miércoles 15.07.2020

CCOO y UGT animan a que el próximo 8 de marzo sea una "bofetada al neomachismo"

Por otra parte, los secretarios generales de CCOO y UGT han pedido al Congreso "concitar una mayoría" para la reforma laboral

CCOO y UGT animan a que el próximo 8 de marzo sea una "bofetada al neomachismo"
CCOO y UGT animan a que el próximo 8 de marzo sea una "bofetada al neomachismo"

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez, han animado a que el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, sea una jornada de lucha por la igualdad y que "sirva de bofetada al neomachismo” de algunos partidos políticos, para impedir que se dé ni un paso atrás en materia de igualdad.

Así lo han señalado este miércoles en la asamblea celebrada en Guadalajara con motivo de las movilizaciones del próximo 8 de marzo, en la que han participado cerca de 400 delegados sindicales.

Unai Sordo ha señalado que no van a permitir que se dé "ni un paso atrás en materia de igualdad" y ha lamentado los discursos “neomachistas, reaccionarios en algunos partidos, que las mujeres van a contestar el 8 de marzo y los 365 días del año”.

“No se puede consentir que se pongan en cuestión derechos de igualdad adquiridos por esta sociedad que ha costado mucho tiempo forjar y el 8 de marzo también tiene que ser eso”, ha señalado Sordo, quien ha llamado a que este día sea “una batalla cultural por la hegemonía de pensamiento en España, para decir que el feminismo tiene razón y que la igualdad tiene que ser una característica de nuestra sociedad".

Para Álvarez, este 8 de marzo “tiene que servir para dar una gran bofetada al neomachismo que ha aparecido con un descaro y una desvergüenza absolutamente insoportables", y que sitúan a la mujer como "una máquina reproductora” o quieren, como Vox, situar el machismo en la misma posición que el feminismo “cuando el feminismo es igualdad, libertad, y machismo es todo lo contrario, perpetuar situaciones de absoluta injusticia”.

Sordo espera una gran movilización social el 8 de marzo en España y “que tiene que venir impulsada también en la convocatoria de paros en las empresas. 

"Es muy importante que en este país se recupere una agenda social y se hable, entre otras cosas, de la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres en España”, ha dicho el dirigente sindical, quien ha añadido que son necesarias leyes que impulsen una igualdad real en la sociedad española, que reduzcan esa brecha salarial e impulsen medidas de conciliación y hagan que los sistemas de dependencia tengan más inversión pública.

Pepe Álvarez, por su parte, ha recordado que se han convocado dos horas de paro el 8M porque pretenden que sean "dos horas de debate y que en los centros de trabajo se pueda analizar la situación de la mujer” en la propia empresa y en la sociedad, y que sirva para tomar conciencia de que "no puede pasar otro 8 de marzo sin que las administraciones y el Congreso legislen para acabar con la desigualdad”.

“Creemos que tiene que ser una fecha de lucha de hombres y de mujeres y de mujeres y hombres porque la emancipación plena de la mujer viene de la participación plena del hombre y los hombre decentes de este país debemos ser conscientes de que tenemos una deuda con las mujeres”, ha concluido.

REFORMA LABORAL

En otro orden de asuntos, ambos dirigentes sindicales han pedido a los grupos parlamentarios del Congreso a "concitar una mayoría para cerrar una corrección" de la reforma laboral y de pensiones así como acordar medidas sociales.

Así lo han señalado a preguntas de los medios de comunicación, al tiempo que han quitado importancia a la suspensión de la reunión prevista este martes con los agentes sociales de la mesa de empleo.

"Desde hace tiempo CEOE manifiesta que no va a llegar a acuerdos en materia de reforma laboral ante de las elecciones. Por tanto, ese es un camino que es prácticamente imposible que se mueva", ha afirmado Unai Sordo.

Para el líder de CCOO, "lo sustancial es poder cerrar una corrección de la reforma laboral que concite una mayoría parlamentaria", una situación de la que, en su opinión, no se está lejos. 

"Creo que decir que en España las empresas subcontratantes tengan que tener un convenio colectivo de aplicación o que los convenios de empresa no pueden rebajar los salarios de los convenios salariales o decir que hay que comprobar la jornada de entrada y salida del puesto de trabajo son medidas de sentido común", ha opinado Sordo.

Asimismo, ha sostenido que modificar estos aspectos son "correcciones muy importantes" de la reforma laboral que beneficiarían a los trabajadores, por lo que ha argumentado que sería "muy difícil" que alguno de los grupos parlamentarios que apoyaron la moción de censura pudieran justificar su voto en contra a esas correcciones.

"Estamos más cerca que antes de poder llegar a ese objetivo", ha sostenido, al tiempo que ha desvelado que la postura de la patronal "es una escenificación", pues que afirmado que en reuniones mantenidas en la mesa de negociación se habían cerrado algunos acuerdos y habían manifestado que veían que eran temas que debían salir adelante".

Álvarez ha coincidido en señalar que, en este momento, "lo que es necesario es ser capaces de concitar las suficientes complicidades entre el Gobierno y los grupos parlamentarios para no dejar pasar la oportunidad de derogar aspectos importantes de la reforma laboral" y sobre todo para poder poner en marcha políticas sociales.

“Es evidente que el Gobierno ha tenido mucho tiempo y que se ha desaprovechado mucho tiempo pero, en todo caso, nosotros lo que queremos es aprovechar el tiempo que queda", ha urgido Álvarez que también ha hecho un llamamiento a los grupos que apoyaron la moción de censura para que el debate sobre la reforma laboral concluya "con éxito". 

De hecho, ha considerado que si "existe voluntad" por parte de Unidos Podemos y de otras fuerzas, determinadas medidas se pueden aprobar mediante decreto ley y después ser convalidadas en la Diputación Permanente. 

Sobre la polémica de que esta modificación se apruebe por decreto ley, Sordo ha dicho que le hubiera gustado que se hubiera aprobado como proyecto de ley para que se hubiera debatido en el Congreso, pero ha denunciado que "ha habido una mesa en el Congreso que ha utilizado su mayoría para bloquear muchas iniciativas parlamentarias". 

Más información en vídeos 
Comentarios