viernes 26/2/21

Las mujeres de CLM cobran de media 4.872 euros menos al año que los hombres

El salario anual de las mujeres debería incrementarse un 26% para equipararse al de los hombres, según el estudio de CCOO
Las dirigentes de CCOO Castilla-La Mancha, Rosario Martínez y María Ángeles Castellanos, durante la rueda de prensa que han ofrecido en la sede del sindicato
Las dirigentes de CCOO Castilla-La Mancha, Rosario Martínez y María Ángeles Castellanos, durante la rueda de prensa que han ofrecido en la sede del sindicato

La brecha salarial a la que se enfrentan las mujeres de la región es del 26 por ciento -un punto por debajo de la media nacional- con un salario anual de 19.088 euros, frente a los 23.960 euros, lo que supone 4.872 euros menos al año, según se recoge en el informe "La brecha salarial en Castilla-La Mancha" elaborado por CCOO en base a datos oficiales como el INE o la Agencia Tributaria.

El contenido de este informe, que recoge datos de 2018 y 2019, ha sido presentado este lunes en Toledo por la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, María Ángeles Castellanos, y por la responsable regional de Mujeres e Igualdad del sindicato, Rosario Martínez, que han subrayado que la lucha para terminar con la brecha salarial es "una lucha histórica" para el sindicato y, en este marco, se inscribe este informe, que vienen realizando ya por cuarto año consecutivo.

Aunque el estudio recoge escasos datos de 2020, ambas dirigentes sindicales han resaltado el fuerte impacto que ha tenido la crisis del coronavirus tanto en el empleo de los hombres como de las mujeres.

Y han hecho especial énfasis en que la covid-19 "no puede servir de excusa para que se amplíe aún más esa brecha salarial", que es "muy grave", teniendo en cuenta que en Castilla-La Mancha se parte de un escenario de salarios muy bajos con respecto a otras regiones y el escaso valor monetario que se da a los trabajos de cuidados, sobre los que "ha puesto la lupa esta crisis sanitaria" y que están desarrollados de forma mayoritaria por mujeres.

"No podemos permitir que, con esta crisis, se profundice en la brecha de género y salarial, como ocurrió en la de 2008, con retrocesos legislativos y sociales, que se tradujeron también en más precarización y peor salud laboral", ha remarcado la secretaria de Mujeres e Igualdad.

Y ha agregado que, para que esto no pase, "tenemos instrumentos y herramientas como el diálogo social y la negociación colectiva", además de los dos Reales Decretos 901 y 902 aprobados el 13 de octubre de 2020 por los que se regulan los planes de igualdad y su registro, así como la igualdad retributiva entre hombres y mujeres, el primero de los cuales ya ha entrado en vigor y el segundo lo hará el 14 de abril y "ante cuyo cumplimiento estaremos muy expectantes", ha subrayado.

En cuanto al análisis de la brecha salarial por sectores, la responsable regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO ha destacado que, en la hostelería, uno de los servicios profesionales con salarios más bajos, la brecha salarial alcanza el 43 por ciento, en la industria supera el 40 por ciento, y en actividades financieras la desigualdad salarial se sitúa en el 38 por ciento.

Castellanos ha señalado que esta brecha se detecta en el análisis de todos los ámbitos, ya sea el tamaño de la empresa, la antigüedad o el tipo de jornada y ha enfatizado que, tomando como referencia al 10 por ciento de la población con salarios más altos, la brecha alcanza el 85 por ciento, mientras que entre los que menos cobran la brecha es del 15 por ciento.

Esto explica, por ejemplo, que Guadalajara, la provincia de la región donde las mujeres tienen salarios más altos, tenga también la breca más alta, del 33 por ciento, mientras que Cuenca presenta los salarios más bajos y la brecha más baja de Castilla-La Mancha, concretamente del 17 por ciento.

La brecha en la provincia de Albacete se sitúa en el 21 por ciento y en Ciudad Real en el 24 %, si bien hay sectores en los que la brecha supera el 60 por ciento, concretamente en la industria extractiva, energía y agua.

Toledo, por su parte, tiene una brecha del 27 por ciento, pero del 32 por ciento en el sector de los servicios sociales, en el que el 63 por ciento de las mujeres que trabajan son mujeres.

Respecto al año 2020, la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales ha significado que abril fue "el peor mes en cuanto a la destrucción de empleo", con la pérdida de 32.562 cotizantes, 13.472 de ellos mujeres, y que la evolución en los últimos cuatro años en los que se viene realizando el informe es que, "aunque estamos en una tendencia de mejora salarial, la brecha se mantiene en el 26 por ciento", lo que hace necesario que se acometan reformas estructurales.

En este contexto, ha subrayado que, "en momentos de crisis, la atención se deriva a la economía y se retrocede en mejoras laborales y de conciliación, lo que debe llevarnos a reflexionar que no se puede poner en el centro el beneficio de las empresas y que la mejora de la economía tiene que llegar a las mayorías sociales", ha sentenciado Castellanos.

Comentarios