domingo 17/10/21

CLM es la segunda CCAA del país que más servicios pone a disposición de personas desempleadas y ocupadas

Además, el Gobierno de Castilla-La Mancha destinará casi un millón de euros para programas de inserción social y laboral de las personas más vulnerables de la región

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en la inauguración del I Curso de Experto en Orientación Profesional, Formación y Empleo que se celebra en la UCLM
La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en la inauguración del I Curso de Experto en Orientación Profesional, Formación y Empleo que se celebra en la UCLM

Castilla-La Mancha es la segunda Comunidad Autónoma del país que más servicios y programas pone a disposición de las personas desempleadas y ocupadas, por detrás de Murcia. Así lo ha avanzado este viernes, la consejera de Economía, Empresas y Empleo del Gobierno de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, en el marco de la Inauguración del I curso de Experto en Orientación Profesional, Formación y Empleo de la UCLM.

El objetivo del curso, que financia el Gobierno regional con 70.000 euros, es mejorar la cualificación de los orientadores profesionales de las Oficinas ‘Empleo’, así como del personal de éstas que no realiza directamente orientación, pero colabora o dirige el trabajo.  El curso, iniciativa del Gobierno regional, posee una carga lectiva de 150 horas, 50 de ellas presenciales y se impartirá entre los meses de octubre de 2017 y febrero de 2018, jueves y viernes en horario laboral, en dos sedes distintas de la UCLM, la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de Cuenca y en el  campus Tecnológico Fábrica de Armas, en Toledo.

“Desde el Gobierno de Castilla-La Mancha pensamos que la labor del orientador profesional es una figura fundamental, y que es importante la prestación del servicio desde el servicio público de empleo”, ha afirmado la consejera, al tiempo que ha recordado que el Ejecutivo autonómico ha reforzado las 42 oficinas de empleo de la región con 122 profesionales, 80 técnicos de empleo y 42 orientadores, “lo que nos está permitiendo devolver a las oficinas un servicio indispensable que la pasada legislatura había casi desaparecido por completo, en unos momentos en los que era más necesario”, ha apuntado.

Patricia Franco es partidaria de que el personal a cargo de la orientación cuente con una adecuada cualificación y preparación, porque “así conseguiremos prestar un mejor servicio y alcanzar la inserción laboral de todas y cada una de las personas que pasan por nuestras oficinas”. 

Esa es la razón por la que desde la Consejería de Economía, Empresas y Empleo se propuso la realización de este primer Curso de Experto Universitario en Orientación Profesional, Formación y Empleo, para mejorar la especialización de los orientadores de las oficinas, y de otros profesionales.

En este contexto la consejera ha explicado que más de 33.600 personas desempleadas han participado en acciones de orientación desde que el personal técnico de orientación se incorporó a las 42 oficinas ‘Emplea’ de la región, de ellas 5.300 personas se han acercado a una de ellas de forma voluntaria a solicitar el inicio de un proceso de orientación, el 55 % mujeres.  Patricia Franco ha aplaudido la labor de los orientadores ya que “más de 2.600 personas desempleadas con intención de iniciar una actividad por cuenta propia, el 53 % mujeres, han sido atendidas en las oficinas y han sido derivadas a las Oficinas Adelante Empresas”.

“Este refuerzo de personal de las Oficinas ‘Emplea’, que constituyen los 122 orientadores y técnicos de empleo, responde a la revitalización de las políticas activas de empleo que se está llevando a cabo desde el inicio de la legislatura” ha manifestado.

Del mismo modo, la consejera ha indicado que se está actualizando el equipamiento informático y reformando y ampliando algunas oficinas, como la de Illescas por ejemplo, en la que se van a invertir cerca de 820.000 euros.

Por otro lado ha recordado que se ha provisto a la Red de Oficinas de Empleo de una nueva imagen y una nueva marca: ‘Emplea: Orientación, Formación y Empleo’, así como que se han invertido cerca de 12 millones de euros en la recuperación del servicio público y en su modernización.

El año pasado se prestaron una media de 1.000 servicios al día a demandantes de empleo inscritos en las oficinas de la región. Más de 12.000 jóvenes menores de 30 años encontraron un empleo habiendo recibido alguna atención por parte de una oficina de empleo.

CASI UN MILLÓN A PROGRAMAS DE INSERCIÓN SOCIAL Y LABORAL

Por otra parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha destinará 786.000 euros para que Cruz Roja Española, Fundación Secretariado Gitano, Cáritas, Fundación Acción contra el Hambre e YMCA puedan desarrollar programas de inserción social y laboral con las personas más vulnerables de la región, tal y como ha indicado la consejera en declaraciones a los medios previas a su participación en la inauguración del curso.

El Decreto, que el pasado martes tomó en consideración el Consejo de Gobierno, pretende regular la concesión directa de subvenciones a entidades sin ánimo de lucro como Cruz Roja Española, Fundación Secretariado Gitano, Cáritas, Fundación Acción contra el Hambre e YMCA para colaborar financieramente en proyectos de ‘Inclusión Social y Economía Social’ y ‘Empleo Juvenil’.

Los proyectos son, por parte de la Fundación Secretariado Gitano, el proyecto ‘Itinerarios’, cuyo objetivo es aumentar la integración socio-laboral, la contratación en el mercado de trabajo y el empleo por cuenta propia de personas gitanas. También incluye el proyecto ‘Igualdad Mujeres Gitanas’, que consiste en la promoción de la igualdad de oportunidades e integración socio-laboral de mujeres gitanas.

En el caso de Cruz Roja Española se cofinancia el proyecto ‘Alianzas’, cuyo objetivo consiste en llevar a cabo la inserción laboral de las personas en riesgo de exclusión desde un abordaje integral y ‘Entredades’, que se centra en reducir las barreras que condicionan la empleabilidad en función de la edad de las personas.

Cruz Roja tiene también el proyecto ‘Puentes’, que consiste en la promoción de la igualdad de oportunidades en el mercado laboral de mujeres muy alejadas del mismo que sufren discriminación múltiple o pertenecen a colectivos en riesgo, especialmente responsables de familias monoparentales, víctimas de violencia de género, inmigrantes o mayores de 45, con baja o nula cualificación. Esta ONG desarrolla además el Proyecto ‘Itinerarios de inclusión activa para personas en dificultad social’, que desarrolla itinerarios integrados personalizados de inserción socio-laboral, y medidas específicas para personas en situación de dificultad social, como mujeres, jóvenes, personas paradas de larga duración, personas drogodependientes, personas con dificultades de inserción, entre otros colectivos.

Por su parte, la Fundación Acción contra el Hambre está trabajando en ‘VIVES PROYECTO: Itinerarios de Equipos de Inclusión’, que busca facilitar el acceso al mundo profesional de personas en riesgo de exclusión a través de la mejora de la empleabilidad y la adquisición de competencias emprendedoras.

En este contexto, Cáritas también podrá desarrollar con esta cofinanciación el proyecto ‘Itinerarios Integrados de Inserción Socio-laboral’, para llevar a cabo la inserción laboral de las personas en riesgo de exclusión basado en una mejora de su empleabilidad a través de un acompañamiento individualizado. Del mismo modo ocurrirá con la puesta en marcha del proyecto ‘Formación para la Inserción Socio-laboral’, cuyo objetivo se centra en la mejora de la empleabilidad de las personas y su acceso al empleo a través de diferentes procesos de formación, mejorando la formación inicial y específica de las personas en situación o riesgo de exclusión social.

También pertenece a Cáritas el proyecto ‘Consolidación de Empleo en economía Social’, cuyo objeto consiste en aumentar la contratación y mantener en el empleo a las personas pertenecientes a colectivos en situación o riesgo de exclusión social por parte de entidades de la economía social.

Por su parte, la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA) podrá ejecutar el proyecto ‘Itinerarios individualizados de orientación profesional’, cuyo objetivo es incorporar al mercado laboral, la educación o la formación ocupacional a un total de 450 jóvenes castellano-manchegos incluidos en el Sistema de Garantía Juvenil,  llevando a cabo acciones de tutorización individualizada, talleres grupales, formación ocupacional, prácticas en empresas e intermediación laboral.

Comentarios