martes 7/12/21

Castilla-La Mancha, entre las CCAA que menos gastaron en alimentación en el año 2015

Castilla-La Mancha es una de las Comunidades Autónomas en las que menos se gastó en alimentación en 2015 con un total de 1.271 millones, según se desprende del Informe del consumo de alimentación en España 2015 hecho público este viernes

El IPC cierra 2015 con una caída del 0,3% en CLM, tras bajar los precios un 0,4% en diciembre, trabajador, empleo, comercio, supermercado, trabajo, desempleo, alimentos, compra
Castilla-La Mancha, entre las CCAA que menos gastaron en alimentación en el año 2015

Castilla-La Mancha es una de las Comunidades Autónomas en las que menos se gastó en alimentación en 2015 con un total de 1.271 millones, según se desprende del Informe del consumo de alimentación en España 2015 hecho público este viernes.

Así, las regiones que más gastan en alimentación son Cataluña (1.766,3 millones de euros), seguida por el País Vasco (1.763,3 millones de euros) y Cantabria (1.703,7 millones de euros), mientras que Castilla-La Mancha (1.271,9 millones de euros), Extremadura (1.275 millones de euros) y Andalucía (1.301,8 millones de euros) son las de menor gasto per cápita.

A nivel nacional, los españoles gastaron en 2015 el 1,01% más en alimentación, hasta los 99.037 millones de euros, rompiendo la tendencia a la baja registrada de 2014, además, el sector de la restauración se recuperó tras elevar el 1,2% el consumo fuera del hogar.

En concreto, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha explicado que este crecimiento viene impulsado por el buen comportamiento de la demanda de alimentación y bebidas para el consumo, tanto dentro como fuera de los hogares.

Así, el gasto total de los hogares españoles en alimentación ascendió a 67.043 millones de euros, lo que supone el 67,7% del gasto total. De esta forma, el gasto por cápita de los hogares asciende a 1.502,9 euros por persona y el consumo a 656,7 kilos.

Por categorías, destacan los productos frescos en la alimentación de los hogares, que suponen el 41,3% del volumen total consumido y un 44,5% del presupuesto total destinado a la alimentación.

Respecto a los productos, destaca el incremento de los frutos secos (2%), la pasta (1,5%), los derivados lácteos (1%) y las frutas y hortalizas transformadas (0,9%), mientras que la bollería, pastelería, galletas, cereales y productos navideños se han mantenido estables.

Sin embargo, el aceite, la leche líquida, la carne, el pescado, el pan, las frutas frescas, las hortalizas frescas, las patatas, las legumbres y los huevos caen.

En cuanto a las bebidas, los datos muestran un aumento en el consumo de los vinos tranquilos con DOP, los vinos con IGP, el agua envasada y las bebidas espirituosas, y un descenso en el caso de los vinos espumosos, incluido los cavas, y vinos gasificados con DOP, los vinos sin DOP/IGP, y las bebidas refrescantes.

INICIO DE LA RECUPERACIÓN DE LA RESTAURACIÓN CON VENTAS EN POSITIVO

2015 ha sido el año de recuperación de la restauración, después de que el gasto total en consumo alimentario fuera del hogar ascendiera a 31.994 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,2%, impulsado por el ligero aumento tanto de las visitas como del ticket medio.

Esta cifra es el resultado de los 6.601,8 millones de visitas que efectuaron los españoles a los establecimientos de restauración y del gasto medio de 4,85 euros por comensal en cada visita.

El Departamento, que encabeza Isabel García Tejerina, constata que 2015 marca el inicio de la recuperación de la restauración en España con una ganancia neta cercana a los 400 millones de euros. Los datos muestran como los restaurantes de servicio completo (a la carta y menú) concentran prácticamente la mitad de las ventas del sector.

Respecto al consumo de bebidas frías fuera de los hogares el gasto se situó en 2015 en los 9.256,75 millones de euros, que equivale a 2.051,14 millones de litros y cerca de 4.701,09 millones de consumiciones.

Comparando el consumo de bebidas frías dentro y fuera de los hogares, el 74% de los litros que se consumen en España de bebidas frías se consumen dentro del hogar, siendo su proporción en valor de un 33,6%, mientras que el 26% de los litros del volumen se corresponde con el consumo fuera del hogar, siendo su proporción en valor del 66,4%.

LA COMPRA POR INTERNET CRECE

El informe muestra que el supermercado es el canal preferido por los consumidores para realizar sus compras, representando el 44,1% de las compras de productos de alimentación. Sin embargo, los hogares españoles prefieren acudir al comercio especializado para adquirir productos frescos.

Los consumidores señalan que la calidad, la proximidad y cercanía y los buenos precios aparte de las ofertas, son los principales condicionantes a la hora de elegir dónde hacer la compra.

Por otro lado, el 'ecommerce' va creciendo año tras año y, durante 2015, un 10,8% de los consumidores declaró haber realizado alguna compra de alimentos y bebidas a través de la red. Este canal incipiente de compras para el hogar representa el 0,8% de las compras totales, por lo que se puede considerar un canal aún con alto potencial de desarrollo.

En cuanto a la importancia de las marcas, los consumidores se muestran fieles en un 71,5% de los casos al declarar que compra siempre las mismas marcas de alimentación, mientras que las marcas del distribuidor mantienen su hegemonía, ya que casi 8 de cada 10 consumidores declaran adquirir algún producto de marca blanca.

En relación a los datos de consumo por tipo de hogar, destaca la importancia de los hogares formados por retirados, que representan el 23,2% de los hogares y que tienen un consumo de productos frescos y productos de la dieta mediterránea superior a la media de los hogares españoles.

Comentarios