jueves 28/10/21

La leche, primer estudio del Observatorio de Precios de la Cadena Alimentaria en CLM

- El sector agroalimentario de Castilla-La Mancha aumentó en en el mes de julio un 10% las exportaciones, nuevo récord.

- El Consejo de Gobierno aprueba el trámite para poder urbanizar parcelas en la zona regable de El Vicario (Ciudad Real).

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha informado en rueda de prensa de los asuntos de su departamento abordados en el Consejo de Gobierno
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha informado en rueda de prensa de los asuntos de su departamento abordados en el Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado el decreto por el que se crea el Observatorio de Precios de la Cadena Alimentaria, que vendrá a aportar transparencia en la negociación de los precios a lo largo de toda la cadena desde el productor hasta el consumidor y cuyo primer trabajo es un estudio de los precios de la leche.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, en una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de este martes, ha señalado que con este acuerdo se cumple un compromiso adquirido con el sector durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus, en el que resultó muy afectado por el cierre de la hostelería.

Martínez Arroyo ha explicado que el Observatorio, aunque se crea en virtud del decreto aprobado hoy, ya viene trabajando en un estudio de costes de producción de ovino, caprino y vacuno de leche, por el que se determina cuánto le cuesta a un ganadero de Castilla-La Mancha producir un litro de leche y, a partir de ahí, generar el precio y garantizar que sea mayor que los gastos de producción.

El estudio, que se encargó a la Universidad de Castilla-La Mancha y estará listo en este otoño, previsiblemente en octubre, dará a conocer en Castilla-La Mancha cómo se generan los precios en el sector lácteo de ovino, caprino y vacuno.

A continuación, ha asegurado el consejero, el Observatorio va a realizar un estudio de precios del bovino de carne.

El consejero ha destacado que este órgano aportará transparencia sobre la negociación del precio a lo largo de la cadena, desde el primer eslabón que son los agricultores y ganaderos, pasando por las cooperativas, las industrias agroalimentarias y todos los que ejercen de intermediarios, los agentes comercializadores, la distribución y los consumidores.

En el Observatorio estarán representados la Administración, todo el sector agroalimentario y las propias lonjas existentes en Castilla-La Mancha, y su principal objetivo será que se aplique de manera correcta la ley de la cadena alimentaria y que todos los eslabones “obtengan rentabilidad”, ha dicho Martínez Arroyo, quien ha precisado que la Administración, si detecta algún incumplimiento, lo pondrá en conocimiento de la Agencia de Control e Información Alimentaria, que depende del Ministerio de Agricultura.

Por otro lado, el consejero ha recordado que las ayudas del Gobierno de Castilla-La Mancha publicadas ayer, por importe de 18 millones de euros, de fondos públicos para los olivicultores afectados por la borrasca Filomena se pueden solicitar desde hoy y durante un plazo de dos meses.

Con estas ayudas se podrá hacer frente a los costes de arranque o plantación de olivos o las podas que hayan tenido que llevarse a cabo en las cruces o la base.

Con un máximo de 12.000 euros por agricultor, se pretende que las ayudas sirvan para “reestructurar y mejorar la rentabilidad de un sector tan importante” para Castilla-La Mancha, sobre todo, basado en olivares de bajo rendimiento en explotaciones familiares.

Estas ayudas cubrirán estos gastos que se hayan producido prácticamente desde el día siguiente al que se pudo acceder a las explotaciones tras el paso de la borrasca, el 19 de enero de este año, y, se extenderán hasta el 31 de mayo de 2022.

RÉCORD DE LAS EXPORTACIONES

Por otra parte, el sector agroalimentario de Castilla-La Mancha ha vuelto a batir récord de exportaciones en julio, mes en el que facturó 251 millones de euros, lo que supone el 10 % más que el mismo mes del año pasado.

Así lo ha destacado durante su comparecencia el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, que ha analizado los datos de exportaciones del sector agroalimentario correspondientes a julio de 2021 y que fueron publicados este lunes.

El sector agroalimentario, ha destacado el consejero, supone un tercio del total de las exportaciones de la región, que ascendieron a 783 millones de euros.

En el acumulado de los siete primeros meses del año, los datos son "extraordinariamente positivos", según Martínez Arroyo, quien ha añadido que se han vuelto a batir récords de ventas a otros países, lo que pone de relieve la "pujanza" de un sector que ya durante las restricciones por la pandemia fue el que tiró de la economía de la región.

Entre enero y junio, el sector agroalimentario exportó 1.647 millones de euros, que se incluyen en los más de 5.000 millones de euros de las exportaciones totales de las empresas castellano-manchegas.

El agroalimentario supone el 33 % del total de las exportaciones regionales en lo que va de año, con un incremento anual del 12 %, teniendo en cuenta las restricciones de movilidad que hubo en 2020 por la pandemia de covid-19.

ZONA REGABLE DE EL VICARIO

En otro orden de asuntos, el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado el visto bueno al decreto por el que se aprueba la desafección de parcelas de regadío en la zona regable de El Vicario, en Ciudad Real, lo que permitirá al Ayuntamiento la urbanización de 54,6 hectáreas, parte de las cuales podrán destinarse a un nuevo parque de bomberos.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha explicado que con este acuerdo se da respuesta a una demanda de los habitantes de la capital ciudadrealeña "desde hace mucho tiempo", en la que la Consejería venía trabajando con el Ayuntamiento de Ciudad Real, para desafectar una parte de esta zona regable "que no se utiliza para regadío y, por tanto, es susceptible de ser desafectada".

Con ello, ha continuado, se resuelve un problema "que llevaba mucho tiempo enquistado" y se hace para "mejorar la situación de las parcelas, algunas de las cuales están en fase de urbanización o pendientes de regularización".

En total se trata de 54,6 hectáreas, distribuidas en 10 parcelas, que "gracias a este decreto ya no tienen que dedicarse obligatoriamente a regadío y son susceptibles de urbanización por parte del Ayuntamiento cuando apruebe la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbanística".

Esta actuación posibilitará asimismo que parte de la superficie afectada se pueda utilizar para equipamientos dotacionales "muy importantes no solo en la capital, también para la provincia", entre los cuales el consejero ha mencionado la construcción de un nuevo parque de bomberos del Consorcio de la Diputación de Ciudad Real. 

Comentarios