Madrid y Castilla-La Mancha renuevan el convenio para el abono de transporte

García-Page valora la colaboración “saludable” entre autonomías y apunta a la posibilidad de extender esa “cooperación” a otras áreas
El consejero de Transporte de la Comunidad de Madrid, David Pérez; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; y el consejero de Fomento de la Junta, Nacho Hernando - EP/Marta Fernández
photo_camera El consejero de Transporte de la Comunidad de Madrid, David Pérez; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; y el consejero de Fomento de la Junta, Nacho Hernando - EP/Marta Fernández

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente de la Junta de Comunidades de CastillaLa Mancha, Emiliano García-Page, han firmado este lunes la renovación del convenio para la utilización de los títulos de abono transporte de Madrid en los desplazamientos entre ambas comunidades hasta el 31 de diciembre de 2023.

Con la renovación del acuerdo, que se podrá prorrogar otros dos años más, se da continuidad al marco de colaboración que se inició en el 2000, permitiendo mantener una vinculación en materia de transporte público de viajeros que da cobertura a más de un centenar de municipios castellanomanchegos.

El pasado 15 de junio, el Consejo de Gobierno aprobó una dotación de 34,6 millones de euros para renovar por dos años este concierto. Desde la Comunidad de Madrid hacia las provincias de Guadalajara y Toledo se contabilizan unos 72.000 viajeros cada año.

De estos, un 20%, es decir, unos14.000, lo hace de forma habitual, mientras que unas 37.000 personas de la comunidad vecina vienen en transporte público a Madrid, 16.000 de ellas de manera frecuente.

Esta medida, además, permite conectar a más de 100 municipios castellanomanchegos en transporte público, a través de 22 líneas de la red de autobuses del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, con 12 empresas operadoras por carretera incluidos en el convenio.

POSIBILITAN UN NÚMERO ILIMITADO DE VIAJES

El convenio abarca en Madrid los servicios de Metro, autobús y Cercanías Renfe, y permitirá a gente que vive o trabaja en Guadalajara o Toledo moverse cuantas veces quieran mientras dure su abono por toda la Comunidad de Madrid, y viceversa.

En concreto, los usuarios disponen de las modalidades E1 y E2 del abono transporte en la modalidad normal (mayores de 26 años) y todas en categoría joven con los periodos de validez mensual y anual.

Son de titularidad exclusiva del Consorcio Regional de Transportes de Madrid quien se encarga de la emisión, fabricación, comercialización y venta, así como la recaudación de los ingresos que se produzcan.

Los abonos, que son personales e intransferibles, no podrán ser utilizar en las concesiones de transporte interurbano por carretera cuyas poblaciones y operadores no estén bajo el paraguas de este acuerdo, ni en los trayectos internos en la Comunidad de Castilla-La Mancha.

"EJEMPLO DE CONVIVENCIA"

"Este es un ejemplo más de convivencia y de colaboración entre administraciones", ha asegurado Ayuso sobre este acuerdo que beneficia directamente a 30.000 usuarios que se desplazan diariamente entre ambas regiones.

Según la presidenta, ambas comunidades consideran que España es "un gran país que hay que cohesionar y vertebrar, sobre todo, a la hora de ofrecer los mejores servicios públicos para los ciudadanos y, por tanto, darles sus oportunidades y prosperidad dentro de un proyecto común".

"En un momento de tanta incertidumbre, donde los ciudadanos nos necesitan más que nunca, con los precios de la compra y los combustibles disparados", ha remarcado.

Por su parte, su homólogo en la región vecina ha destacado este acuerdo como un "buen concepto" del Estado de las Autonomías como eje de la "colaboración y cooperación" entre territorios.

También ha destacado el momento por el que atraviesa el país con una sociedad "muy afectada" por la subida de los combustibles y los precios y un sector que ya fue golpeado por la crisis del COVID-19 y la necesidad de limitar los movimientos.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha explicado que este acuerdo tiene sus antecedentes desde hace ya varios años y que "va a plantear dos años de convenio similar al que veníamos teniendo con dos años más añadidos de posible prorroga".

Este convenio afecta a muchas personas de Castilla-La Mancha y de Madrid, según ha recordado el presidente regional, quien ha concretado que 350.000 castellanomanchegos aproximadamente días tras día viajan a Madrid y vuelven a Castilla-La Mancha, fundamentalmente de los corredores tanto de la Sagra, en la provincia de Toledo, como de Guadalajara. También hay miles de madrileños que trabajan en Castilla-La Mancha, ha apuntado.

Toda esta gente se incorpora a las condiciones y al uso del servicio público de transporte consorciado en Madrid, algo que ha venido pasando durante años y que, considera, "ha dado sus frutos".

Este convenio tiene un coste para Castilla-La Mancha de más de 15 millones de euros y de él se benefician unos 35.000 usuarios directos, algo que supone "más financiación" de lo que se destina al conjunto del mantenimiento de líneas regulares del resto de la comunidad autónoma", lo que pone de manifiesto que este convenio es "un buen concepto" de lo que es el Estado de las Autonomías.

Renovación del convenio de transportes con la Comunidad de Madrid

Comentarios