lunes 22.07.2019

La CNMV aporta sugerencias a la Junta sobre la normativa autonómica de gasolineras

La CNMV ha explicado que ha publicado su informe sobre el proyecto de decreto de gasolineras automáticas de Castilla-La Mancha, que incluye nuevos modelos de prestación del suministro de combustible, las estaciones de autoservicio y las desatendidas

La CNMV aporta sugerencias a la Junta sobre la normativa autonómica de gasolineras
La CNMV aporta sugerencias a la Junta sobre la normativa autonómica de gasolineras

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV) ha analizado la normativa de Castilla-La Mancha que va a regular las gasolineras automáticas y ha hecho recomendaciones a la Junta para que justifique la obligación de que tengan aseo y en qué situaciones debe existir atención personal.

La CNMV ha explicado en un comunicado que ha publicado su informe sobre el proyecto de decreto de gasolineras automáticas de Castilla-La Mancha, que incluye nuevos modelos de prestación del suministro de combustible, las estaciones de autoservicio y las desatendidas.

La CNMV ha subrayado que este tipo de gasolineras están cada vez más extendidas, refuerzan "la protección a los consumidores", fomentan la competencia en el sector y están en línea con las recomendaciones recogidas en el informe de la CNMC de 2016 sobre el mercado de distribución de carburantes.

Respeto a la normativa de Castilla-La Mancha, este organismo aporta sugerencias sobre aspectos "susceptibles de mejora", entre ellos la obligatoriedad - en el proyecto de decreto- de que haya aseos en las instalaciones o en una zona cercana. 

La CNMV ha recordado que esta obligación se había eliminado en 1992, por lo que ha recomendado al Gobierno regional "justificar adecuadamente este requisito" y buscar otras alternativas, como la obligación de informar debidamente a los usuarios de la existencia o no de aseo en la estación de servicio.

Sobre la exigencia de prestar atención personal, la Comisión recomienda "especificar claramente" las situaciones en las que la atención presencial es "imprescindible" para no desvirtuar el modelo de las gasolineras desatendidas. 

Otro aspecto señalado por la CNMVA es la certificación de accesibilidad, sobre lo cual ha indicado que es "fundamental" asegurar las correctas condiciones de acceso a las estaciones, pero la forma de acreditar esa accesibilidad "debe ser flexible y conforme a la normativa de calidad vigente", con lo que no es preciso aludir específicamente a normas de certificación de calidad concretas.

Sobre obligaciones específicas para estaciones desatendidas, como el empleo de guantes o papel, por ejemplo, debería extenderse a todas las gasolineras y no solo a las automáticas, y respecto a las hojas de reclamaciones la CNMV ha recordado que la protección de los derechos de los consumidores se puede garantizar mediante medios alternativos o complementarios a las hojas de reclamación físicas, como las telemáticas.

Más información en vídeos 
Comentarios