Martes 17.07.2018

CLM, a la cabeza en confianza empresarial que sube un 4,4% en el tercer trimestre

A nivel nacional, el Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) subió un 0,5% en el tercer trimestre de este año respecto al trimestre anterior, con lo que ya encadena dos trimestres consecutivos de avances

CLM, a la cabeza en confianza empresarial que sube un 4,4% en el tercer trimestre
CLM, a la cabeza en confianza empresarial que sube un 4,4% en el tercer trimestre

El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE), subió un 4,4% en el tercer trimestre de este año en Castilla-La Mancha respecto al trimestre anterior. De este modo la región se sitúa a la cabeza en el ranking de regiones, muy por encima de la media nacional que experimentó un crecimiento del 0,5 por ciento.

En concreto, el balance de expectativas en Castilla-La Mancha(diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en +6,1 puntos.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre julio y septiembre de este año se ha situado en el 23,3%.

Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio marchará de manera normal se sitúa al 59,5%, mientras que los empresarios que se muestran pesimistas sobre la evolución de su negocio es del 17,2%.

En cuanto al trimestre que ha finalizado, el balance de expectativas se sitúa en el 4%, pues el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio ha sido favorable se ha situado en el 20,6%, mientras que el 62,8 cree que ha sido normal y el 16,6 malo.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, el Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) subió un 0,5% en el tercer trimestre de este año respecto al trimestre anterior, con lo que ya encadena dos trimestres consecutivos de avances.

El repunte de la confianza en el tercer trimestre, una décima superior al logrado entre enero y marzo, se debe a la mejora del indicador de situación actual, ya que las expectativas empeoraron.

En concreto, el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en +7,1 puntos, por debajo de los +10,7 puntos del trimestre anterior.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será favorable entre julio y septiembre de este año se ha situado en el 22,8%, cifra inferior a la del trimestre anterior (23,5%).

Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio marchará de manera normal ha bajado desde el 63,7% al 61,5%, mientras que los empresarios que se muestran pesimistas sobre la evolución de su negocio han aumentado desde el 12,8% del trimestre anterior al 15,7%.

Más información en vídeos 
Comentarios