Viernes 22.03.2019

Trabajadoras de limpieza de residencias, institutos y biblioteca amenazan con huelga

Exigen a la administración regional que rescinda el contrato a la adjudicataria de la limpieza de varios edificios, ya que lleva dos mensualidades sin pagar

Empleadas de limpieza de residencias, institutos y biblioteca amenazan con la huelga
Empleadas de limpieza de residencias, institutos y biblioteca amenazan con la huelga

Varias decenas de trabajadoras de la empresa Raspeig, adjudicataria de la limpieza de varias sedes de la Junta, se han concentrado este viernes a las puertas de la Consejería de Hacienda para exigir a la administración regional que rescinda el contrato a la empresa que lleva dos mensualidades sin pagar.

El secretario provincial de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO de Toledo, José Luis Cerro, ha explicado a los periodistas, durante la protesta de las trabajadoras, que la empresa Raspeig lleva un año incumpliendo el contrato puesto que paga tarde, y ahora, la paga extra de Navidad y la de diciembre no la han abonado.

Cerro ha dicho que, tras la concentración, van a dirigirse a la Inspección de Trabajo a presentar una denuncia contra Raspeig "por incumplimiento de convenio de forma sistemática" y, si de aquí al miércoles no se arregla el conflicto, convocarán una huelga general del sector de limpieza de la empresa Raspeig.

En Castilla-La Mancha son un centenar las trabajadoras afectadas (la mayoría son mujeres), de las que cincuenta son de Toledo, y Raspeig tiene las contratas de limpieza de todos los centros de bienestar social de Albacete y de los institutos de Toledo y la Biblioteca del Alcázar.

En la mayoría de los casos, los contratos de las trabajadoras son de jornada parcial, por lo que cobran de 400 a 600 euros y para muchas es su único ingreso en el hogar.

Han pedido a la Junta que "eche del acuerdo marco a la empresa, ya que lo viene incumpliendo sistemáticamente" y que no la dé más contratos, pero por el contrario, ha lamentado Cerro, "la Diputación le ha dado el contrato de la residencia San José".

La empresa, ha comentado el responsable sindical, no les da ninguna explicación de por qué no cumple sus obligaciones salariales, pese a que la Junta está pagando puntualmente a la empresa, luego entonces, se ha preguntado, "dónde está ese dinero que no llega a los trabajadores".

La Junta debería exigir que, si está poniendo el dinero, se pague a los trabajadores, sin embargo, ha explicado Cerro, dicen que "no se les puede echar del acuerdo marco porque todavía no han incumplido ninguna ley que esté dentro del acuerdo marco. Pero qué más quiere, si paga tarde y adeuda ahora dos mensualidades. No hay que esperar más".

Las trabajadoras han pedido que se eche a la empresa, "que se vaya a la calle. No vamos a trabajar hasta que nos paguen", ha dicho una de las empleadas.

CCOO ha recordado que la nueva ley de Contratos del Sector Público, al igual que el Acuerdo de Estabilidad de las Contratas de la Junta, exige a las empresas adjudicatarias de contratas de las administraciones públicas el cumplimiento de sus obligaciones patronales, la primera de las cuales es pagar las nóminas a sus trabajadores. 

"El Gobierno de Castilla-La Mancha paga todos los meses a Raspeig, pero parece no importarle que Raspeig no pague a las limpiadoras", ha lamentado el sindicato. 

Más información en vídeos 
Comentarios