Miércoles 19.06.2019

CEOE pide subir la edad de jubilación según la esperanza de vida y rebajar la presión fiscal

Insta al próximo Gobierno a impulsar una nueva agenda de reformas estructurales y a comprometerse a cumplir los objetivos de déficit

CEOE pide subir la edad de jubilación según la esperanza de vida y rebajar la presión fiscal
CEOE pide subir la edad de jubilación según la esperanza de vida y rebajar la presión fiscal

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha elaborado una serie de propuestas de cara a las elecciones generales del 28 de abril entre las que se encuentran el aumento de la edad de jubilación a medida que suba la esperanza de vida, rebajas en el Impuesto de Sociedades y en las cotizaciones empresariales, la supresión del Impuesto de Patrimonio y la reducción del Impuesto sobre Sucesiones, "que en la actualidad alcanza niveles confiscatorios en algunas comunidades autónomas".

Estas propuestas, recogidas en un documento de 30 páginas que ha sido aprobado en la reunión que ha celebrado este miércoles la Junta Directiva de la organización empresarial, se han diseñado a partir de los cuatro "grandes riesgos" en clave nacional que detecta la CEOE: "la inestabilidad política, la falta de disciplina presupuestaria, el abandono del proceso de reformas estructurales y el quebrantamiento de la unidad de mercado".

Los empresarios advierten de que, si estos riesgos se materializan, la desaceleración económica podría acelerarse en España, por lo que recuerdan al próximo Gobierno que "tiene en sus manos la capacidad de reducir e incluso eliminar estos riesgos internos y revertir la desaceleración".

En este sentido, CEOE plantea cuatro grandes líneas de actuación, donde se engloban todas sus propuestas: garantizar la estabilidad política e institucional; intensificar el proceso de consolidación fiscal; continuar el proceso de reformas estructurales, y apostar por la unidad de mercado.

Así, los empresarios proponen que, después de las próximas elecciones generales, se impulse una nueva agenda de reformas estructurales y diversos pactos de Estado, entre ellos en Sanidad y Justicia, para afrontar los desafíos de España a futuro.

En materia de Seguridad Social, la patronal propone revisar su financiación, separando claramente lo que es contributivo de lo que no lo es para que lo primero se financie con las cotizaciones de empresarios y trabajadores y segundo a través del Estado. Ello permitiría, alega, una rebaja del tipo de cotización a cargo del empresario.

La CEOE se queja de la que las cuotas empresariales a la Seguridad Social son "considerablemente superiores" a la media europea y suponen un impuesto sobre el empleo y la competitividad de las empresas, por lo que insta a rebajarlas.

También reclama una gestión eficiente y eficaz de las prestaciones, especialmente de la incapacidad temporal derivada de enfermedad común, y la puesta en marcha de reformas simultáneas en el sistema "en varios frentes", como la lucha contra el fraude en las cotizaciones y el aumento de la edad de jubilación a medida que lo haga la esperanza de vida.

Asimismo, apuesta por reformar el marco regulador de la previsión social complementaria, facilitando incentivos fiscales y una mayor transparencia y disponibilidad, y pide mejorar los mecanismos de seguimiento, control y evaluación del absentismo laboral.

REDUCIR LA PRESIÓN FISCAL SOBRE LAS EMPRESAS

En materia tributaria, la CEOE reclama rebajar la presión fiscal a las empresas por varias vías a fin de favorecer la competitividad y el crecimiento económico. "Los Estados no pueden diseñar sus impuestos con una visión exclusivamente local, las empresas son globales", apunta la patronal para justificar el que haya países del entorno español que estén rebajando impuestos a las empresas para aumentar su atractivo fiscal.

En concreto, la organización empresarial propone adecuar la tributación del Impuesto sobre Sociedades a la capacidad económica real de las empresas, eliminando las limitaciones en la compensación de pérdidas o la deducción de gastos financieros y corrigiendo "totalmente" los supuestos de doble imposición tanto nacionales como extranjeros mediante la exención total de dividendos y ganancias patrimoniales.

Al mismo tiempo, y dado el escenario de desaceleración, la CEOE aboga por implantar un sistema de incentivos fiscales a la inversión para la creación de empleo, como la libertad de amortización para activos nuevos.

La patronal quiere que se favorezca la consolidación de nuevas empresas con tipos inferiores en Sociedades y en cotización en los primeros años de actividad, que se reduzcan los tipos marginales del IRPF y se eleve el umbral a partir del cual se aplican, que se elimine Patrimonio y se reduzca el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

En general, subraya la CEOE, el Gobierno que salga de las urnas debería evitar introducir nuevas figuras impositivas; trabajar urgentemente en la coordinación de las políticas tributarias estatales, autonómicas y locales; dar estabilidad al sistema tributario; reducir la "excesiva litigiosidad" en esta materia, y combatir la economía sumergida, el fraude y la evasión fiscal.

NO LIMITAR LA SUBCONTRATACIÓN

En materia laboral, la patronal apuesta por reformas, nacidas del diálogo social, centradas en diseñar un sistema de contratación con fórmulas "claras, sencillas y fáciles" de gestionar; en reducir la dualidad entre contratos temporales y fijos; racionalizar el número de contratos y el régimen de bonificaciones; potenciar la contratación indefinida "sin penalizar" la temporal, y mejorar la contratación a tiempo parcial.

También aboga por recortar los costes laborales, aumentar los mecanismos de flexibilidad interna a disposición de las empresas, mejorar la intermediación laboral, reforzar la eficacia de las políticas de empleo y "mantener y no limitar" la subcontratación, "siempre bajo el respeto de los derechos de los trabajadores".

En materia de negociación colectiva, la CEOE pide avanzar hacia un sistema más ágil y eficaz que facilite la renovación y actualización de los convenios; mantenga el cese de la ultraactividad, la prioridad del convenio de empresa sobre el sectorial y la regulación de los descuelgues.

En su documento de propuestas, que abarca muchos ámbitos, la patronal también pide al próximo Gobierno que se comprometa con el cumplimiento de los objetivos de déficit y siga avanzando en la reforma del sector público. Al mismo tiempo, reclama mejorar el cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria por parte de todas las Administraciones Públicas. "Todos los niveles de la Administración deben cumplir los objetivos de déficit establecidos en cada ejercicio", subraya.

Más información en vídeos 
Comentarios