La recuperación estaría comenzando a cobrar fuerza en CLM, según un informe del BBVA

Las comunidades autónomas continuarán su mejoría y verán crecer su economía durante este año y el próximo, en su mayor parte debido al aumento de la demanda interna, el turismo y el crecimiento de las exportaciones, según informe de BBVA Research

Rafael Doménech, economista jefe de BBVA Research, ha presentado el informe 'Situación Castilla-La Mancha'
photo_camera Rafael Doménech, economista jefe de BBVA Research - Archivo

Las comunidades autónomas continuarán su mejoría y verán crecer su economía durante este año y el próximo, en su mayor parte debido al aumento de la demanda interna, el turismo y el crecimiento de las exportaciones , según ha indicado el informe del Observatorio Económico de España realizado por BBVA Research.

En el caso de Castilla-La Mancha, la recuperación estaría comenzando a cobrar fuerza, según este informe.

Esta revisión al alza coincide con la mejora en las previsiones de crecimiento la economía española, que BBVA cifra en un 3 por ciento para 2015 y un 2,7 para 2016, respecto al 1,4 por ciento obtenido el año pasado.

De cumplirse las previsiones de BBVA, todas las comunidades autónomas verán acelerada su economía a lo largo de este año y en 2016 cinco de ellas --Madrid, Baleares, Cantabria, Extremadura y Navarra-- tendrían un PIB igual o superior al de antes del comienzo de la crisis.

Además, BBVA ha indicado que cinco comunidades aumentarían este año su PIB por encima del 3 por ciento: La Rioja, con un 3,5 por ciento, y Madrid, Baleares, Canarias y Extremadura, con un 3,3 por ciento cada una.

En el inicio de 2015 se ha observado en las regiones del noroeste un menor dinamismo que en el resto de comunidades, una situación que el informe achaca a la falta de impulso al turismo y a las exportaciones de bienes. Así, el País Vasco vería incrementado su PIB en un 2,7 por ciento en 2015.

El turismo continúa siendo uno de los principales factores de impulso de las comunidades del Mediterráneo e insulares, que se han visto beneficiadas por la bajada del precio del petróleo, la depreciación del euro y el mantenimiento de las tensiones geopolíticas en países que son competidores directos.

Además, BBVA ha resaltado que la recuperación estaría comenzando a cobrar fuerza en Andalucía y Madrid, mientras que en Cataluña y Navarra, pese a tener tasas de crecimiento positivas, se ha observado un primer trimestre más débil respecto al final del año anterior.

La mejora del consumo privado y el aumento de la inversión también han supuesto un impacto positivo en la perspectiva de las comunidades, principalmente en las islas y Cataluña. La insustria, por su parte, ha supuesto un factor clave en La Rioja, Navarra, Murcia, la Comunidad Valenciana y Castilla y León.

Un impulso más ha supuesto el crecimiento en la inversión residencial, tanto por parte de extranjeros como el aumento de la compra de la primera vivienda gracias a la mejora del empleo. En este caso, se han visto especialmente beneficiadas Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, donde se ha producido una recuperación del empleo mayor y existe una menor sobreoferta de vivienda.

ESCASOS AVANCES EN CONSOLIDACIÓN FISCAL

Por otro lado, BBVA ha resaltado que ni los presupuestos de 2015 ni la información obtenida hasta febrero sugieren que se vayan a producir "grandes avances" en consolidación fiscal. En este sentido, los presupuestos no han reflejado un ajuste entre la desviación observada en 2014 y el objetivo de déficit a alcanzar en 2015.

Ante esta perspectiva, BBVA Research ha instado a los gobiernos autonómicos a situar el crecimiento económico como su prioridad, "incluso en escenarios menos propicios". Por ello, ha considerado "insuficientes" los esfuerzos realizados para incentivar la contratación indefinida y ha resaltado la necesidad de acabar con la dualidad en el mercado laboral, lo que supondría modificar el sistema de contratación actual.

Por otro lado, ha instado a corregir la desigualdad, que se ha visto incrementada en términos per cápita durante la crisis. Esta mejora de desequilibrios supondría un mejor funcionamiento de mercados y acercaría la economía española a la media europea, ha subrayado.

Comentarios