Bruselas propone simplificar requisitos y reducir controles para aliviar a agricultores

El Ejecutivo comunitario lanzará además de marzo a mayo una encuesta en línea para identificar las preocupaciones de los agricultores, sus cargas administrativas y la complejidad derivada de las normas de la nueva Política Agrícola Común (PAC)
Cientos de tractores y de agricultores piden soluciones para el campo en Castilla-La Mancha - EFE/Mariano Cieza
photo_camera Bruselas propone simplificar requisitos y reducir controles para aliviar a agricultores

La Comisión Europea propuso este jueves una batería de medidas a corto y medio plazo para aliviar la carga administrativa que pesa sobre los agricultores, con simplificación de requisitos y de controles para recibir ayudas.

El Ejecutivo comunitario lanzará además de marzo a mayo una encuesta en línea para identificar las preocupaciones de los agricultores, sus cargas administrativas y la complejidad derivada de las normas de la nueva Política Agrícola Común (PAC), que está en vigor desde el 1 de enero de 2023, y cuya primera evaluación se conocerá a principios del verano y la definitiva en otoño.

Las medidas, que se debatirán con los Estados miembros en el Consejo de Agricultura del 26 de febrero, incluyen simplificar requisitos de condicionalidad de gestión y respeto medioambiental que han de cumplir los agricultores para no ver reducidas sus ayudas de la nueva PAC y que a veces resultan "difícil de implementar".

Y continúan proponiendo ir más allá en la exención parcial de las normas sobre tierras en barbecho para 2024 que se concedió recientemente para modificar también en marzo las normas de cálculo de los pastos permanentes para atender casos de cambios estructurales en la agricultura.

Los agricultores con ganadería reducida no tendrán que reconvertir zonas cultivables en pastos.

La Comisión también revisará qué prácticas agrícolas pueden ser posibles para cumplir con la obligación de cobertura mínima de suelo para evitar suelos desnudos en los períodos más sensibles.

La idea es que los agricultores puedan tener más flexibilidad a la hora de cumplir esa condicionalidad.

Simplificar controles y aclarar la fuerza mayor

La Comisión propone simplificar la metodología de determinados controles, con el objetivo de reducir el número de visitas a las explotaciones por parte de las administraciones nacionales hasta en un 50 %.

Bruselas plantea también simplificar y aclarar cómo evaluar la calidad del sistema de seguimiento de zonas, basado en el análisis automatizado de imágenes satelitales de Copernicus, destinado a reducir las inspecciones en las granjas, ayudar a los agricultores a evitar errores e incurrir en sanciones, así como facilitar la presentación de informes.

Con menos visitas de la administración para gestionar, los agricultores tendrán más tiempo para dedicar a su trabajo principal.

La Comisión propone también aclarar el uso del concepto de fuerza mayor y circunstancias excepcionales.

Este concepto jurídico permite que a los agricultores que no puedan cumplir todos los requisitos de la PAC debido a acontecimientos excepcionales e imprevisibles fuera de su control (sequías o inundaciones graves) no se les impongan sanciones.

Los agricultores afectados tendrán más seguridad en cuanto a la recepción de sus pagos de la PAC y las administraciones nacionales se beneficiarán de una interpretación más clara a nivel de la UE, evitando errores presupuestarios.

La Comisión también menciona medidas adicionales a medio plazo que pueden aliviar las cargas para los agricultores, especialmente los más pequeños.

Una propuesta presentada podría ser eximir a las pequeñas explotaciones de menos de 10 hectáreas de los controles relacionados con el cumplimiento de los requisitos de condicionalidad.

Esta exención simplificaría significativamente el trabajo diario de los pequeños agricultores, que representan el 65 % de los beneficiarios de la PAC, manteniendo al mismo tiempo las ambiciones medioambientales de la PAC, ya que las pequeñas explotaciones cubren sólo el 9,6 % de las superficies que reciben ayudas.

Además, no descarta que se puedan revisar para ellos las normas sobre tierras en barbecho, rotación de cultivos y cobertura del suelo para reducir aún más la carga para los pequeños agricultores.

Para responder a la actual situación de crisis en el sector agrícola, la Comisión también está trabajando en acciones para mejorar la posición de los agricultores en la cadena alimentaria y protegerlos contra prácticas comerciales desleales, que se presentarán en breve. 

Comentarios