Unión de Uniones pide 'control exhaustivo' del vino que llega a España

La Unión de Uniones se reunirá este viernes con la Consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, para transmitirla su preocupación por la sequía, los planes de Desarrollo Rural y la Red Natura 2000

Unión de Uniones pide 'control exhaustivo' del vino que llega a España. En la imagen un instante de la rueda de prensa que ha ofrecido la organización este martes
photo_camera Unión de Uniones pide 'control exhaustivo' del vino que llega a España. En la imagen un instante de la rueda de prensa que ha ofrecido la organización este martes

La Unión de Uniones ha solicitado a los gobiernos central y regional que lleven a cabo un control "exhaustivo" del vino que llega a España de terceros países y que tenga el mismo seguimiento que el de los productores españoles, constando en su etiquetado el lugar de origen.

Así lo han manifestado en una rueda de prensa en Toledo el coordinador estatal de Unión de Uniones, José Manuel de las Heras, quien ha estado acompañado por el miembro de la Comisión Ejecutiva y responsable de la Viña y el Vino, Andrés García, el secretario regional de la Unión de Ganaderos, Jorge Rodríguez, y el vicesecretario regional, Modesto Lorenzo.

"Pedimos que nos traten a todos por igual", ha indicado el responsable de la Viña y el Vino de esta organización agraria, quien ha exigido la misma normativa en el etiquetado. "¿El producto que entra de Chile dónde va a parar, porque no encontramos botellas en el mercado que vengan de Chile?", se ha preguntado, para añadir que "en todas esas marcas pone producto de España".

No se creen que sea para tinto de verano

De su lado, el coordinador estatal de Unión de Uniones ha dicho que no se creen que ese vino se utilice para hacer tinto de verano y ha incidido en que en los dos últimos años se han detectado operadores con base en Castilla-La Mancha -concretamente en Valdepeñas- que han introducido "barcos completos de vino", el último con 17 millones de litros, de terceros países. "No se consume tanto tinto de verano en el mundo", ha agregado.

De las Heras también ha llamado la atención en que podría darse el caso de que el vino de terceros países reciba ayudas de la OCM que son específicas para vinos de la Unión Europea (UE) si no se produce una correcto etiquetado de los mismos.

"No criticamos la legalidad o la ilegalidad, lo que queremos es que se haga un seguimiento para que ese vino se use para lo que se tenga que utilizar", ha apuntado, para lamentar que uno de los "fallos" de la PAC es que no se hace una rastreabilidad del producto y que ha habido "falta de celo" en este asunto por parte de las administraciones.

El sistema de control ya está creado

Desde la Unión de Uniones afirman que este seguimiento del vino podría ser controlado "perfectamente" por el Estado español porque el sistema de control ya está creado pero "no se remata" y controlarlo conlleva "pedir explicaciones" a ciertas multinacionales del vino.

A todo ello, ha añadido el problema del excedente de la pasada cosecha y el de los precios. Así, ha denunciado que los precios están por debajo de los costos y que se han hecho ventas ya de un 20 o un 25 por ciento por debajo de los costes de producción".

De este modo, ha indicado que las bodegas y las cooperativas "se están poniendo nerviosas" porque a 90 días de la próxima vendimia, si no hay salida al vino de forma abundante, "habrá muchas que no tendrán sitio en el que meter la cosecha de uva", ha argumentado.

Reunión con la consejería de Agricultura

Esta petición será una de las que la Unión de Uniones llevará a la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, en la reunión que tendrán con ella el próximo viernes, 30 de mayo, y en la que le entregarán un documento que la Comisión Estatal ha elaborado este martes en Toledo.

Entre estas peticiones está la elaboración de los futuros planes de Desarrollo Rural que para la organización deberán contener medidas tales como ayudas a incorporación de jóvenes, planes de mejora, indemnizaciones a zonas con limitaciones naturales, ayudas agroambientales y, en definitiva, las relacionadas con la reforma estructural del sector.

En el caso de Castilla-La Mancha, la Unión de Uniones quiere que se mantengan en el período 2014/2020 un paquete de ayudas similar al del 2007/2013, para ello, apunta que la Junta de Comunidades tendría que aportar 422 millones de recursos propios, "lo que supondría casi multiplicar por dos la contribución actual".

Sequía y Red Natura 2000

También mostrará la organización a Soriano su inquietud por las consecuencias de la sequía en la Comunidad Autónoma. Aunque ha aplaudido que la Junta haya declarado Castilla-La Mancha 'zona de sequía agronómica primaveral de cultivos herbáceos extensivos', ha exigido a la Consejería que cree una comisión de seguimiento regional y ayudas al sector, al igual que se han establecido a nivel nacional.

En otro orden de cosas, la Unión de Uniones transmitirá a Soriano su preocupación por los planes de gestión de los espacios naturales protegidos mediante la Red Natura 2000. "No se oye nada de lo que se está haciendo y eso sigue siendo la norma fundamental de funcionamiento", agregan.

"En estos momentos se están elaborando unos planes de gestión en los que nos preocupan que los verdaderamente afectados no hayan sido convocados para, entre todos, llegar a un consenso", apuntan desde la Unión de Uniones, para añadir que suponen "una limitación importante" al ejercicio de la actividad agraria y ganadera que debería consensuarse.

Comentarios