Lunes 15.10.2018

CLM aumentará sus exportaciones un 3,5% en 2018, hasta los 7.300 millones

El director territorial del ICEX en Castilla-La Mancha advierte de que las medidas proteccionistas y una posible guerra comercial no favorece a las exportaciones

El director territorial de comercio y del ICEX en Castilla-La Mancha, Pedro Antonio Morejón, ha presentado el informe anual "La economía internacional de Castilla-La Mancha 2017-2018" - EFE/ Ismael Herrero
El director territorial de comercio y del ICEX en Castilla-La Mancha, Pedro Antonio Morejón, ha presentado el informe anual "La economía internacional de Castilla-La Mancha 2017-2018" - EFE/ Ismael Herrero

La actividad exportadora de Castilla-La Mancha prevé alcanzar a finales de 2018 los 7.300 millones de euros, un 3,5 % más que en 2017, mientras que la importación regional ascenderá a 8.910 millones, lo que situará el déficit comercial regional en 1.610 millones de euros.

Así lo ha puesto de manifiesto el director territorial de comercio y del ICEX en Castilla-La Mancha, Pedro Antonio Morejón, durante la presentación del informe anual "La economía internacional de Castilla-La Mancha 2017-2018", que señala que hay "cierta desaceleración" del ritmo de crecimiento.

Morejón ha explicado que en los últimos años las exportaciones de la región crecían hasta dos y tres veces por encima de la media nacional, si bien en 2018 España y Castilla-La Mancha van "a converger" y a situarse entre el 3,5 y el 4 % de crecimiento.

El director territorial de comercio ha indicado que esa desaceleración está focalizada en un "peor comportamiento" de Ciudad Real, donde se prevé una caída de las exportaciones de en torno al 7 % a final de año.

Salvo Ciudad Real, el resto de provincias castellano-manchegas experimentarán un crecimiento de sus exportaciones en 2018, liderado por Toledo que, según Morejón, crecerá a "un ritmo fantástico" (11,1 %), seguido de Guadalajara (8,4 %), Albacete (3,2 %) y Cuenca (3,1 %).

Respecto a los sectores protagonistas de las exportaciones, ha remarcado que Castilla-La Mancha ya no es solo una región agroalimentaria y que cobran fuerza otros sectores como el industrial.

En este punto, ha incidido en que lideran las exportaciones las bebidas de todo tipo, gracias, entre otros factores, al "buen comportamiento" del vino, que experimenta un aumento de alrededor del 20 %.

Sin embargo, ha señalado que la exportación del aceite ha caído "enormemente" por el riesgo que supone la venta a granel y depender de un solo mercado como el italiano, por lo que ha abogado por ser "más ambiciosos" y abrirse a otros países.

También ha advertido de que hay "muchos sectores" que presentan "un comportamiento negativo", entre ellos la maquinaria y las materias plásticas como el estireno, con una caída que ronda el 30 %.

Portugal se mantiene como destino preferente, seguida de Francia y Alemania, aunque ha agregado que las empresas han empezado a mostrar su preocupación por mercados "tradicionalmente importantes" como Estados Unidos debido a sus restricciones que, a su modo de ver, pueden derivar en "una guerra comercial".

Ha explicado que 920 empresas de la región exportan a este país, donde está habiendo "una caída generalizada" de las exportaciones por sus medidas proteccionistas, que están afectando especialmente a los productos lácteos, aunque "hay empresas muy establecidas que van a mantenerse".

El director territorial de comercio y del ICEX en Castilla-La Mancha se ha referido al entorno económico mundial y ha dicho que "no va a ayudar en 2018 porque la competencia es feroz".

Ha añadido que de una enorme diversificación hace un año, cuando las tres grandes potencias mundiales (China, Estados Unidos y Japón) no exportaban, se pasará a aproximadamente "los mismos niveles" entre los diferentes países, lo que supondrá que tanto España como Castilla-La Mancha no disminuyan sus exportaciones, pero se mantengan en "un margen más pequeño" de crecimiento.

En cualquier caso, ha mostrado su "optimismo" de cara a los próximos años porque nuevas empresas vinculadas al sector industrial están comenzando a exportar.

En cuanto a las importaciones, ha estimado que alcanzarán los 8.910 millones de euros a finales de año, lo que arrojará un déficit comercial regional de 1.610 millones de euros, mayor que el pasado año.

Asimismo, ha señalado que Austria, Países Bajos, Alemania, China o Italia, incrementarán sus exportaciones a Castilla-La Mancha.

Por todo ello, ha destacado la necesidad de incrementar la oferta exportadora, consolidar áreas de futuro como Asia, Sudamérica, Estados Unidos o el Norte de África, mejorar el posicionamiento en países estratégicos y no abandonar la estrategia de internacionalización.

"Lo más complicado en comercio internacional es conseguir un cliente", ha subrayado, por lo que su principal recomendación para las empresas castellano-manchegas ha sido "mantenerlos, aunque haya que disminuir el número de operaciones". 

Más información en vídeos 
Comentarios