viernes 7/8/20

CLM siguió en el año 2019 como segunda comunidad con más potencia eólica instalada

En Castilla-La Mancha está el 14,85 % de la energía eólica instalada en España, lo que la sitúa como la segunda comunidad tras Castilla y León (que suma el 23,56 % del total en 258 parques)
CLM siguió en el año 2019 como segunda comunidad con más potencia eólica instalada
CLM siguió en el año 2019 como segunda comunidad con más potencia eólica instalada

Castilla-La Mancha se mantuvo en 2019 como la segunda comunidad autónoma con más potencia eólica instalada, con un total de 3.817 MW repartidos en 144 parques eólicos, a pesar de que el año pasado no hubo ninguna nueva instalación en la comunidad autónoma.

Según el Anuario Eólico de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) de 2020, que se ha dado a conocer este miércoles, en Castilla-La Mancha está el 14,85 % de la energía eólica instalada en España, lo que la sitúa como la segunda comunidad tras Castilla y León (que suma el 23,56 % del total en 258 parques), y ligeramente por encima de Galicia, que tiene el 14,84 % del total de potencia eólica instalada, aunque en más parques (178).

La comunidad autónoma con mayor potencia instalada continúa siendo Castilla y León, con una cobertura de la demanda eléctrica del 80 %; seguida de Castilla-La Mancha, cuya cobertura de la demanda eléctrica llega al 67,6 %; de La Rioja (con un 64 %) y de Navarra (con un 46 %).

Madrid, Ceuta, Melilla y Baleares son las comunidades y ciudades autónomas con menos potencia eólica instalada.

De acuerdo con los datos del Anuario Eólico de la AEE, España fue el país que más potencia eólica terrestre instaló durante 2019 en la Unión Europea (UE), un 15 % del total instalado, y ocupa la primera posición en la clasificación europea de instalación de potencia al año.

En Europa, en 2019, según la asociación WindEurope, la potencia total instalada habría sido de alrededor de 15,4 gigavatios (GW), de los que 3,6 GW fueron de eólica terrestre.

La nueva potencia eólica, en general, ha estado liderada en el continente por Reino Unido, España y Alemania.

En total, la Unión Europea cuenta con 205 GW eólicos, mientras que España continúa siendo el segundo país europeo y el quinto del mundo con más potencia instalada, con 25,7 GW.

Según estimaciones del Consejo Mundial de la Energía Eólica (GWEC), la potencia eólica instalada en el mundo habría sobrepasado los 651 GW, al incrementarse en 60,4 GW durante 2019. 

China, Estados Unidos, Reino Unido, India y España fueron los países que más potencia eólica instalaron el año pasado en el mundo.

En España, la potencia eólica aumentó en 2.243 megavatios (MW) en 2019, lo que elevó el total de potencia eólica instalada a 25.704 MW.

Esta nueva potencia pertenece, principalmente, a proyectos resultantes de la primera y segunda subasta de 2017, pero también a plantas que se han financiado en el mercado.

El parque eólico español tiene alrededor de 10.000 MW con una antigüedad superior a 15 años, mientras que, de ellos, 2.300 MW tienen una antigüedad superior a los 20 años. 

Más de un gigavatio de la nueva potencia eólica instalada en España (el 49,1 % del total) corresponde a parques eólicos en Aragón. 

El resto de los megavatios instalados, unos 1.141 MW, se reparten entre 461 MW en Castilla y León, 416 MW en Galicia, 124 MW en Andalucía, 85 MW en Navarra, 39 MW en Extremadura y 16 MW en Canarias. 

Extremadura, con su primer parque eólico, entró el año pasado en el grupo de comunidades autónomas con instalaciones eólicas. 

La eólica ha aportado el 20,8 % de la electricidad consumida en 2019 (en 2018 fue un 19 %), ha evitado la emisión de 28 millones de toneladas de CO2 y la importación de 10,7 millones de toneladas equivalentes de petróleo de combustibles fósiles. 

Entre las tecnologías renovables, la eólica siguió siendo la líder en 2019, si la comparamos con la fotovoltaica que cubrió el 4 % y la termosolar, el 2 %. 

En 2019, la eólica funcionó una media de 2.218 horas equivalentes anuales frente a las 1.039 horas de la fotovoltaica. 

En total, las renovables aportaron el 37 % de la electricidad que consumieron los españoles en 2019, lo que representa un ligero descenso respecto a 2018, debido, sobre todo, a la sequía sufrida que hizo que gran parte de la generación hidráulica se cubriese con generación de ciclo combinado. 

IMPACTO EN LOS PRECIOS

La eólica tuvo en 2019 un efecto reductor de los precios en el mercado eléctrico español de 6 euros/megavatio hora (MWh).

Los consumidores industriales son los que más se han beneficiado y para un consumidor medio con la tarifa AT1 y un consumo de 1.500 MWh anuales, el ahorro en 2019 ha sido de 3.115 euros.

En total, la eólica generó un ahorro neto (una vez descontados los incentivos) a los consumidores eléctricos de 72 millones de euros.

Más información en vídeos 
Comentarios