Las cooperativas rechazan la reducción de dotaciones de riego en el Alto Guadiana

Las nuevas dotaciones, que se han reducido de manera generalizada entre un 5 y un 15%, se consideran "claramente insuficientes" para que se pueda asegurar el desarrollo de una actividad agraria rentable y sostenible, "principal forma de vida en el medio rural de la región"
Reunión del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha
photo_camera Reunión del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha

El Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha analizado los nuevos regímenes de extracciones que se han fijado por la Confederación para las diferentes masas del Alto Guadiana en el año 2024.

Las nuevas dotaciones, que se han reducido de manera generalizada entre un 5 y un 15%, se consideran "claramente insuficientes" para que se pueda asegurar el desarrollo de una actividad agraria rentable y sostenible, "principal forma de vida en el medio rural de la región", según ha informado Cooperativas en nota de prensa.

Además, han señalado que estos regímenes se establecen sin contemplar indemnización alguna para los titulares de los derechos de agua para riego, "que ven nuevamente reducidas sus concesiones sin ningún tipo de compensación".

Entendiendo la situación de escasez de precipitaciones, desde Cooperativas se continúa demandando una planificación a largo plazo, poniendo los medios necesarios para que la continuidad de la actividad agroalimentaria, pilar de la economía regional y muy especialmente en el Alto Guadiana, se pueda seguir llevando a cabo y produciendo alimentos para la población.

Algunas de estas medidas se han venido reclamando hace años, como el estudio pormenorizado de las características y existencias reales de las aguas subterráneas, base de los recursos hídricos y que "no se someten a una valoración profunda desde hace décadas".

Igualmente, desde Cooperativas se echa en falta un enfoque "más acorde con la realidad económica y social de la zona", en lugar de "una política de restricciones que, además de no haber dado resultado alguno en años precedentes, no ofrece alternativas para que la continuidad de la actividad agroalimentaria no se vea comprometida".

En este sentido, solicita a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural su implicación en el apoyo a la agricultura de regadío, única posibilidad de llevar a cabo una producción sostenible económica, social y medioambientalmente, para que la región "no continúe sufriendo el fenómeno de despoblamiento que está experimentando desde hace años".

También se ha revisado el estado del recurso contencioso-administrativo presentado ante el Tribunal Supremo contra los Planes Hidrológicos de
diferentes cuencas, también la del Guadiana, ya que no se consideran acordes a la realidad productiva de la región ni tiene en cuenta diferentes recursos disponibles que no son contemplados en dichos Planes.

El Consejo Rector confía que en 2024 se atiendan sus reivindicaciones y se consiga un clima de diálogo entre las confederaciones hidrográficas y el sector agroalimentario, de manera que se logren las condiciones adecuadas para seguir manteniendo la producción sostenible de alimentos.

Comentarios