lunes 29/11/21

Patronal y sindicatos del metal de Cádiz logran un preacuerdo

Las partes cierran un pacto después de otra jornada con altercados en la calle
La violencia vuelve a Cádiz en la novena jornada de huelga del metal
La violencia vuelve a Cádiz en la novena jornada de huelga del metal

Los sindicatos y la Federación de Empresarios del Metal de Cádiz (FEMCA) han llegado en la noche de este miércoles a un preacuerdo que pondrá fin a la huelga indefinida que los trabajadores del sector de la provincia han mantenido durante nueve días.

En la cuarta reunión que han celebrado en Sevilla desde el inicio de la huelga indefinida, la patronal y los representantes sindicales de UGT y CCOO han conseguido, tras once horas de intenso debate, un preacuerdo que deberá ser ratificado mañana por los trabajadores.

Ni los representantes sindicales ni los de la patronal han querido hacer públicos los términos del acuerdo esta noche a la salida de la reunión que han celebrado en Sevilla, en el seno del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, el órgano de mediación laboral de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

Ambas partes entienden que, primero, deben informar de ellos a los trabajadores o a los empresarios representados por FEMCA.

Pero unos y otros han mostrado a los periodistas su satisfacción por el logro, a la salida de una reunión en la que se han vivido momentos de gran tensión.

"No recoge todo en absoluto de lo que perseguíamos. Por supuesto tampoco recoge las pretensiones de la patronal", ha explicado José Manuel Rodríguez Saucedo, secretario de UGT-FICA en el Campo de Gibraltar.

"El buen acuerdo es en el que ambas partes no quedan satisfechas, pero entendemos que con lo alcanzado hoy los trabajadores pueden ver cubiertas sus expectativas", ha indicado el secretario provincial de Industria de UGT, Juan Linares.

El secretario provincial de Industria, Antonio Montoro, ha calificado el acuerdo de "positivo" y ha indicado que cumple "las expectativas que nos habíamos marcado".

Los delegados sindicales realizarán en las próximas horas asambleas en las empresas, para que este viernes los trabajadores puedan ratificar el preacuerdo "antes del mediodía", ha indicado Linares, con lo que éste se convertirá en acuerdo definitivo.

"Si no lo ratifican tendríamos que seguir negociando", ha añadido Rodríguez Saucedo .

El secretario general de FEMCA, José Muñoz, ha mostrado también su "satisfacción" e incluso su "orgullo" por haber llegado a un acuerdo.

"Ellos han hecho un esfuerzo importante y nosotros también. Todos hemos pensado que estábamos mejor firmando este preacuerdo", ha añadido, tras elogiar "la generosidad de las dos partes" a la hora de encontrar soluciones.

"Mañana estará la huelga desconvocada y todas las empresas trabajando con toda la normalidad", ha augurado.

El presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, ha expresado en twitter su satisfacción: "Me alegra que empresas y trabajadores del metal hayan alcanzado un acuerdo. El diálogo es la vía para el consenso", ha afirmado para agradecer a los técnicos de la Junta su mediación y "a las partes por buscar el entendimiento".

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha estado "muy pendiente" de toda la negociación entre sindicatos y patronal y ha mantenido "una posición muy discreta como mediadora" en este conflicto para propiciar que ambas partes se reunieran hasta que lograran un acuerdo, según fuentes próximas al departamento.

El preacuerdo pone fin a una huelga indefinida que durante nueve días ha sembrado de disturbios, cortes de carretera, barricadas e incendios de contenedores los principales nudos industriales de la provincia de Cádiz.

El sector del metal de Cádiz está compuesto por 29.000 trabajadores y 5.600 empresas, entre las que figuran industrias auxiliares de las grandes factorías del ámbito naval y aeronáutico, como Navantia o Airbus, que es donde más incidencia ha tenido la protesta, y talleres mecánicos, de fontanería o de carpintería metálica.

OTRA JORNADA DE VIOLENCIA

Las calles de la barriada del Rio San Pedro de Puerto Real han vuelto este miércoles a ser escenario de violentos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes en la novena jornada de la huelga indefinida de los trabajadores del metal de la provincia de Cádiz.

Los disturbios, en los que la Policía ha hecho uso de gases lacrimógenos y pelotas de goma y los manifestantes han lanzado botellas, piedras y otros objetos y derribado y quemado contenedores, no se han detenido pese a que este miércoles se ha abierto una nueva posibilidad de llegar a un acuerdo.

Los representantes sindicales de los trabajadores y de los responsables de la Federación de Empresarios del Metal (FEMCA) están reunidos desde las 10.30 horas en la sede de Sevilla del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, el órgano de mediación laboral de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

Se trata de la cuarta reunión que ambas partes mantienen desde el inicio de la huelga indefinida para tratar de buscar un acuerdo que, según exigen los sindicatos, debe incluir ineludiblemente una subida salarial basaba en el incremento real del IPC.

"Si esto no se arregla, igual tienen que asumir responsabilidades otros que no están en la mesa, llamémosles políticos, llamémoles entidades", ha apuntado a la entrada de la reunión Juan Linares, secretario provincial de Industria de CCOO, mientras su homólogo de UGT, Antonio Montoro subrayaba que ellos iban a poner "toda la carne en el asador" para poner ya una solución al conflicto.

"La situación cada vez es más tensa, cada vez más complicada incluso para nosotros poder llegar a un acuerdo", ha añadido Montoro.

Para el secretario general de la Femca, José Muñoz, la situación es ya "urgente" y "crítica" para muchas empresas. "Vamos a tener que ser un poco generosas todos", ha afirmado antes de entrar en la reunión.

Los representantes sindicales y de la patronal entraban a la reunión con las noticias de que la violencia había vuelto una jornada más a Cádiz con las movilizaciones enmarcadas en el huelga del metal.

A primera hora de la mañana miembros de un piquete rompieron con una piedra una luna del autobús que transportaba a operarios de Navantia al interior del astillero de San Fernando.

Una docena de trabajadores de esta compañía pública, a los que este convenio no afecta, ha encontrado rajadas las ruedas de sus coches en el aparcamiento del astillero.

Los principales incidentes se han registrando después durante más de tres horas en la barriada del Río San Pedro en Puerto Real, donde la Policía ha hecho uso de gases lacrimógenos y disparos de goma para hacer retroceder a algunos huelguistas, que han derribado e incendiado contenedores y les han lanzado piedras, canicas y otros objetos contundentes con las manos o con tirachinas, en unos disturbios que, en algún momento, se ha sucedido en las inmediaciones de una escuela infantil y de un colegio.

La polémica tanqueta, cuya presencia en esta misma barriada el pasado lunes, durante otros graves disturbios fue tan criticada, no ha sido hoy vista por la zona.

Tres policías han resultado heridos en estos incidentes hoy. El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández ha subrayado que hasta ahora 14 o 15 policías y guardias civiles" han resultado heridos leves en los enfrentamientos con manifestantes, mientras que no consta que haya heridos por parte de los manifestantes.

Esto muestra, ha indicado, que no ha habido una represión por parte de los agentes, sino que actúan bajo el criterio de "intervención mínima" para tratar de preservar los derechos y libertades de las personas que quieren acudir a su puesto de trabajo, cumplir los servicios mínimos o moverse por la ciudad para hacer sus gestiones diarias.

Mientras los sindicatos entienden que "lo que hay en las calles son trabajadores que defienden un convenio justo" y que "han perdido todo, hasta el miedo", el representante de FEMCA ha opinado "como vecino y ciudadano" que "los actos vandálicos" que se están viviendo "no responden al movimiento sindical. Estoy convencido que hay alguna variable que a nosotros se nos escapa, más vinculado con lo político que con lo laboral".

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha hecho un llamamiento al acuerdo en la huelga del metal en Cádiz, y ha pedido "diálogo entre las partes" y que haya "serenidad, calma", ya que las reivindicaciones nada tienen que ver con "atropellar los intereses de otros ciudadanos en forma de guerrilla urbana". También la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha hecho una llamada a evitar las "escenas de violencia, agresiones y tensión" en las movilizaciones de Cádiz.

Mientras, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha mostrado su respaldo a los trabajadores del metal porque los derechos laborales y sociales, ha dicho, nunca han sido "regalados" a la mayoría social, sino que han sido "conquistados por la gente común". 

Comentarios