jueves 28/10/21

El paro sube en 12.271 personas en marzo en CLM, hasta los 188.012 desempleados

A nivel nacional, el COVID-19 destruye 833.979 empleos a cierre del mes de marzo y dispara el paro con 302.365 desempleados más, los peores datos mensuales de la historia
El paro baja en mayo en Castilla-La Mancha en 11.119 desempleados, hasta los 201.498, oficina, empleo, parados, desempleo,
El paro sube en 12.271 personas en marzo en CLM, hasta los 188.012 desempleados

El paro subió en marzo en Castilla-La Mancha en 12.271 personas, el 6,98 % más que el mes anterior, con lo que el número de desempleados ascendió a 188.012, en un mes en el que el impacto de la pandemia del coronavirus se empieza apreciar de forma notoria a partir del día 12.

Respecto al mismo mes del año pasado también creció el paro en 16.139 personas, el 9,39 %, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Por provincias de Castilla-La Mancha, el paro subió en marzo en las cinco, de la siguiente manera respecto al mes de febrero: Albacete, 1.918 parados más (5,56 %); Ciudad Real, 3.666 (7,56 %); Cuenca 882 (6,89 %); Guadalajara 1.708 (10,27 %), y Toledo, 4.097 desempleados más que en febrero (6,47 %).

Respecto al mismo mes del año 2019, el paro también subió en las cinco provincias castellano-manchegas, entre el 16,07 % de Guadalajara, el 9,71 % y 9,69 % de Ciudad Real y Toledo, el 7,39 % de Cuenca y el 6,08 % más de Albacete; y en términos absolutos se registraron 2.085 parados más en Albacete, 4.614 en Ciudad Real, 142 en Cuenca, 2.538 en Guadalajara y 5.960 en Toledo.

Por sectores, el paro subió en todos, más en los servicios, con 5.773 desempleados más, seguido de la construcción, con un aumento de 4.449 parados, la industria registró 1.345 nuevos parados, en la agricultura se apuntaron 694 y en el colectivo sin empleo anterior, un incremento de 10.

Del total de parados en Castilla-La Mancha, 73.459 son hombres y 114.553 son mujeres.

Y son mejores de 25 años 17.081 desempleados, pero en este caso hay más hombres en paro, 8.752 y 8.329 mujeres.

En marzo se suscribieron 45.564 contratos, 14.456 menos que el mes anterior (-24,07 %) y 15.185 menos que en marzo de 2019 (-25 %).

Del total de contratos, 5.055 fueron indefinidos y el resto temporales.

AFILIADOS A LA SEGURIDAD SOCIAL

Además, Castilla-La Mancha perdió entre el 12 y el 31 de marzo 34.699 afiliados a la Seguridad Social, el 4,91 por ciento, por el impacto de la crisis del coronavirus, según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

El número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en marzo en marzo en 694.046 trabajadores, lo que supone una pérdida de 10.730 ocupados, el 1,52 por ciento, en relación a febrero.

Sin embargo, el Ministerio ha precisado que el dato medio de la afiliación mensual no refleja el impacto de la crisis del COVID-19, puesto que el desplome de la ocupación se produjo entre los días 12 y 31 de marzo, un periodo en el que Castilla-La Mancha perdió el 4,91 por ciento de los ocupados.

Por provincias, entre el 12 y el 31 de marzo también todas bajaron en afiliación: Albacete registró 6.474 cotizantes menos; Ciudad Real, 9.772 menos; Cuenca 3.001; Guadalajara 4.432 y Toledo, 11.020 afiliados menos a la Seguridad Social.

Si se tienen en cuenta los 31 días del mes de marzo,en relación con el mes de marzo del año anterior, el número de cotizantes en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha disminuyó en 7.887 trabajadores, en término medio, el -0,30 %.

DATOS A NIVEL NACIONAL

A nivel nacional, la Seguridad Social perdió 833.979 afiliados al cierre de marzo por el impacto del COVID-19, marcando así la mayor caída de su historia y dejando el número de cotizantes en 18,4 millones, mientras que el paro registró el mayor aumento mensual de la historia con 302.265 nuevos demandantes.

Según los datos facilitados por el Gobierno, la cifra de afiliación a cierre de mes refleja mejor lo ocurrido que la media mensual -la que se facilita habitualmente y que deja el descenso de marzo en 243.469 afiliados- ya que el impacto de la pandemia del coronavirus se empieza apreciar de forma notoria a partir del día 12.

En cuanto al paro, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha sumado 302.265 nuevos demandantes este mes, lo que deja el total de parados en 3,54 millones en la mayor subida del desempleo mensual de la historia.

Todos los datos reflejan dos realidades radicalmente distintas del mes: la primera mitad con una evolución más habitual para marzo, que suele ser bueno para el empleo, y la segunda, con el impacto del parón de la economía que ha supuesto la pandemia del coronavirus.

Así, en la afiliación el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social explica que en los primeros once días del mes, cuando el empleo aún evolucionaba con normalidad, la ocupación aumentó en 64.843, mientras que entre los días 12 a 31 de marzo, se desplomó en 898.822.

La mayor caída durante marzo la experimentó el régimen general, con 855.081 empleos menos, seguido por el de autónomos, que perdió 40.877.

Por actividades, los mayores desplomes desde que comenzó la crisis del coronavirus se experimentaron en la construcción (17,08 %), hostelería (14,27 %), actividades administrativas y servicios auxiliares (8,91 %), educación (5,24 %) y transporte y almacenamiento (4,76 %); mientras que destaca el incremento en las actividades sanitarias, con 7.085 afiliados más.

Por tipo de contrato, y contando desde el 12 de marzo, destaca el descenso de la ocupación en contratos temporales (613.250 empleos menos, un descenso del 14,47 %) respecto a la indefinida (181.905, 1,74 % menos).

El Ministerio detalla que los datos de afiliados siguen incluyendo a los trabajadores incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por el COVID-19, un total de 258.645 personas, dado que siguen cotizando a la Seguridad Social.

Por comunidades autónomas, los mayores descensos se registraron en Andalucía (6,64 %) Canarias (6,24 %), Murcia (5,07 %) y la Comunidad Valenciana (5,75 %).

En el paro, según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo, ocurre lo mismo: los primeros 12 días del mes el número de desempleados registrados se había incrementado sólo en 2.857 personas para terminar el mes con esa subida mensual histórica de 302.265 nuevos demandantes.

El mayor incremento en un mes del paro hasta ahora estaba en enero de 2009 con 198.838 desempleados más.

Por sectores, la agricultura sumó 6.520 desempleados más, 25.194 más en industria mientras que en construcción aumentó en 59.551 desempleados.

El mayor alza fue para el sector servicios con 206.016 parados más.

Por regiones, el paro registrado sube en las 17 comunidades autónomas con Andalucía (138.569), Comunidad Valenciana (35.565) y Cataluña (21.833) a la cabeza de las subidas de desempleados inscritos en los servicios de empleo.

En cuanto a los contratos firmados en marzo cayó un 26,5 % frente al mismo mes del año pasado con 1,25 millones.

PROTECCIÓN DE LA VIDA DE LAS PERSONAS

Tras publicarse los datos, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha indicado que el aumento de las cifras de desempleo en marzo en la región se ha producido "por la protección de la vida de las personas".

La portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, ha explicado en rueda de prensa que las primeras dos semanas del mes de marzo hubo una tendencia positiva en cuanto a generación de empleo en la comunidad autónoma, la cual se ha visto interrumpida por las medidas de confinamiento que han conllevado el cierre de negocios y la no renovación de contratos.

En todo caso, ha incidido en que para el Gobierno regional la prioridad en estos momentos es proteger la vida de las personas y la salud pública y que se marca como segunda prioridad, y se ha puesto a trabajar ya, la situación de las personas que se han quedado en situación de desempleo como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19.

En este sentido, ha señalado que el Ejecutivo castelleno-manchego "se caracteriza por ser proactivo" en materia empresarial y de generación de empleo, pero ha recordado que en la actualidad todo el presupuesto está a disposición de la autoridad sanitaria.

Preguntada por la evolución que tendrá el desempleo en el mes de abril, Fernández ha respondido que es "pronto" para hacer una estimación pero que también es "obvio" que la actividad económica está hibernando y se ha paralizado y, por tanto, esto tendrá consecuencias en el presente mes.

Pese a todo, se ha mostrado convencida de que la situación económica "va a ser muy complicada en los próximos meses pero vamos a superar esta crisis sanitaria aunque no sin esfuerzo y sacrificio" y ha recordado que España logró levantarse de la última crisis económica, por lo que ha confiado que también lo hará de ésta.

Para ello ha pedido la "complicidad" del Gobierno de España y ha reiterado: "Que no quepa duda de que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha va a pelear con uñas y dientes por la ciudadanía de esta región".

AUMENTO PARA SALVAR VIDAS

De su lado, el sindicato CCOO de Castilla-La Mancha ha señalado que el aumento del paro en la región es para "salvar vidas" porque es de trabajadores que han perdido su empleo por el coronavirus, para los que ha pedido medidas de protección social.

En nota de prensa, la organización sindical ha valorado el incremento que, a juicio de CCOO, representa a "miles de trabajadores de sectores muy diversos que están en desempleo para que miles de personas no enfermen y no mueran".

En este sentido, ha reconocido el esfuerzo que están haciendo estas personas en la situación actual, que están "en sus casas salvando vidas", pero ha reclamado que las mismas necesitan "soluciones inmediatas" que les permitan transitar la crisis sanitaria.

La secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, María Angeles Castellanos, ha apuntado que las medidas, como las adoptadas por el Gobierno de España, tienen que estar encaminadas a que se mantenga el empleo, aunque esté temporalmente suspendido, y a que puedan acceder a prestaciones, subsidios y moratorias.

"Nadie puede quedar atrás y el sacrificio de hoy no puede ser una condena el día de mañana cuando superemos la crisis sanitaria", ha manifestado.

Por ello, ha indicado que "desde ya" tiene que comenzar el trabajo para diseñar el día de mañana "con la vida y las personas en el centro y no la economía y los beneficios empresariales", de manera que los trabajadores, desempleados y quienes menos tienen no sean los que más pierdan, ha remarcado.

Castellanos ha abogado por un Estado "fuerte" para el sostenimiento de la vida, para tener un sistema sanitario "potente", unos servicios de atención a las personas mayores "mucho mejores" y que garantice "vidas dignas" en la vejez y "trabajos dignos" para quienes cuidan a las personas mayores.

De igual forma, ha señalado que en el momento actual se debe trabajar por las personas afectadas que se han quedado sin empleo y no tienen acceso a ningún tipo de prestación o subsidio.

En Castilla-La Mancha, ha apostado por que el Gobierno autonómico ponga en marcha "medidas pensadas para las personas que están en una situación económica difícil".

Medidas, ha precisado la representante sindical, que ayuden a las familias que han visto reducidos sus ingresos, que ayuden también al mantenimiento del empleo y que den liquidez a personas y empresas y que, en su opinión, "no se pueden demorar más", ha sentenciado.

UN USO ABUSIVO DE DESPIDOS

Por su parte, el sindicato UGT de Castilla-La Mancha ha considerado que los datos reflejan que está habiendo un uso abusivo los despidos derivados por el coronavirus, a pesar de los acuerdos entre los agentes sociales y de las medidas que se han puesto en marcha para evitarlos. 

Los datos de paro de marzo "constatan la ya previsible pérdida de empleo mayor en número y en velocidad que la producida en anteriores crisis económicas", ha indicado UGT.

La responsable del Gabinete Técnico de UGT de Castilla-La Mancha, María Ángeles Huete, ha considerado que estos datos reflejan la finalización de los contratos temporales y evidencian un gran número de despidos individuales o colectivos. 

"Ha habido una avalancha de despidos en Castilla-La Mancha y en España, ya que los datos preocupantes que conocemos hoy no contabilizan aún a la mayoría de las personas afectadas por ERTE, los cuales aún se encuentran en tramitación", ha advertido Huete, aunque ha puntualizado que la avalancha también se ha producido en los ERTE, que afectan ya a más de 68.000 personas en la región.

En este sentido, el sindicato ha criticado que muchas empresas "hayan optado por ajustar plantillas de esta manera lesiva en lugar de utilizar los elementos de flexibilización habilitados", como los ERTE, "sobre todo en la construcción, que registra un aumento del paro del 35,35 % en Castilla-La Mancha y alcanza el 46,97 % en la provincia de Ciudad Real".

El siguiente sector más afectado en marzo fue la industria, con un aumento del paro del 7,94 %, mientras que los servicios y la agricultura están en torno al 5 % de aumento del paro, ha añadido UGT.

Ante esta "situación de excepcionalidad", UGT ha pedido al Gobierno regional medidas urgentes "para que los trabajadores y trabajadoras no sean quienes sufran las consecuencias de una crisis que ya está demostrando mucha mayor destrucción de empleo que la de 2008". 

"Es una buena herramienta para amortiguar la pérdida de empleo podría venir de reforzar las políticas activas de empleo, que atenderían a las personas con más necesidades", ha apuntado UGT que ha solicitado al Gobierno de España "para garantizar una renta suficiente durante este periodo excepcional a todas las personas que carezcan de empleo, prestaciones o cualquier tipo de renta de subsistencia, estas personas necesitan ya una respuesta".

NECESARIO UN PLAN DE RECONSTRUCCIÓN

También ha valorado los datos, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha manifestado la necesidad de preparar un plan de reconstrucción social y económico, a partir de las administraciones públicas, para dar respuesta a la actual crisis del coronavirus.

El CSIF se ha pronunciado así sobre los datos de paro y ha lamentado que todos los sectores se han visto afectados, pero con especial incidencia en servicios, que acumula 5.773 parados más, seguido por la construcción (4.449), industria (1.345) y agricultura (694).

Ante esta situación excepcional, el CSIF ha manifestado su interés en colaborar para alcanzar acuerdos "sólidos" y para empezar a diseñar un plan de reconstrucción social y económico a partir de las administraciones públicas, que "a la fuerza han de jugar un papel esencial en la reanimación de la economía y del empleo", ha señalado.

El estado de alerta y la posterior reconstrucción deberán ir acompañados de un plan estratégico de empleo, ha dicho CSIF, que en ese sentido ha planteado analizar los recursos humanos de las administraciones públicas para que puedan responder a las necesidades de los ciudadanos en este nuevo contexto económico.

"Se trata, en definitiva, de ofrecer un servicio de calidad a nuestros ciudadanos: sanidad, servicios sociales, Administración General del Estado, educación, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Porque como el sindicato no ha parado de denunciar estos años, se ha desmantelado el estado del bienestar", ha apuntado.

Para el CSIF, dicho plan debería ir incluido en unos presupuestos generales del Estado que cuenten con el apoyo de todas las fuerzas políticas.

Considera que los empleados públicos "están demostrando que son garantes de nuestro estado de bienestar y se merecen todo el reconocimiento y la protección de su salud" por lo que ha pedido que se los próximos presupuestos "deben reconocer su papel y el sacrificio y esfuerzo que están realizando ahora, pero también antes de la crisis. Entonces, sufrieron recortes y una campaña de desprestigio en la que se les cuestionó su labor y su profesionalidad", ha manifestado.

SE PODRÍAN DUPLICAR SI NO HAY AYUDAS

Por último, la Confederación Regional de Empresarios (Cecam) ha alertado de que los datos del paro de marzo "tan solo reflejan el arranque del proceso de crisis generada por la paralización de actividades económicas" y ha avisado de que podrían duplicarse, "si no se toman medidas de ayuda a las empresas".

En una nota de prensa, Cecam ha reaccionado así a las cifras del paro y ha asegurado que la paralización de la actividad, unida a la falta de medidas fiscales y de compensación económica a las empresas que han cerrado o cuya actividad ha caído "dramáticamente", va traer como consecuencia "un crecimiento alarmante" del número de desempleados en el país y en Castilla-La Mancha.

"La falta de medidas económicas y fiscales, unida a la modificación de la normativa laboral que ha creado, en tan solo un día, el sistema laboral más rígido de la Unión Europea, va a suponer la desaparición de miles de empresas en la región a lo largo de esta crisis y con ellas, la pérdida de decenas de miles de empleos", ha señalado.

Cecam ha estimado en 100.000 el número de desempleados que, en las próximas semanas, irán engrosando los datos, incluyendo dentro de esta cifra a las personas que reciben prestaciones por suspensiones de contrato en la región, los cuales, a pesar de estar en casa y cobrando prestación, el Estado no contabiliza como desempleados.

En este sentido, ha mostrado su temor a que, como resultado de esta crisis, en los próximos meses pueda llegar a duplicarse la actual cifra de desempleados, si el Ejecutivo central no cambia el rumbo y no se adoptan medidas fiscales y económicas "contundentes" que ayuden a la supervivencia de las empresas.

Asimismo, ha destacado la importancia de que estos datos no se conviertan en paro estructural y ha dicho que la única vía para evitarlo pasa por que se pongan en marcha "de inmediato" aquellas medidas que resultan "esenciales" para mantener la actividad de las pequeñas y medianas empresas y autónomos del país.

"Empresarios y autónomos ven con estupefacción cómo el Gobierno aprueba día tras día nuevas medidas para ayudar a colectivos sociales en esta crisis, mientras que, paralelamente, se ha girado a los autónomos el cobro de la cuota del mes de marzo, a pesar de no tener ningún ingreso", ha lamentado.

También ha incidido en que las medidas fiscales adoptadas, que permiten el aplazamiento de impuestos o cuotas de la Seguridad Social, son "insuficientes" y ha considerado que, si no hay ingresos, no debería requerirse el pago de tributos y, por tanto, debería exonerarse el pago de impuestos en lugar de aplazarse.

"El aplazamiento supone solo posponer el problema y es injusto porque, aunque más tarde, el Estado no renuncia a cobrar a las empresas por unos ingresos que no se han producido", ha denunciado Cecam.

En relación con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), la patronal se ha sumado a la petición formulada por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa para que se amplíe la extensión temporal de los ERTE y ligarla con el aumento de la actividad empresarial y no sólo con el periodo de estado de alarma.

A nivel regional, los empresarios han planteado al Gobierno de Castilla-La Mancha la adopción de medidas de apoyo a pymes y autónomos en la línea de otras autonomías, con exenciones y deducciones fiscales, ayudas financieras y subvenciones para el sostenimiento de las cuotas.

Comentarios