CEAT rechaza la propuesta para ajustar la cotización de autónomos a los ingresos reales

La reunión sobre el sistema de cotización de autónomos termina sin avances
El presidente de la Federación Intersectorial de Autónomos de Castilla-La Mancha (CEAT), Ángel LópezÁngel López
photo_camera El presidente de la Federación Intersectorial de Autónomos de Castilla-La Mancha (CEAT), Ángel LópezÁngel López

La Confederación Española de Autónomos (CEAT) en Castilla-La Mancha ha rechazado este lunes la propuesta realizada por el Ministerio de Seguridad Social en relación a las cuotas de autónomos, que toma los rendimientos netos como base para calcular la cotización.

En una nota de prensa, CEAT ha advertido que este planteamiento supone "un paso atrás" respecto al sistema actual y deriva en perjuicio de este colectivo, ya que "los rendimientos netos no son los ingresos reales", ha sentenciado.

En este sentido, ha señalado que si las cuotas se establecieran en función de los ingresos una vez restadas las deducciones, saldrían perjudicadas aquellas actividades con pocas desgravaciones y generaría profundas desigualdades, puesto que "muchos autónomos tienen gastos que no pueden deducirse".

Ha recordado que la propuesta recoge un sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos de 13 tramos donde las cuotas oscilarían entre un mínimo de 184 euros mensuales para los autónomos con menos ingresos y un máximo de 1.267 euros para quienes rebasen el tope contemplado en el último tramo.

Según CEAT, este nuevo sistema afectaría de manera negativa y de forma especial a los autónomos societarios que pagan cuotas por encima del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que en 2023 verían aumentar su cuota un 20 por ciento y que en el período transitorio hasta 2031 seguirían viendo crecer su coste por cotización.

De igual forma, ha considerado que otro problema de este sistema será la necesidad de prever de forma anticipada cuáles van a ser los ingresos a lo largo del año para elegir el tramo el que acogerse, previsión que es imposible de realizar y puede dar lugar a "graves distorsiones".

Por todo ello, el presidente regional de CEAT, Ángel López, ha abogado por que un modelo de cotización en base a los ingresos reales sirva para ajustar los costes empresariales del autónomo a su economía real y para mejorar su sistema de prestaciones, y que "no esté dirigido únicamente a aumentar la recaudación de la Seguridad Social", ha concluido.

REUNIÓN SIN AVANCES

La reunión que esta tarde ha mantenido el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones con agentes sociales y asociaciones de autónomos para abordar el nuevo sistema de cotización de los trabajadores por cuenta propia ha terminado sin avances significativos, han indicado ATA, UPTA y UGT.

El Gobierno presentó la pasada semana una propuesta de reforma del sistema de cotización y emplazó a agentes sociales y asociaciones de autónomos a plantear sus propias iniciativas al respecto en el encuentro de este lunes, en el que no se han producido avances en la negociación.

"Esta propuesta no nos gusta", ha subrayado el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en un audio remitido a los medios, donde ha considerado "inasumible" la iniciativa del Gobierno, que además ve con "problemas técnicos" en materias como los autónomos colaboradores o en pluriactividad.

El presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, ha lamentado que su organización ha sido la única que ha llevado una propuesta a la mesa. "Hay que ir a las reuniones con los deberes hechos, no sirve de nada hacer una negación a la mayor", ha criticado.

La propuesta de UPTA para por reducir a 11 los tramos de cotización y eleva la cuota a abonar al final del periodo para los autónomos con rendimientos mensuales inferiores a 600 euros, hasta 208 euros, así como establecer cotizaciones especiales para artistas y quienes ingresen menos de 5.400 euros al año.

La propuesta del Ejecutivo para reformar el régimen de cotización de los autónomos (RETA) consiste en un esquema para aplicar a lo largo de los nueve próximos años (2023-2031), que contaría con trece tramos de cotización por ingresos con sus respectivas cuotas a la Seguridad Social.

Dichas cuotas oscilarían al final del periodo transitorio, en 2031, entre los 183 euros al mes para los de rendimientos mensuales inferiores a 600 euros y los 1.266 euros para los que superen los 4.050 euros.

Este lunes, el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, se ha mostrado abierto a hacer ajustes sobre su propuesta, a pesar de que la considera "muy justa" y "beneficiosa". La negociación continuará con una nueva reunión el lunes de la próxima semana. 

Comentarios