domingo 24/1/21

Bodegas Osborne retrasa la vendimia una semana ante la falta de maduración de la uva

La vendimia de las 700 hectáreas de viñedo que Bodegas Osborne tiene en Malpica de Tajo (Toledo) llegará este año con algo de más de una semana de retraso, a consecuencia de los efectos que sobre la vid ha tenido la escasez de lluvias.

"La falta de precipitaciones ha ocasionado que la vid pierda mucha hoja por el exceso del calor, lo que retrasa también la maduración de la uva", ha explicado a Europa Press Javier Ginesta, ingeniero y jefe técnico de viña de Bodegas Osborne de Malpica.

La falta de agua obligó ya a los técnicos a adelantar el riego del viñedo a la última semana de junio, y aún así a la uva "le está costando madurar porque la planta está sufriendo mucho". A esto se suma, el daño que producen los cloruros del agua del río Tajo, que se hace visible en la huella que va dejando en las hojas al secarse.

Otra cualidad de la uva que se recogerá esta temporada de vendimia es que los racimos están cargados de uvas muy pequeñas. Una situación que no mermará su calidad, todo lo contrario, asegura Ginesta, "todo lo va a tener mucho más concentrado".

Lo que sí va a provocar es que se acumule la vendimia de varias variedades. En principio, las primeras que se recogerán son las de merlot, mencía, tempranillo y syrah.

La extensión y la enorme cantidad de cepas que tiene Osborne hacen que la vendimia se haga con modernas cosechadoras y, en la actualidad, se está recurriendo a la vendimia nocturna, "para que la uva llegue a la bodega más fresca", ha señalado Ginesta.

De hecho, comienzan a las cuatro de la madrugada para recoger la uva a 18 grados, que posteriormente bajarán hasta los 14 grados en la bodega.

Respecto a las previsiones de la vendimia de este año, el técnico tiene esperanza de alcanzar los cinco millones de kilos de la temporada pasada.

Comentarios