sábado 21.09.2019

La Bolsa española no es capaz de remontar los niveles de actividad pre-crisis

La banca, uno de los sectores que más lastran las bolsas, al situarse un 69% por debajo de antes de la crisis

La Bolsa española no es capaz de remontar los niveles de actividad pre-crisis
La Bolsa española no es capaz de remontar los niveles de actividad pre-crisis

La Bolsa española ha continuado mostrando durante este 2018 un relativo desacoplamiento en las tendencias de las cotizaciones y los niveles de actividad, siendo especialmente visibles las dificultades para remontar hacia umbrales pre-crisis, según se desprende del informe anual elaborado por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

"No hay realmente motivos económicos de fondo que parezcan justificar, no ya las diferencias, sino su persistencia y magnitud", señala el documento.

Esta "excesiva" diferencia, que también se observa en parte entre sus pares europeos y norteamericanos, parece acrecentada en España por factores locales que previsiblemente tenderán a desaparecer, lo que podría apuntar hacia unas mejores expectativas de crecimiento en los próximos años.

Al mismo tiempo, el grueso del mercado de acciones español está respaldado por un buen número de empresas que juegan en el tablero global y, liberadas de ciertos sesgos de inestabilidad internos, podrían absorber los impactos económicos positivos con un sobrepremio que acerque las cotizaciones a valores más acordes con el verdadero nivel e integración de la economía y las finanzas españolas en el mundo.

De hecho, sectores como el del comercio (-99,11%) materiales de construcción (-96,11%), inmobiliario (-91,04%), ingeniería (-72,66%), bancos (-71,32%), servicios financieros (-69,05%), industria química (-67,84%) o medios de comunicación (-67,22%) están todavía en un rango entre un 60% y un 100% por debajo de los máximos vistos en diciembre de 2007.

Desde antes de la crisis hasta finales de noviembre de este año, de los 35 sectores y subsectores en que se puede dividir el índice general de la Bolsa de Madrid, sólo 13 se anotan crecimiento. Este índice, además, aún está casi un 45% por debajo de su valor 11 años después y 4 de los 6 grandes sectores se colocan también en terreno negativo.

LA BANCA, UNA DE LAS MAYORES 'PIEDRAS'

El que registra peor comportamiento es el correspondiente al sector financiero e inmobiliario, que se sitúa un 69% por debajo de antes de la crisis, donde se integran los bancos (-71%). Según BME, este es uno de los elementos principales que explican que la Bolsa española acumule un mayor retraso en la recuperación de sus principales variables de actividad, en especial las relacionadas con el valor de la negociación.

A pesar de la disminución del tamaño del sector bancario en todo el mundo y las fuertes cargas regulatorias que se le han impuesto, su peso por capitalización sobre el parqué se mostró incluso creciente desde 2007 a 2014 y sólo a partir de ahí ha cedido algo hasta representar ahora un 27% del total (sin extranjeros).

El valor de mercado del sector financiero e inmobiliario ha recuperado 36.000 millones de euros desde mínimos de 2012, pero aún está 82.000 millones de euros por debajo del que alcanzó en el máximo pre-crisis en 2007.

A lo largo de 2018 la evolución de las cotizaciones de los bancos, que ha sido sensiblemente peor que la de la mayoría del resto de sectores, ha pesado negativamente sobre el discurrir del Ibex 35 y los volúmenes de negocio asociados.

GRAN INCIDENCIA DEL PETRÓLEO Y LA ENERGÍA

No obstante, no ha sido exclusivamente la banca el elemento de mayor relevancia en la evolución de las cotizaciones, sino que también el sector petrolero y energético ha tenido "gran incidencia", si bien su peso en Bolsa ha bajado mucho durante el periodo (26% inicial al 18% actual). Este sector ha recuperado cerca de 41.000 millones de euros de valor desde 2012 pero aún vale 86.000 millones menos que en 2007.

Entre ambos sectores, el bancario y el energético, alcanzaban un peso del 60% en la Bolsa española cuando se inició la crisis, mientras que hoy tiene una representación del 45%.

RELEVO SECTORIAL

BME cree que, enraizando lo ocurrido con el futuro, tal vez la lectura más positiva de estos hechos es que el relevo sectorial parece estarse produciendo en la Bolsa. Los bienes y servicios de consumo han incrementado notablemente su participación en la capitalización total, pasando de un 14% a un 25% en poco más de una década.

En estos sectores se integran parte de las empresas más relacionadas con la innovación, la investigación y las nuevas tecnologías y son las que más han visto crecer sus cotizaciones en 2018 y también en el largo plazo.

Más información en vídeos 
Comentarios