jueves 21/1/21

Tragsa decide paralizar el ERE que afectaba a más de 1.300 trabajadores, según sindicatos

La empresa pública Tragsa ha decidido paralizar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba a más de 1.300 trabajadores y que había empezado a ejecutar con la entrada del nuevo año, según han confirmado fuentes sindicales

Los trabajadores de Tragsa en Castilla-La Mancha durante la concentración que han llevado a cabo este jueves en la ciudad de Toledo
Los trabajadores de Tragsa en Castilla-La Mancha durante la concentración que han llevado a cabo este jueves en la ciudad de Toledo

La empresa pública Tragsa ha decidido paralizar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba a más de 1.300 trabajadores y que había empezado a ejecutar con la entrada del nuevo año, según han confirmado fuentes sindicales de CSIF y CCOO.

En concreto, la decisión de frenar el ERE, que ya ha sido comunicada a los sindicatos, se produce después de haber materializado el 5% de los despidos previstos.

En Tragsa estaban previstos un total de 726 despidos, de los cuales se han ejecutado unos 300, mientras que en su filial Tragsatec se han eliminado también unas 300 empleos de los 600 que estaban previstos inicialmente.

Desde CSI.F se han felicitado por la decisión de la empresa de dar marcha atrás en el ajuste de la plantilla, impulsada por la presión ejercida por los trabajadores y por la interlocución realizada por el sindicato.

Según CSI.F, la empresa ha reconocido que el incremento de los beneficios y de la actividad se ha traducido en un cambio de la situación que había provocado el ERE.

Ante esta decisión, el sindicato que preside Miguel Borra analizará las medidas a adoptar a partir de ahora, al tiempo que exigirá la reincorporación de los despidos ejecutados.

CCOO MANTENDRÁ LAS MOVILIZACIONES "PARA EXIGIR READMISIONES"

Por su parte, CCOO en CLM ha recordado que el ERE del grupo Tragsa, el mayor aplicado nunca en una empresa pública en el país, ha provocado ya 63 despidos en Castilla-La Mancha; 31 en Tragsa -14 de ellos en Ciudad Real, diez en Toledo, tres en Guadalajara, dos en Albacete y otros dos en Cuenca-; y 32 en Tragsatec, de los que 17 corresponden a Toledo, siete a Albacete, seis a Ciudad Real y dos a Cuenca.

CCOO ha asegurado que mantendrá las movilizaciones para "exigir la readmisión de los trabajadores despedidos" del Grupo Tragsa, tras la decisión del grupo de paralizar el ERE que afectaba a más de 1.300 de sus empleados en toda España.

Así ha reaccionado el sindicato, tras la decisión de la empresa, reflejada en una carta del presidente de Tragsa, Miguel Giménez de Córdoba, en la que expone "que en el día de hoy finaliza la aplicación del Procedimiento de Despido Colectivo de Tragsa y Tragsatec".

En la carta, el presidente señala que tras el aumento de la actividad a finales de 2015 se ha reducido en un "58% la aplicación de este Procedimiento, el cual ha afectado finalmente a 555 personas (5% de la plantilla total, integrada por 10.800 trabajadores), de los 1.336 despidos autorizados por la sentencia del Tribunal Supremo".

"En todas las organizaciones hay momentos en los que es necesario tomar medidas de tipo estructural, organizativo y productivo para adaptarse a las circunstancias de su actividad. En este sentido, la situación económica, económica, organizativa y productiva de las empresas del Grupo han motivado la toma de decisión más difícil y dura para la organización a lo largo de su historia", ha asegurado.

Por todo ello, ha mostrado su agradecimiento por el esfuerzo y compromiso de todos los trabajadores en un "periodo tan complejo y difícil" y ha enfatizado que "la dirección de la empresa da por finalizado este proceso de despido colectivo no produciéndose ninguna extinción de contrato al amparo de este procedimiento". "Esperamos una nueva etapa, con un mensaje inequívoco de esperanza", finaliza la misiva.

BUSCAR DESPIDOS CERO

El secretario de Organización de CCOO-Construcción y Servicios de Castilla-La Mancha, Alejandro Jiménez, ha señalado que su sindicato buscará "la negociación de un plan de viabilidad con despidos cero", según ha informado CCOO en nota de prensa.

Jiménez ha afirmado que la paralización del ERE "demuestra que su aplicación no tenía ni pies ni cabeza" y ha comentado que CCOO pedirá la "apertura inmediata" de una mesa de diálogo con la representación de los trabajadores "dirigida a salvaguardar e incluso incrementar el empleo en Tragsa y Tragsatec, aumentar la capacidad de producción de ambas empresas y mejorar la eficiencia organizativa del grupo".

"Vamos a mantener y a intensificar si cabe todas las movilizaciones previstas, comenzando con las dos jornadas de huelga de los días 26 de enero y 3 de febrero, y las concentraciones convocadas esos mismos días ante la sede del PP en la calle Génova de Madrid", ha concluido el secretario.

Comentarios