La junta de acreedores de la Autopista Ocaña-La Roda aplazada hasta julio

La junta de acreedores de la sociedad concesionaria de la autopista AP-36 Ocaña-La Roda ha sido aplazada hasta el próximo 18 de julio, desde la fecha del 20 de abril para la que inicialmente estaba convocada la misma

La junta de acreedores de la Autopista Ocaña-La Roda aplazada hasta julio
photo_camera La junta de acreedores de la Autopista Ocaña-La Roda aplazada hasta julio

La junta de acreedores de la sociedad concesionaria de la autopista AP-36 Ocaña-La Roda ha sido aplazada hasta el próximo 18 de julio, desde la fecha del 20 de abril para la que inicialmente estaba convocada, según informaron en fuentes del sector.

Se trata de la primera vía de pago, de la decena que actualmente están en concurso de acreedores, que ya se encontraba en esta fase del proceso concursal y que tenía convocada la junta para que sus acreedores votaran un eventual plan de viabilidad.

Según dichas fuentes, el aplazamiento de la junta ha sido solicitado por los administradores concursales de la autopista con el fin de tener tiempo de presentar el informe concursal definitivo.

En virtud del nuevo plazo, la sociedad concesionaria de la AP-36, controlada por Ferrovial y Sacyr, cuenta con plazo hasta el próximo 23 de mayo para presentar a sus acreedores un eventual plan de viabilidad y pago de deuda con el fin de superar el concurso.

La concesionaria de la AP-36 Ocaña-La Roda solicitó el concurso voluntario de acreedores en octubre de 2012 al no poder hacer frente al pasivo de 522 millones de euros que soportaba y que vencía a finales de ese año.

En la actualidad, una decena de vías de pago están en proceso concursal, fundamentalmente por los sobrecostes que registraron por las expropiaciones de los terrenos y por la caída de los tráficos desde el inicio de la crisis.

Entre las vías en riesgo de quiebra figuran también las radiales de Madrid, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Madrid-Toledo, la circunvalación de Alicante y la Cartagena-Vera.

Liquidación o rescate

En la actualidad, los ministerios de Hacienda y de Fomento analizan desde hace más de un mes estas dos posibles soluciones para las autopistas en problemas. No descartan abordar una "liquidación ordenada" de la decena de estas vías si esta opción tuviera un menor impacto en las arcas públicas que rescatarlas mediante la constitución de una empresa pública de autopistas.

La eventual constitución de esta sociedad pública de autopistas, que integre a todas las vías en problemas y controlada al 80% por Fomento, cuenta ya con el acuerdo de las sociedades concesionarias de las vías y de sus bancos acreedores, con los que mantienen una deuda total de unos 3.500 millones de euros.

Comentarios