domingo 27/9/20

Ecologistas recurren los derechos de emisión otorgados a fábricas cementeras

La Coordinadora Estatal de Plataformas contra la Incineración de Residuos en Cementeras ha recurrido las asignaciones gratuitas de derechos otorgadas por el MAGRAMA a diversas fábricas de cemento para el periodo 2013-2020

La Coordinadora Estatal de Plataformas contra la Incineración de Residuos en Cementeras ha recurrido las asignaciones gratuitas de derechos de emisión otorgadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a diversas fábricas de cemento para el periodo 2013-2020.

La organización denuncia que el sector de cementos "disfruta" de unas asignaciones gratuitas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero que están "muy por encima" de las emisiones reales. Esto ha provocado que las cementeras obtuvieran ganancias de 400 millones de euros con la venta de los derechos de emisión sobrantes que obtuvieron, también de forma gratuita, entre 2008-2012. Sin embargo, España tuvo que comprar derechos de emisión por un importe de 700 millones de euros, al aumentar las emisiones por encima de lo que fijaba el Protocolo de Kioto.

Así, la coordinara reclama que se ajuste a la baja la cifra de asignaciones gratuitas a "todas" las fábricas de cemento y, no solo a siete. Por ello, varias plataformas y organizaciones integradas en la coordinadora estatal de Plataformas contra la Incineración de Residuos en Cementeras han interpuesto un recurso contra la resolución de 28 de febrero del secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, que ajustó a la baja los derechos de emisión para el periodo 2013-2020 de 163 instalaciones (entre las que figuran 7 fábricas de cemento). Esos derechos de emisión gratuitos se han ajustado por la reducción en la actividad productiva de las instalaciones sujetas al régimen de comercio de derechos de emisión con anterioridad al 1 de enero de 2013.

"Es sorprendente que 3 meses y medio después de que el Consejo de Ministros asignara esos derechos gratuitos en el llamado periodo post-Kioto 2013-2020 el secretario de Estado rectifique ese acuerdo cuando no se han producido nuevos datos que no se tuvieran el 15-11-2013", ha manifestado la plataforma.

Además, consideran "más sorprendente aún" que se concedan derechos de emisión a las fábricas de cemento que han cesado definitivamente su actividad, como las de Holcim en Yeles (Toledo) y en Lorca (Murcia), u otras como las de Uniland Cementera SA en Sitges y Santa Margarida i els Monjos (Barcelona), o la de Cemex en Buñol (Valencia), que han reducido significativamente su actividad.

En este contexto, opinan que el caso "más extremo" es el de Holcim en Yeles, pues su factoría fue demolida en octubre de 2013 y sus hornos, desmantelados, por lo que ya no puede fabricar clinker (el principal componente del cemento y cuya fabricación produce grandes cantidades de CO2) y solamente se dedica a la molienda del clínker fabricado en otras instalaciones. La fábrica de Lorca asimismo ha cesado definitivamente su producción de cemento.

El sector del cemento obtuvo de la Administración en noviembre de 2013 una media de 21,9 millones de derechos de emisión gratuitos anuales en el periodo 2013-2020, cuando las emisiones en 2012, (último año del que se tienen datos) fueron de 11,5 millones de toneladas de CO2. En el periodo 2008-2012 los derechos de emisión superaron a las emisiones en 56 millones de toneladas, lo que supuso unas ganancias para el sector cementero de alrededor de 400 millones de euros.

Más información en vídeos 
Comentarios