Los sindicatos CCOO y UGT auguran un “otoño caliente” si no se suben los salarios

CCOO y UGT se han manifestado ante las organizaciones empresariales para reclamar el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios, y han advertido de un incremento de la conflictividad social si la patronal se mantiene en su "cerrazón"
Los sindicatos CCOO y UGT auguran un “otoño caliente” si no se suben los salarios
photo_camera Los sindicatos CCOO y UGT auguran un “otoño caliente” si no se suben los salarios

Los sindicatos mayoritarios de la región, CCOO y UGT, se han concentrado este miércoles a las puertas de las organizaciones empresariales de cada provincia para exigir subidas salariales y retomar la negociación colectiva, con el objetivo de aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores, que se ha visto mermado en más de un 10 por ciento, según denuncian los agentes sociales.

Desde Albacete, el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa, ha pedido explicaciones directas a los responsables de la patronal provincial y regional, Artemio Pérez y Ángel Nicolás, respectivamente, y ha anunciado "grandes movilizaciones" para el otoño si no llegan a acuerdos.

"Mientras que los trabajadores de este país estén perdiendo más de un diez por ciento de poder adquisitivo, UGT y CCOO vamos a seguir en la calle hasta que alguno se caiga del guindo y comprenda que la negociación colectiva es un elemento esencial para salir de esta, los empresarios no van a salir solos de la crisis económica. Desde aquí pido que se lo apunten, que no se ofendan y que digan a sus mesas que la negociación es esencial", ha señalado.

Del mismo lado, el secretario regional de UGT, Luis Manuel Monforte, ha criticado el "empobrecimiento continuo de la clase media".

"Venimos de unos años en los que no hay subida salarial, la inflación está muy por encima de la media de los salarios, por lo tanto, necesitamos recuperar ese poder adquisitivo de la clase trabajadora".

Por ello, ha demandado un acuerdo para la negociación colectiva o un pacto de rentas, que permita redistribuir la riqueza mediante subidas salariales. También ha pedido medidas para frenar la subida de los precios.

"No podemos permitir que las grandes empresas aprovechen la inflación para aumentar los precios de manera desproporcionada e incoherente".

Igualmente, el secretario provincial de UGT, Javier González, ha pedido un "esfuerzo" a los empresarios. "En la crisis anterior, los trabajadores fuimos responsables y capaces de congelar los convenios para ayudar a nuestras empresas a salir de esa situación tan difícil, ahora necesitamos ese mismo esfuerzo por su parte para que los trabajadores no se queden en el camino".

Por su parte, la secretaria provincial de CCOO, Carmen Juste, ha indicado que es "inaceptable" que la patronal ofrezca subidas salariales similares a cuando salíamos de la pandemia y ha exigido negociar las cláusulas de revisión salarial.

"En Castilla-La Mancha más del 44 por ciento de las personas tienen dificultades para llegar a fin de mes, son más de 650.000 persona en situación de riesgo severo de productos básicos, hay que atajar esta situación".

Asimismo, Juste ha aprovechado para referirse a la administración pública, a la que también ha pedido responsabilidad. "Es fundamental que los empleos públicos, en un momento donde hay tantas personas en riesgo de exclusión, tengan la calidad que tienen que tener, y para eso hacen falta profesionales bien pagados".

En este punto, ha pedido aumentar la tasa de reposición y el proceso de estabilización, especialmente en las administraciones locales donde, asegura, "está siendo un desastre", así como subidas salariales para los funcionarios, "que también sufren una pérdida de poder adquisitivo muy grande".

Los sindicatos han anunciado "grandes" movilizaciones de cara al otoño si la situación continúa como hasta ahora. De hecho, los dirigentes regionales de ambos sindicatos han emplazado a los delegados a las siguientes movilizaciones, incluyendo una gran movilización sindical en otoño para exigir a las empresas la subida salarial pendiente que debe materializarse en la negociación colectiva de cada sector y territorio.

Las concentraciones de delegados, convocadas bajo el lema 'Salario o conflicto', han reunido a medio millar de participantes ante la sede de la patronal de Albacete, otros tantos ante Fecir Ciudad Real, 250 en la sede de Fedeto Toledo, 300 en CEOE Guadalajara y 250 en CEOE Cuenca, según han informado los sindicatos.

CONCENTRACIONES EN TODA ESPAÑA

CCOO y UGT se han manifestado este miércoles ante las organizaciones empresariales de todo el país para reclamar el mantenimiento del poder adquisitivo de los salarios, y han advertido de un incremento de la conflictividad social después del verano si la patronal CEOE se mantiene en su "cerrazón".

Ante la sede de CEOE, los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han emplazado a la patronal a sentarse de nuevo en la mesa de negociación del acuerdo para el empleo y la negociación colectiva, después de que a principios de mayo la dieran por cerrada ante la imposibilidad de pactar un marco salarial que sirviera de referencia a la hora de negociar los convenios colectivos.

La discrepancia que no se pudo salvar entonces tuvo que ver con la recuperación de las cláusulas de garantía salarial ligadas a la inflación, una cuestión imprescindible para los sindicatos e inadmisible para la patronal.

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, ha vuelto hoy a rechazar, en declaraciones a Onda Cero, un acuerdo que indexe las subidas salariales al índice de precios de consumo (IPC) para evitar los efectos de segunda ronda y la pérdida de competitividad de las empresas.

Garamendi está a favor de que los salarios suban, pero en contra de incluir en un acuerdo marco una cláusula que revise automáticamente los salarios con la inflación, ya que condicionaría la negociación colectiva y no todos los sectores pueden permitírselo.

Así los cosas, los sindicatos han decidido "tensionar" la situación, en palabras de Unai Sordo, a la vista de que la conflictividad está sirviendo para cerrar acuerdos salariales "importantes" como los del metal en Cantabria o A Coruña, donde después de varios días de huelga se han logrado incrementos por encima del 4 % con cláusulas de garantía salarial.

Si esto es "perfectamente posible" en sectores que exportan y compiten en el exterior, "por qué que no es posible llegar a una gran acuerdo salarial en España que garantice el poder de compra de los salarios y permita pacificar la negociación colectiva", se ha preguntado el líder de CCOO.

"Que la patronal no se equivoque (...) las organizaciones sindicales tenemos que movilizar a los trabajadores que están con los convenios bloqueados para que se llenen las calles, para que las fabricas y los centros de trabajo paren y consigamos romper esta barrera que nos impide poder mantener los salarios", ha afirmado por su parte Pepe Álvarez.

"No es verdad que las empresas no ganen dinero, que no estén en una buena situación para poder afrontar aumentos de salarios, están en una buena situación para poder aumentarlos y si no habrá lucha, habrá conflicto", ha advertido el líder de UGT.

Antes de la reunión de esta tarde con el Gobierno, que quiere impulsar de nuevo la idea de un pacto de rentas nacional, CCOO se ha mostrado a favor de un gran acuerdo social para repartir el impacto de la subida de los precios, pero Sordo ha asegurado que el Ejecutivo también tiene que contribuir a ello.

"El Gobierno tiene que especificarnos qué pone encima de la mesa (...) es imposible un pacto de rentas sin medidas fiscales ofensivas y valientes", ha afirmado.

A su juicio, hay que tocar el impuesto de sociedades, no solo crear un impuesto para las grandes energéticas, porque hay muchas empresas que están repercutiendo todo el coste en los precios de consumo para no disminuir su margen, en tanto que otras muchas llevan años acumulando "miles de millones de excedentes".

Garamendi, sin embargo, cree que el Ejecutivo debería concretar qué piensa hacer con las pensiones y los sueldos públicos porque cuando se habla de pacto de rentas "no vale circunscribirlo a lo que se hace en la actividad privada".

Comentarios