España invertirá 12.250 millones para liderar la industria de los microchips

El décimo perte aprobado por el Gobierno busca convertir a nuestro país en referente en microelectrónica y semiconductores
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el Foro Económico Mundial de Davos

El Gobierno ha aprobado este martes el décimo Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (perte), un plan para convertir a España en referente en microelectrónica y semiconductores gracias a una inversión pública que podría llegar a 12.250 millones hasta 2027.

El bautizado como Perte Chip, impulsado gracias a la llegada de los fondos europeos, es "el más ambicioso" hasta la fecha por su cuantía, su potencial impacto transformador y su posible contribución a la autonomía tecnológica de España y la UE.

Tras su aprobación en Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha explicado que los 12.250 millones de fondos públicos -1.000 millones más de los previstos inicialmente- permitirán generar un efecto "multiplicador" en el conjunto de la economía española.

El objetivo del Ejecutivo con el bautizado como Perte Chip pasa por "desarrollar de manera integral las capacidades de diseño y producción de microelectrónica y semiconductores, abarcando toda la cadena de valor".

SÁNCHEZ SE REÚNE CON EL SECTOR EN DAVOS

Al mismo tiempo que el Consejo de Ministros daba luz verde a este nuevo Perte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha continuado con su agenda en el Foro Económico Mundial de Davos, donde busca inversores potenciales, y se ha reunido con los consejeros delegados de cuatro empresas de referencia en el sector: Intel, Qualcomm, Micron y Cisco-.

Sánchez ha explicado en la localidad suiza de Davos que España inicia "una carrera de fondo" para convertirse en un referente en la industria de los semiconductores.

En este sentido, las reuniones con los máximos dirigentes de los gigantes tecnológicos del sector han permitido al presidente exponer en detalle el Perte Chip y buscar inversiones en el sector nacional.

En su encuentro con el consejero delegado de Qualcomm, Cristiano Amon, Sánchez ha manifestado la intención de España de contar con la que actualmente es la primera empresa mundial en diseño de microchips como "socio clave".

También ha agradecido al consejero delegado de Intel, Pat Gelsinger, la elección de Barcelona como sede para un laboratorio pionero de procesadores RISC-V, mientras que ante el consejero delegado de Micron, Szanjay Mehrotra, ha manifestado la apuesta de España por liderar el objetivo europeo de concentrar el 20% de la producción mundial de semiconductores.

CUATRO EJES: CIENCIA, DISEÑO, ESTRATEGIA E INDUSTRIA

Según ha explicado la vicepresidenta Calviño, el Perte Chip se articulará en cuatro ejes fundamentales: el refuerzo de la capacitación científica, la estrategia de diseño, la estrategia de fabricación y la de la industria de fabricación del sector de la información y las comunicaciones (TIC).

El primero de ellos contará con una dotación económica de 1.165 millones para reforzar la capacidad científica, desarrollando la I+D+i sobre microprocesadores o chips cuánticos; y para lanzar una línea de financiación con la que reforzar la participación en los proyectos estratégicos desarrollados a nivel europeo (IPCEIs).

La estrategia de diseño tendrá una cuantía de 1.330 millones para potenciar la capacidad española en el diseño de microprocesadores, mientras que la dinamización de la industria de fabricación de tecnologías y las comunicaciones europeas contará con 400 millones destinados a financiar medidas como la creación de un fondo de chips para escalar las empresas emergentes en expansión, entre otras.

La mayor dotación irá destinada al eje de la estrategia de fabricación, que con una inversión pública de 9.350 millones permitirá construir plantas de fabricación con capacidad tanto inferior como superior a los cinco nanómetros (nm), de vanguardia y gama media, respectivamente.

Para asegurar la coordinación, efectividad y coherencia de las actuaciones enmarcadas en el proyecto, el Ejecutivo ha creado un puesto de comisionado especial que ocupará Jaime Martorell Suarez.

DÉCIMO PERTE APROBADO

El Perte Chip es el décimo proyecto estratégico que aprueba el Gobierno en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia financiado con fondos europeos.

Este proyecto es el que cuenta con una mayor dotación pública, por delante del perte de energías renovables, hidrógeno renovable y almacenamiento, en el que el sector público aportará más de 6.900 millones de los 16.300 millones de inversión que pretende movilizar.

También supera al del vehículo eléctrico y conectado, con una contribución del sector público de 4.300 millones y una inversión privada de 19.700 millones.

Los pertes, una de las patas principales del Plan de Recuperación, son proyectos estratégicos para el futuro de la economía española que el Gobierno está impulsando con la llegada de los fondos europeos habilitados para afrontar los efectos económicos de la pandemia, buscando la colaboración entre administraciones, empresas y centros de investigación.

Comentarios