Cospedal se reune con el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, durante su reunión con el comisario Ciolos
photo_camera La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, durante su reunión con el comisario Ciolos

La presidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, consideró "trascendental" para la región y, con carácter general para toda España, la convergencia interna en el ámbito de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), especialmente pensando en la industria agroalimentaria, y un sector clave para el desarrollo de Castilla-La Mancha, como es el relacionado con la agricultura y la ganadería.

Según la presidenta regional, "vamos a pelear por la agricultura y la ganadería de nuestra tierra para que la convergencia interna no suponga un menoscabo para los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha".

Así se lo hizo saber al comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos, con quien se reunió este jueves en Bruselas, además de plantearle la posibilidad de la financiación público-privada en el ámbito de las ayudas europeas, "que no tengan que ser financiadas por el Estado miembro o la región a la que va destinada la ayuda, sino que pueda haber una parte de financiación privada por parte del agricultor o ganadero y así de esta manera los fondos europeos podrían dar mucho más de sí y ser más rentables".

Junto a la presidenta Cospedal, participaron en la reunión con Ciolos la consejera de Agricultura, María Luisa Soriano, y la eurodiputada Pilar Ayuso. En este contexto, abordaron la próxima reforma de la PAC, que está en la recta final de las negociaciones, ya que la Comisión Europea pretende cerrar el texto antes de verano, según informó la Junta en nota de prensa.

La presidenta reconoció "avances significativos en estos últimos meses de negociación", aunque en todo caso afirmó que "seguiremos trabajando intensamente hasta que el texto esté cerrado y recoja una reforma que dé estabilidad a nuestros agricultores y ganaderos".

Otro de los aspectos que trataron en este encuentro fue el relativo al precinto de los envases de aceite en restaurantes, para evitar que se sirva en recipientes rellenables. Esa fue una reivindicación de la presidenta Cospedal, "para garantizar un aceite de calidad, como el que tenemos en Castilla-La Mancha, como el mejor producto que podamos ofrecer complementando nuestra excelente gastronomía", aseveró.

La Comisión Europea retiró recientemente su plan para prohibir el uso de las aceiteras rellenables en los restaurantes europeos, ante la polémica generada en varios países por la propuesta, que sí apoyaron países mediterráneos y productores como España, Italia, Grecia y Portugal.

Cospedal reiteró que está de acuerdo con el objetivo inicial de Bruselas, para evitar el fraude a los consumidores y promover la "calidad" de los aceites servidos en los restaurantes.

Comentarios