Casi el 80% de los españoles cree que los impuestos no se cobran justamente

El 41% de españoles cree que paga muchos impuestos y más del 90% dice que hay bastante o mucho fraude
Los datos fiscales de 2017 para la Renta estarán disponibles a partir del jueves
photo_camera Casi el 80% de los españoles cree que los impuestos no se cobran justamente

El 41% de los españoles considera que en España se paga mucho en impuestos, frente a un 46,5% que considera que regular y un 9,6% que poco, al tiempo que casi un 80% no cree que los impuestos se paguen con justicia y más de un 90% piensa que hay bastante o mucho fraude fiscal, según el estudio 'Opinión pública y política fiscal (XXXIX)' realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El estudio, publicado este viernes y recogido por Europa Press, se ha realizado sobre la base de 2.543 entrevistas entre los días 21 y 30 de julio a personas mayores de 18 años de 900 municipios y 50 provincias, y muestra que un 34,3% de los españoles opina que en España se pagan más impuestos en comparación con otros países más avanzados de Europa, frente a un 16,7% que cree que se paga igual y un 35,9% que dice que hay menor carga fiscal

En sus respuestas, un 79,9% de los encuestados señaló que los impuestos no se cobran con justicia y que no pagan quienes más tienen, frente a un 17,4% que afirma que sí hay justicia en el pago de tributos. Además, teniendo en cuenta los servicios públicos y prestaciones sociales existentes, un 55,7% sostiene que la sociedad se beneficia poco o nada de lo que se paga en impuestos y cotizaciones.

Es más, un 62% asegura que recibe menos de la Administración de lo que paga en impuestos y cotizaciones, un 28,7% destaca que recibe más o menos lo que paga, y solamente un 6,6% cree que recibe más de la Administración de lo que paga.

Además, un 82% contestó que la Administración hace pocos o muy pocos esfuerzos para explicar el destino de los impuestos, frente a un 15,2% que respaldó el trabajo realizado por los poderes públicos al respecto.

DESAPROBACIÓN DEL FRAUDE FISCAL

En cuanto al fraude fiscal, un 90,3% resalta que existe bastante o mucho en España, frente a solo un 5,7% de encuestados que apunta que hay poco y un exiguo 0,9% que afirma que existe muy poco.

En este sentido, el 53,9% de los encuestados considera que la Administración hace pocos o muy pocos esfuerzos para luchar contra el fraude fiscal, frente a 36,4% que opina que se realizan muchos o bastantes esfuerzos.

Preguntados por la razón que mueve a las personas a ocultar parte o todos sus ingresos a Hacienda, el 19,4% señala que es porque los que más tienen evitan (o minimizan) el pago de impuestos, mientras que el 18,2% explica que es porque los salarios son demasiado bajos y hay que buscar otras opciones para conseguir dinero.

Pese a esta percepción generalizada del fraude, los encuestados destacan que la gran parte (46,5%) de personas que conocen declara realmente todos o casi todos sus ingresos al hacer la declaración de la renta (IRPF), un 31,4% que bastante, un 15,4% que poca y un 1,8% que ninguna. Además, un 33,8% subraya que la gente que conoce y está obligada a declarar el IVA, como profesionales y autónomos, declara todos o bastante de sus ingresos.

Ante la pregunta de si considera que los españoles son conscientes y responsables a la hora de pagar impuestos, el 11,7% asegura que no son "nada conscientes ni responsables", mientras que el 50,6% opina que son "poco conscientes pero responsables". Solo un 5,8% se define como "muy conscientes y responsables", mientras que el 29,1% apunta que son "bastante conscientes y responsables.

Sobre la tolerancia ante distintos tipos de fraude, un 96,2% se considera poco o nada tolerante sobre que una gran empresa eluda o evita pagar el Impuesto sobre Sociedades; un 97,3% respecto a recibir una prestación social a la que no se tiene derecho; y un 91,3% sobre que una pequeña empresa eluda o evite pagar Sociedades.

Menos rechazo, aunque mayoritario igualmente, recibe montar una empresa que opere solo en Internet para pagar menos impuestos (64,3%), pagar sin factura una reparación doméstica para evitar abonar el IVA (80,7%), ser autónomo y no cobrar el IVA (87,3%), y ser autónomo y deducirse gastos personales como gastos de empresa que no corresponden (90,2%).

INJUSTICIA Y MENOS RECURSOS PARA SERVICIOS PÚBLICOS

Por otro lado, los encuestados señalaron como principales efectos del fraude fiscal la generación de injusticias, pues unos tienen que pagar lo que dejan de pagar otros (34,6%) y la disminución de recursos para financiar servicios públicos y prestaciones (28,2%), seguidos de la desmotivación de aquellos que son cumplidores (17%) y el aumento de la presión fiscal los que pagan correctamente (15,1%). Sólo un 1,8% respondió que el fraude fiscal no tiene efectos realmente importantes.

Asimismo, un 86,5% afirma estar de acuerdo con que "engañar a Hacienda es engañar al resto de los ciudadanos", un 67% comparte que si la gente no engaña más "es por miedo a una revisión" y un 92,4% censura la afirmación de que "no está mal ocultar parte de la renta porque eso no perjudica a nadie".

Respecto a la frase que mejor refleja su opinión sobre los impuestos, la elección preferida de los encuestados es que "son necesarios para que el Estado pueda prestar servicios públicos" (59,4%), por delante de un 23,5% que apunta que "son algo que el Estado obliga a pagar sin saber muy bien a cambio de qué" y un 15,2% que lo encuadra como "un medio para redistribuir mejor la riqueza en la sociedad".

RECURSOS INSUFICIENTES EN SANIDAD, INVESTIGACIÓN Y MEDIO AMBIENTE

Respecto a la financiación de los servicios públicos, las personas encuestadas señalan a la Sanidad (71,7%), Vivienda (66,3%), investigación en ciencia y tecnología (85,2%), medio rural (75,9%), protección al medioambiente (75%), ayuda a personas dependientes (67,2%), Enseñanza (57,1%) y Seguridad Social y pensiones (55,2%) como partidas a las que se destinan muy pocos recursos.

Entre los servicios a los que se dedican demasiados recursos, Defensa superó el 27% de personas, mientras que un 12% critica que se dedican demasiados recursos a obras públicas.

En sus respuestas, las personas encuestadas creen mayoritariamente que el sistema fiscal debe apoyarse en impuestos directos, según la renta o la riqueza de personas y empresas (un 64,8%) frente a impuestos indirectos que afectan por igual (23,5%).

Comentarios