Cepyme pide al Gobierno que escuche a las empresas y no ponga "palos en las ruedas"

Cecam expone ante Cepyme la preocupación del tejido empresarial de Castilla-La Mancha por el "decrecimiento de la economía"
El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, se ha reunido en Toledo con la Junta Directiva de Cecam
photo_camera El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, se ha reunido en Toledo con la Junta Directiva de Cecam

El presidente de Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), Gerardo Cuerva, ha pedido al Gobierno central que escuche a las empresas cuando elabore una nueva normativa y que ponga a las empresas "en el centro de sus políticas, no en la diana", de forma que no ponga "palos en las ruedas" a su actividad.

En declaraciones a los medios de comunicación en Toledo, donde este martes se ha reunido con la junta directiva de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Cuerva ha explicado que el objetivo de la reunión es conocer de primera mano la situación de los empresarios en la región, aunque ha afirmado que, en general, la situación de las pequeñas y medianas empresas es complicada.

Por ello, ha pedido al Gobierno central que escuche las propuestas de los empresarios que, a su entender, se ven perjudicados por la "lluvia fina" de nuevas medidas que se aprueban a nivel nacional y que ve como una "persecución".

Cuerva ha desgranado los principales asuntos de la reunión, como la morosidad, que es un "problema capital", ya que el periodo medio de pago en la empresa española supera lo previsto en la normativa; las vacantes de puestos de trabajo, que se producen en todos los sectores y en todos los territorios, no solo en un segmento de la población, y el problema de acceso al crédito.

El alto volumen de burocracia, la nueva normativa que se aprueba y el absentismo son otros de los temas de la reunión, tal y como ha detallado Cuerva, que también se ha quejado de la falta de transparencia del Gobierno central a la hora de informar sobre el número de desempleados.

De este modo, ha hecho alusión al informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), que establece un "stock" de trabajadores fijos discontinuos de 1,25 millones de personas a 31 de diciembre de 2022, de los que 730.000 estarían en actividad y 518.000 en inactividad, una situación en la que ven una tendencia al alza.

A su entender, este informe "desgraciadamente pone en entredicho la transparencia del Gobierno de España" y del Ministerio de Trabajo porque "aparecen 500.000 desempleados nuevos", por lo que ha denunciado que "no es el camino", y lo ha unido a las vacantes que no se cubren en las empresas.

"Hay algún desacoplamiento en las políticas tanto de activas de empleo como probablemente sociales que hacen que esto no fluya", ha resumido Cuerva.

Asimismo, el presidente de Cepyme también ha hecho alusión al descenso de la productividad en España, que acumula una caída de 3,8 puntos en los últimos cinco años aunque la media europea en conjunto ha subido 4.

En general, ha concluido que la situación de la empresa española no es positiva, a pesar de que haya algunos datos macroeconómicos que apuntan a que pueda haber "una buena situación".

"Cuando uno levanta la cabeza y mira hacia el medio y largo plazo, desgraciadamente los números nos castigan",  ha lamentado Cuerva, que ha incidido en que los datos apuntan a una desaceleración de los sistemas económicos.

"DECRECIMIENTO DE LA ECONOMÍA"

Por su parte, el presidente de la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Ángel Nicolás, ha expuesto la "preocupación" del tejido empresarial de la Comunidad Autónoma por los datos que evidencian "un claro decrecimiento de la economía".

En declaraciones a los medios, Nicolás ha puesto como ejemplo que "cuando un coche te lo compras y gasta 4 litros, al año siguiente gasta 5, al siguiente gasta 6, al siguiente gasta 7, quiere decir que algo no está yendo bien y lo mismo nos ocurre con la economía".

Ha admitido que, "si bien los datos estacionales de hoy pueden ser relativamente buenos, nosotros siempre los comparamos con los ejercicios que han antecedido y vemos que la evolución no es buena" y que el año 2023 se cerró "con unas previsiones que nada tenían que ver con las previsiones que ese principio de año nos mostraba".

De ahí que la preocupación de las empresas, sobre todo del tejido empresarial de Castilla-La Mancha, que en un 99,3 por ciento son pymes y autónomos, "es máxima".

El presidente de Cecam ha precisado que a nivel regional "tenemos los problemas que tenemos pero mantenemos un buen nivel de diálogo con el Gobierno y con las centrales sindicales, lo que nos facilita y elimina muchos problemas" pero es algo que no ocurre "con otro tipo de legislación que nos viene de Madrid".

Ahí, sin embargo, los empresarios de la región tienen a Cepyme "como fiel aliado". "Está siempre ahí, lo que no es fácil", ha valorado.

El presidente de Cepyme, de su lado, ha declarado que con su presencia en esta Junta Directiva quiere compartir la visión de la situación que atraviesa la pequeña y mediana empresa española "y retroalimentarnos con las situaciones y testimonios reales de esas empresas que pisan el terreno de juego diariamente, que levantan la persiana todos los días".

"Yo creo que, al final, coger esa información es bueno para la defensa de los intereses empresariales", ha apuntado Gerardo Cuerva.

Comentarios