Las cooperativas plantean que la nueva PAC incluya cambios en la chaptalización

Cooperativas advierten que el coronavirus repercutirá en el mercado del vino; y aplauden las modificaciones de la Ley de cadena alimentaria
Las cooperativas plantean que la nueva PAC incluya cambios en la chaptalización
photo_camera Las cooperativas plantean que la nueva PAC incluya cambios en la chaptalización

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Ángel Villafranca, ha abogado por que en la reforma de la Política Agraria Común (PAC) se incluyan cambios en la práctica de la chapatalización, ya que el cambio climático no justifican que se siga manteniendo esta práctica en la Unión Europea.

Villafranca ha indicado que se sabe que "hay una parte importante de Europa que chaptaliza", y por ello desde Cooperativas Agro-alimentarias plantean que en un escenario donde cambia el clima, en el que Europa ya no tiene la climatología que tenía, en el que los viñedos ya tienen más graduación no tiene sentido mantener la chaptalización.

"Tenemos que hacer reflexiones sobre cuestiones que hasta hace unos años eran intocables, desde el punto de vista de la Unión Europea", ha considerado Villafranca, que se ha preguntado que ¿Si queremos informar al consumidor y estamos elaborando vino a través de azúcar de remolacha por qué no informamos en el etiquetado?

Esta es una de las cuestiones que son importantes para la viticultura española "y es el momento de plantearlas", seguir insistiendo en Europa para que haya cambios, ha dicho Villafranca con motivo de una jornada que se ha celebrado este miércoles en Toledo sobre la reforma de la PAC en el sector vitivinícola, al que asisten representantes de cooperativas de toda España.

Al respecto, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias ha aseverado que "todavía no somos conscientes en el sector vitivinícola del cambio que nos viene con la nueva PAC" y ha señalado que "por eso, es importante prepararnos y adecuar nuestras explotaciones y cooperativas a este cambio que nos viene".

Villafranca ha explicado que de lo que ha trascendido de la nueva PAC figuran nuevas exigencias medioambientales y que se van a tener que cumplir una serie de requisitos, "no para cobrar más, sino para seguir compensando con el mismo presupuesto que había hasta ahora".

Así, es preciso conocer cuestiones como la forma en la que habrá que actuar sobre los viñedos, cómo van a ser éstos, si va a cubrir la parte de leñosos, la parte que figuraba como 'política verde', o qué actuaciones tenemos que hacer "para cubrir la parte verde de la nueva política que viene".

En este sentido, y a preguntas de los periodistas, Villafranca ha subrayado que el objetivo de Cooperativas Agro-alimentarias es que "no haya ni un solo euro de reducción" en ninguno de los presupuestos que componen toda la Política Agraria Común.

"Nuestro objetivo es mantener el presupuesto actual, y a partir de ahí abogamos porque para hacer más medidas en el campo no se den menos compensaciones, necesitamos la misma compensación económica para desarrollar la política que están planteando", ha añadido.

Villafranca ha apuntado que "queremos una PAC que venga con el presupuesto suficiente para poder abordar los cambios que se avecinan", porque según ha argumentado "la sociedad está exigiendo al campo modificaciones en la forma de trabajar, pero para ello se necesita un presupuesto suficiente, no se pueden hacer más cosas con el mismo presupuesto".

IMPACTO DEL CORONAVIRUS EN EL MERCADO DEL VINO

En otro orden de asuntos, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias ha advertido que la organización espera que haya repercusiones en el mercado del vino por el coronavirus, ya que China es un mercado importante para el sector, tanto para España como para otros mercados productores.

A preguntas de los periodistas, Villafranca ha advertido que las consecuencias que puede tener la epidemia son "totalmente impredecibles", y ha considerado que mientras que en ámbito de la salud es preciso confiar en las autoridades sanitarias "en el ámbito de los mercados internacionales no hay que mirar para otro lado".

Villafranca ha señalado que hay discrepancias sobre en cuánto afecta y en qué cantidad y cómo cuantificarla y que "aunque a día de hoy no es preocupante", es evidente que habrá repercusiones en las actividades comerciales.

Ha explicado que en el sector del vino no hay que perder de vista que España exporta entre 21 y 25 millones de hectolitros, dependiendo del año, y que esa cifra supone que más del 50 por ciento de la producción española "sale fuera de nuestras fronteras", y que "por ello necesitamos mercados abiertos, tranquilidad y que se fluyan las relaciones comerciales de forma tranquila y habitual".

Por otra parte, preguntado por las repercusiones que están teniendo los aranceles que está aplicando Estados Unidos, Villafranca ha admitido que "hay una caída de salidas al mercado en general, y que "por encima de todo hay algo que no se cuenta, que es que puede seguir saliendo vino, pero una parte de esos aranceles los está asumiendo el exportador, con lo cual hay una caída de rentabilidad y de ingresos en el sector del vino".

En sentido, ha apuntado que "no hay que olvidar" que los aranceles están afectando no solo a España sino a otros países como Francia, principalmente, a Alemania y a Gran Bretaña y que parte del vino que no viaja a Estados Unidos se queda en otros mercados en los que te hace una competencia.

Y además hay otra pérdida "que no se puede cuantificar en euros", que es el esfuerzo de muchos años de conseguir un importador, tener una marca reconocida en Estados Unidos y tener un puesto en los lineales o en un distribuidor en cualquier de sus Estados.

Es decir, que después de un esfuerzo de años, se está perdiendo ese mercado en detrimento de otros países como Italia o Portugal, que también son de la Unión Europea y no tienen esos aranceles, que pueden seguir exportando con normalidad y pueden ocupar parte de lo que habíamos conquistado hasta ahora.

En este aspecto, "los daños son importantes", porque "ponen en cuestión un trabajo de años de introducir marcas y vino de España", ha añadido.

LEY DE CADENA ALIMENTARIA

Por último y de otro lado, el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias ha valorado las modificaciones de la Ley de la cadena alimentaria que ha acordado el Consejo de Ministros, ya que había medidas demandadas desde hace tiempo como la prohibición de la venta a pérdidas.

Villafranca ha considerado que la reforma de la Ley de la cadena alimentaria "es un paso importante" y que desde la organización lo consideran positivo.

A preguntas de los periodistas ha comentado que "entendemos que, en este momento, prohibir la venta a pérdidas es un hecho relevante, es algo que veníamos pidiendo Cooperativas Agro-alimentarias junto con el resto de organizaciones agrarias desde hace mucho tiempo", y por lo tanto, que se haya incluido esta prohibición en la Ley de la cadena alimentaria "hay que aplaudirlo y valorarlo de forma positiva", ha afirmado.

Y también ha valorado que se legisle sobre "todo lo que sean promociones" y que "quede perfectamente regulado", así como el hecho de que también "se pueda regular el capítulo de hacer públicas las sanciones en lo que respecta a todo lo que tiene que ver con la cadena alimentaria".

"Son pasos fundamentales con los que desde Cooperativas Agro-alimentarias solo podemos estar de acuerdo", ha dicho Villafranca, que no ha comentado otras medidas aprobadas por el Consejo de Ministros, porque no afectan directamente a la entidad que preside. 

Comentarios