sábado 07.12.2019

Convocan concentraciones en CLM el 'Black Friday" para exigir convenios del comercio

Las concentraciones serán el inicio de una serie de movilizaciones para pedir la firma de los convenios colectivos del comercio general en las provincias de Toledo, Albacete y  Ciudad Real

Convocan concentraciones en Castilla-La Mancha el 'Black Friday" para exigir convenios del comercio
Convocan concentraciones en Castilla-La Mancha el 'Black Friday" para exigir convenios del comercio

Los sindicatos UGT y CCOO convocarán concentraciones de los trabajadores del comercio el próximo viernes 23 de noviembre, con motivo de la celebración del 'Black Friday', para exigir a la patronal la firma de convenios colectivos del comercio en Toledo, Albacete y Ciudad Real.

Las concentraciones serán el inicio de una serie de movilizaciones para pedir la firma de los convenios colectivos del comercio general de estas tres provincias, que están caducados desde el 31 de diciembre del pasado año y cuya negociación colectiva está bloqueada o va muy lenta, por la actitud "intransigente" de la patronal del sector, según han indicado hoy responsables de ambos sindicatos.

En una rueda de prensa, los secretarios regionales de Negociación Colectiva de las federaciones de Servicios de UGT y CCOO, Alfonsi Álvarez y Santiago Zafrilla, y los secretarios provinciales de UGT y CCOO en Toledo, Alberto Sánchez y José Luis Arroyo, respectivamente, han lamentado la postura de la patronal, que solamente quiere hablar de salarios, para los que plantean subidas insuficientes, sin entrar en las condiciones laborales y sociales que son precarias en las cinco provincias de la región

Los representantes sindicales han criticado la postura de la patronal de Toledo, que ha hecho que UGT y CCOO abandonaran la mesa de negociación, ya que la subidas salariales que plantean para los años 2018, 2019 y 2020 son del 1,2 %, 1,3 % y 1,4 %, muy inferiores a lo establecido en el acuerdo estatal de negociación colectiva (ANC) firmado por CEOE-Cepyme y ambas centrales sindicales.

Tanto Sánchez como Arroyo han apuntado que este convenio tiene una significación especial para la provincia, porque la postura de la patronal del sector contraviene lo acordado en el ANC y han cuestionado que la patronal toledana (Fedeto) no exija a los empresarios del comercio que apliquen el acuerdo nacional, que establece subidas salariales anuales por encima del 2 por ciento9.

En similares términos se ha expresado Zafrilla, que ha acusado a que los negociadores empresariales de tener "estrechez de miras", ya que quieren considerar que el sector del comercio en general abarca a muchas empresas, de sectores muy diversos, con unos 9.000 trabajadores en la provincia.

"Tienen las anteojeras puestas", solo ven los problemas de sus propias empresas y no tienen la visión global que requiere un convenio colectivo que se aplica a muchos subsectores "y así es imposible negociar", ha advertido Zafrilla, que ha comentado que cuando empezó la negociación los sindicatos entregaron a los representantes empresariales un documento de más de 50 páginas que no han considerado, ni aún cuando se requirió la mediación del Jurado Arbitral.

La mediación "fue imposible", ha asegurado el representante de CCOO, que ha insistido en criticar "la estrechez de miras y el desconocimiento de su propio sector" de la patronal del comercio toledana, a la que ha instado a que reconsidere su actitud.

Por su parte, Alfonsi Álvarez ha explicado que en el convenio de Toledo, al igual que en otros convenios provinciales, hay aspectos que están sin tocar desde hace 30 años, que afectan a condiciones de trabajo de los empleados que los sindicatos quieren cambiar, aunque los empresarios solo quieren hablar de subidas salariales que además son "inasumibles".

En este sentido, y a preguntas de los periodistas, Álvarez ha indicado que el salario medio del 85 % de los trabajadores del comercio de Toledo es de 800 euros, en un sector en el que hay además un gran porcentaje de mujeres y de jóvenes.

Pero los sindicatos no solo plantean que el convenio colectivo de Toledo incluya una subida salarial que garantice el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores, sino también aspectos como derechos sociales, la regulación de los tiempos de trabajo y los descansos para conciliar la vida laboral y familiar, o una reclasificación acorde a la realidad laboral.

Por ello, van a iniciar el 'Black Friday' una campaña de movilizaciones, que se extenderán en las fechas navideñas y no descartan emprender otras acciones para que se atiendan sus reivindicaciones. 

Más información en vídeos 
Comentarios