sábado 22/1/22

CCOO recupera 250.000 euros impagados por contrata de la Junta para 41 trabajadores

El juzgado de lo Social nº 2 de Toledo condena a la Administración Autonómica a asumir solidariamente el abono de las siete nóminas y los finiquitos que dejó sin pagar Netalia Servicios Integrales SL
Trabajadoras de Netalia se concentran para exigir el pago de la nómina de noviembre
CCOO recupera 250.000 euros impagados por contrata de la Junta para 41 trabajadores

CCOO Castilla-La Mancha ha posibilitado el recuperar casi 250.000 euros de impagos de una contrata de la Junta autonómica, Netalia Servicios Integrales SL, adjudicataria del servicio de limpieza de las sedes de la Consejería de Bienestar Social y de su delegación en Toledo, hasta el pasado 31 de julio, que servirán para pagar a 41 trabajadores las nóminas correspondientes a los siete primeros meses de 2021.

El Juzgado de lo Social nº 2 de Toledo, en una sentencia ya firme, al no ser recurrida, ha condenado a la Junta a asumir, solidariamente con Netalia y el Grupo Amiab, que la sucedió el 1 de agosto en la prestación del servicio, las deudas salariales acumuladas, que ascienden a unos 235.000 euros, a los que hay que añadir el 10 % de mora, por lo que cada trabajador, 38 mujeres y tres hombres, recibirá entre 12.000 euros y 400, en función de la categoría y la jornada laboral.

Así lo ha confirmado este sábado, en un comunicado público, el responsable de Negociación Colectiva de CCOO Hábitat CLM, Carlos García, que ha explicado que el propietario de Netalia, Enrique Blanco, "ni siquiera se presentó al juicio, ni envió a nadie en su lugar", al que sí asistieron representantes de la Junta y del Grupo Amiab, empresa que sucedió a Netalia, el pasado 1 de agosto, en la prestación del servicio y subrogó todos los contratos.

García ha valorado la sentencia y ha creído "especialmente relevante" el reconocimiento de la responsabilidad de la Junta como empresa principal, ha subrayado, a las que se pedirá de "inmediato" que efectúen el pago para que los trabajadores, que "lo han pasado muy mal durante mucho tiempo" puedan "cobrar lo que es suyo".

"Las responsabilidades de las contratas saliente y entrante resultan evidentes, la primera en tanto deudora y la segunda en virtud de lo dispuesto en el artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores" como recoge la sentencia, ha asegurado García, quien ha reconocido que "la magistrada hace una lectura honesta, progresista y empática con los trabajadores".

A su juicio, lo ocurrido con Netalia resulta "ejemplar", al recordar que CCOO y los propios empleados advirtieron sobre su más que dudosa solvencia técnica y, sobre todo, económica, y por la propia "experiencia" de la Administración Autonómica al detallar que Netalia sucedió a otra empresa del mismo propietario, Raspeig SL, mercantil que fue excluida de cualquier concurso público por acumular multimillonarias deudas con la Seguridad Social y con miles de trabajadoras de media España, incluidas las que prestaban servicio para la Junta.

Netalia "no tardó ni tres meses en seguir los pasos" de su antecesora, pues en las navidades de 2019 incurrió en sus primeros impagos salariales y los trabajadores se pasaron todo el 2020 cobrando tarde, mal y nunca, y en 2021 ya no cobraron ni una sola mensualidad", aún cuando siguieron limpiando en la consejería, delegación y todas las demás dependencias de Bienestar Social en Toledo, que "pudieron funcionar con la normalidad que en cada momento ha permitido la pandemia", ha esgrimido.

"No era de recibo que, con excusas de mal pagador o en función de tal o cual interpretación de algún precepto legal, la Junta quedara eximida de cualquier responsabilidad respecto a los salarios no cobrados por estas trabajadoras", ha aseverado García, quien, en todo caso, ha agradecido que el Gobierno autonómico, una vez determinada su responsabilidad por la magistrada, no recurriera la sentencia.

Por otra parte, pero en la misma línea, otras 22 personas, 19 mujeres y tres hombres, que también trabajaron para Netalia, en su caso en la Residencia 'San José', de la Diputación de Toledo, también percibirán 135.000 euros, más intereses, tras acumular muchos meses sin cobrar y quedarse sin finiquito cuando la Corporación provincial cambió de contrata.

Como en el caso anterior, Carlos García ha valorado el que la Institución provincial depositará en el juzgado, de forma cautelar, las cuantías suficientes para atender a posibles impagos de Netalia, detrayéndolas de la fianza y de las liquidaciones pendientes de cobro por esta empresa incumplidora.

Comentarios