CLM cerró el pasado año 2015 con un déficit del 1,67 %, por encima del 0,7% fijado

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha avisado de que echará mano de la conocida como "regla de gasto" para que las comunidades no aumenten sus gastos y, de esa forma, consigan reducir el déficit, y ha elogiado a los ayuntamientos

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves
photo_camera El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves

Castilla-La Mancha cerró el año 2015 con un déficit del 1,67 %, casi un punto por encima del 0,7 % fijado, pero en la media de las comunidades autónomas que es del 1,66 % del PIB.

En el conjunto de España, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Aragón y Murcia son las autonomías que acabaron 2015 con más déficit e incluso las dos primeras suponen juntas más de la mitad de la desviación total de las comunidades en ese año, que ha supuesto el 0,96 por ciento del PIB.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha comparecido en rueda de prensa para explicar los datos de déficit público en España, que en 2015 se situó en torno a los 50.000 millones de euros (5,1 % del PIB), más de 8.000 millones por encima de los objetivos pactados con Bruselas (4,2 % del PIB), por culpa sobre todo de la desviación de las autonomías.

Las comunidades tenían un objetivo de déficit para ese ejercicio del 0,7 por ciento, pero alcanzaron el 1,66 por ciento de media.

Según ha dicho, sólo tres comunidades cumplieron en 2015 su objetivos de déficit y se situaron por debajo del 0,7 por ciento fijado: Canarias (0,54 por ciento), Galicia (0,57 por ciento) y País Vasco (0,69 por ciento), lo que demuestra, a su entender, que aunque el objetivo era "ambicioso, se podía cumplir", incluso con gastos extraordinarios, como financiar los medicamentos contra la hepatitis C.

Montoro ha insistido en que las comunidades que no han cumplido deberían comparar lo que han hecho con las tres anteriores para llegar a una "gestión más eficaz y comprometida con la recuperación económica".

En concreto ha emplazado a Cataluña y la Comunidad Valenciana a hacer una gestión más rigurosa y eficaz de los recursos públicos a su disposición.

No obstante, ha negado que no se haya hecho nada en toda la legislatura para reducir el déficit y, como ejemplo, ha recordado que las administraciones autonómicas cerraron 2011 con un déficit del 3,35 por ciento, cifra que este año es del 1,66 por ciento.

Cataluña cerró 2015 con un déficit del 2,70 por ciento, sólo cuatro décimas menos que en 2014; Comunidad Valenciana, del 2,51 por ciento, cuando en 2014 fue del 2,49; Extremadura, del 2,64 por ciento (del 2,51 %en 2014); Aragón, del 2,13 por ciento (tuvo 1,80 % el año anterior), y Murcia, del 2,52 por ciento (del 2,87 % de 2014), si bien en este último caso está sin depurar el efecto del terremoto de Lorca.

Todas las demás estuvieron por debajo del dos por ciento, pero muy lejos del 0,7 por ciento previsto, como Castilla-La Mancha (1,67 %), Asturias (1,53 %) y Baleares (1,52 %).

Las que más se acercaron al tope ideal fueron Andalucía y La Rioja, ambas con el 1,13 por ciento, así como Navarra, con el 1,28 por ciento.

Comparando con 2014, Aragón, Asturias, Castilla y León, Extremadura, Navarra y Comunidad Valenciana no consiguieron bajar la cifra de 2014 y acabaron 2015 con más déficit del que ya tenían.

AVISA A LAS AUTONOMÍAS CON LA REGLA DE GASTO

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas ha avisado de que echará mano de la conocida como "regla de gasto" para que las comunidades no aumenten sus gastos y, de esa forma, consigan reducir el déficit.

Según ha explicado, este incumplimiento del objetivo de déficit es debido a la desviación de la Seguridad Social y de las comunidades autónomas, ya que estas últimas han sobrepasado sus objetivos en el 0,96 por ciento del PIB.

Por eso, el ministro ha señalado que la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, que ha presidido hoy Mariano Rajoy, ha acordado una serie de medidas en pro de la corrección de esta desviación, entre ellas aplicar la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y la regla de gasto.

ELOGIO A LA BUENA GESTIÓN DE LOS AYUNTAMIENTOS

De otro lado, Montoro ha destacado la buena gestión financiera que hacen los ayuntamientos, y por esta razón, ha pedido a la "actual dirección" de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que preside el PSOE, que no la estropee.

Las corporaciones locales cerraron 2015 con un superávit situado en el 0,44 por ciento cuando el objetivo fijado se ubicó en 0, y ello ha llevado al ministro a declarar en rueda de prensa que "los ayuntamientos están cumpliendo muy bien".

"Y ese cumplimiento -ha continuado- no lo debería estropear la actual dirección de la FEMP", que preside el alcalde de Vigo, Abel Caballero, del Partido Socialista.

El ministro, tras ello, se ha referido a una petición que por carta le ha remitido el presidente de la Federación para que se elimine la regla de gasto contenida en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Una propuesta así es "lo último" que necesita España para "consolidar la recuperación económica y la creación de empleo", en palabras del ministro de Hacienda.

Tal y como ha expuesto al comienzo de su intervención, las corporaciones locales son la administración que mejor ha funcionado en la senda de cumplimiento de los objetivos de déficit, en tanto que la Administración General del Estado se ha quedado dos décimas por debajo de lo previsto (en el 2,7 por ciento) y las comunidades autónomas se han desviado en casi un punto.

La "situación" de los ayuntamientos, según las declaraciones del ministro, obedece al cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, la misma que esgrimirá el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para instar a las comunidades a que no gasten por encima de su previsión de crecimiento económico.

Por tanto, acabar con esa Ley, como a su juicio le pide el presidente de la FEMP, es "fascinante".

Acto seguido, en alusión a la disputa política derivada del modelo de financiación local, el ministro ha manifestado: "Se podrá adornar con la retórica que se quiera, pero de momento siguen pagando; y luego se sigue con los análisis políticos, con todos los divertimentos que entienda, pero pague, porque a eso es lo que le obliga la ley".

Comentarios