Casero: "Es necesario ayudar a los autónomos, que constituyen la economía real"

La consejera de Empleo y Economía del Ejecutivo regional, Carmen Casero,  se reunió con el presidente de la Confederación Española de Autónomos (CEAT), Pedro Barato

La consejera de Empleo y Economía del Ejecutivo regional, Carmen Casero, y el presidente de la Confederación Española de Autónomos (CEAT), Pedro Barato, analizaron las medidas puestas en marcha por los gobiernos de Mariano Rajoy a nivel nacional y de María Dolores Cospedal a nivel regional para incentivar medidas de apoyo a los empresarios autónomos, con los que lograr el cambio del modelo productivo en Castilla-La Mancha, mejorar la economía y crear empleo.

En la reunión mantenida por ambos dirigentes, se trataron las medidas adoptadas para mejorar la economía real de laregión, como es el caso de la Ley de Emprendedores, Autónomos y Pymes, el Plan de Internacionalización de Castilla-La Mancha, el Plan Estratégico de Turismo, la Ley de Dinamización y Flexibilización de la Actividad Comercial y Urbanística de nuestra región, según informó la Junta.

Asimismo, abordaron el Plan de Inversión y Creación de Empleo, el Plan de Acción por el Empleo Juvenil o los planes de incentivación a la contratación, que a juicio de la consejera "servirán para salir del sendero de la crisis e iniciar el camino de la recuperación económica".

Casero y Barato valoraron especialmente el "compromiso del Gobierno de Cospedal con los autónomos como factor fundamental de creación de empleo y base de la economía real en Castilla-La Mancha". En este sentido, se mostraron convencidos de que "es fundamental que en un momento en el que se atisba un tímido inicio de cambio de tendencia económica, el Gobierno incentive medidas de apoyo a los autónomos para incrementar las contrataciones".

FOMENTO A LA CONTRATACIÓN

Así, destacaron la línea de ayuda destinada a la promoción de la contratación inicial a tiempo completo o a media jornada durante al menos seis meses de duración, dirigida a desempleados mayores de treinta años, inscritos 3 meses de forma ininterrumpida como demandantes de empleo, con el fin de dinamizar la contratación.

Casero recordó que "de esta forma, las empresas que contraten a una persona, al menos durante seis meses, recibirán una ayuda de 2.400 euros si se contrata a un hombre y de 2.700 euros si se contrata a una mujer, lo que pone de manifiesto el compromiso de Cospedal con todas aquellas personas que quieren trabajar y no pueden hacerlo".

Durante la reunión también se abordaron las acciones adoptadas para favorecer la creación de empleo estable por cuenta ajena y apoyar a los empresarios autónomos a través de la regulación de incentivos a la contratación indefinida. Así, los contratos subvencionados con esta orden serán los que se suscriban inicialmente con personas desempleadas, inscritas como demandantes de empleo y con edades comprendidas entre los 30 y los 45 años.

Casero subrayó que, en el caso de una nueva contratación, la ayuda económica que recibirá la empresa será de 5.040 euros si se contrata a un hombre y de 5.400 euros si se contrata a una mujer. Además, en el caso de los contratos que pasan de temporales a indefinidos recibirán una ayuda económica de 1.620 euros para los contratos a hombres y de 1.800 para los de las mujeres.

REFORMAS A NIVEL NACIONAL

Sobre las reformas llevadas a cabo a nivel nacional, Casero y Barato coincidieron en la relevancia del Plan de choque contra el desempleo juvenil, para el que se destinarán hasta 2016 un total de 3.500 millones de euros, cofinanciados por el Fondo Social Europeo.

Concretamente se refirieron a los estímulos para mejorar la empleabilidad de los trabajadores a través de la formación, las bonificaciones a la Seguridad Social, las acciones tendentes a incentivar las contrataciones, las facilidades para acceder a las líneas ICO, los certificados de profesionalidad o la apuesta por los contratos en prácticas y temporales como pasarela al indefinido.

También analizaron la importancia de las acciones que se están llevando a cabo desde el Gobierno para reducir aún más los datos de siniestralidad laboral, pese a la evolución positiva que están viviendo en los últimos meses. Por último, han insistido en que la coyuntura económica necesita en estos momentos estímulos para poder invertir definitivamente la tendencia y, de esta forma, generar empleo en Castilla-La Mancha.

Comentarios