la llegada de trabajadores de campañas anteriores y las bolsas de demandantes de empleo de organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias han registrado un número elevado de demandantes.

Asimismo, ha indicado que las intensas lluvias de los últimos días han retrasado la campaña y en los ajos más tempranos han ocasionado algunos problemas, fundamentalmente con la aparición de la estenfiliosis del ajo (conocida comúnmente como 'blanquilla' o 'mancha blanca').

Pero ha destacado que "en líneas generales, si a partir de ahora el tiempo retoma el calor que se espera en estas fechas, se estima una buena cosecha en calidad y cantidad".

Por otra parte, en la reunión de la Mesa Nacional del Ajo se ha puesto de manifiesto la preocupación ante la pretensión de hacer "más verde" la nueva Política Agraria Común (PAC), ya que una de las consecuencias "es disminuir las materias activas disponibles para poder mantener la productividad y competitividad de la agricultura".

También ha hecho hincapié en la importante generación de mano de obra y riqueza del sector del ajo, así como su balanza comercial positiva, ya que en torno al 63 % de la producción del ajo de 2019 se vendió fuera de España.

Por ello, la Mesa Nacional del Ajo ha demandado "una defensa y reconocimiento" del sector al ministro de Agricultura, Luis Planas, y ha lamentando las noticias generadas por el Ministerio de Trabajo "que dañan la imagen de la profesionalidad de este sector y no se corresponden con la realidad".

Al respecto, ha explicado que se estima que este año será necesaria una mano de obra para recoger la producción de ajo en España de 693.325 jornales, que sumándoles otros 800.000 jornales de la 'post-cosecha', supondrá que la una generación total de empleo de en torno a 1.500.000 jornales, durante esta campaña.

Más información en vídeos 
Comentarios