Las castellano-manchegas cobran 3.742 euros menos que los hombres, según UGT

El secretario general de UGT y la secretaria de Empleo y Política Sindical han presentado el Informe de Brecha Salarial elaborado por el sindicato del que se desprende este dato
El secretario general de UGT Castilla-La mancha, Luis Manuel Monforte, y la secretaria de Empleo y Política Sindical, Isabel Carrascosa, durante la rueda de prensa que han ofrecido
photo_camera El secretario general de UGT Castilla-La mancha, Luis Manuel Monforte, y la secretaria de Empleo y Política Sindical, Isabel Carrascosa, durante la rueda de prensa que han ofrecido

El secretario general de UGT Castilla-La mancha, Luis Manuel Monforte, y la secretaria de Empleo y Política Sindical, Isabel Carrascosa han presentado hoy el Informe de Brecha Salarial elaborado por el sindicato con motivo del Día la Igualdad Salarial que se conmemora este 22 de febrero.

Según dicho informe, la brecha salarial se sitúa en un 15,03 en Castilla—La Mancha, lo que supone que hay una diferencia salarial entre castellanomanchegas y castellanomanchegos de 3.742 euros brutos anuales, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

Monforte ha explicado que la brecha salarial es una realidad objetiva que nos ha acompañado a lo largo de la historia. Incluso desde el momento en el que se creó la UGT, el sindicato ponía el problema encima de la mesa.

“El acta fundacional de UGT ya hablaba de que las mujeres debían cobrar lo mismo que los hombres, y a día de hoy, seguimos hablando de brecha salarial. Fue en la etapa de la Revolución Industrial cuando se tasó lo que valía el trabajo de un hombre y el de una mujer, estableciéndose que el de la mujer valiese la mitad. Han pasado más de 250 años, y seguimos hablando de desigualdad salarial. En este caso de un 15 % en Castilla-La Mancha. Y esta es una realidad que no podemos permitir”

El secretario general ha explicado que la discriminación salarial entre hombres y mujeres se origina de estadísticas como que en Castilla-La Mancha el 85 % de los permisos laborales por cuidados siguen siendo solicitados por mujeres, o que 3 de cada 4 trabajos con contrato parcial son ocupados por mujeres en la región. Y ha señalado que, aunque existen herramientas como los planes de Igualdad, todavía queda cho trabajo por hacer para conseguir una igualdad real y efectiva.

Por su parte, la secretaria de Política Sindical y Empleo de UGT ha desgranado los datos del Informe elaborado por el sindicato a partir de la Encuesta de Estructura Salarial Publicada el INE, y ha explicado de qué manera se produce esa discriminación salarial.

Por un lado, por la parcialidad. El 23,5 % de las mujeres trabajan a tiempo parcial, mientras que en el caso de los hombres este porcentaje se reduce a un 6,7%. Y además, el 76,4% de esa parcialidad es de manera involuntaria, es decir, lo hacen por no encontrar un empleo a jornada completa. Otro factor que produce esa brecha es la temporalidad. Las mujeres sufren mayor temporalidad que los hombres. Del mismo modo, ellas son situadas en las ocupaciones de categorías más bajas de las empresas.

Otro punto en el que la secretaria de Política Sindical y Empleo se ha centrado es en la doble discriminación que sufren las mujeres jóvenes.

“Las mujeres jóvenes de jóvenes de 25 a 35 años, cobran 3.364 euros menos que sus compañeros hombres. Y a su vez, 4.109 euros menos que la media de las mujeres trabajadoras. Es decir, existe una doble discriminación por sexo y edad. Y a esto se une, que el nivel de estudios en este tramo de es más alto en las mujeres que en los hombres. El 49,8 % de las mujeres tienen un nivel de educación superior, frente al 35,2 % de los hombres”.

En cuanto a las reivindicaciones, Carrascosa ha expuesto en primer lugar, el exigir el cumplimiento en todas las empresas de la normativa vigente en materia de igualdad retribuida recogida en el Estatuto de los Trabajadores/as.

Además, ha subrayado la necesidad de trasladar a nuestra normativa nacional, la Directiva aprobada en el Parlamento Europeo por la que se refuerza la aplicación del principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres, para lo que desde UGT exigen que se convoquen las mesas de Diálogo Social.

“Reivindicamos también,  planes de actuación de la Inspección de Trabajo en materia de igualdad retributiva entre hombres y mujeres, y también es necesaria la inversión en formación. Tanto para la inspección, como para las personas negociadoras de convenios colectivos y planes de igualdad”.

Comentarios