Asociaciones piden que la moratoria a las macrogranjas tenga carácter retroactivo

Aseguran que, si no se paralizan los proyectos de ganadería industrial que están actualmente en trámite, habrá cerca de 200.000 cabezas más, por lo que la moratoria "no serviría de nada"
Momento de la manifestación convocada por la plataforma Stop Macrogranjas este domingo en Toledo para exigir a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha una moratoria a los proyectos nuevos o ampliaciones de ganadería industrial - EFE/Ismael Herrero
photo_camera Asociaciones piden que la moratoria a las macrogranjas tenga carácter retroactivo

Las asociaciones contra las macrogranjas de Castilla-La Mancha valoran positivamente el anuncio de moratoria a la ganadería industrial realizado por el Gobierno regional, pero piden que tenga carácter retroactivo y que cuenten con ellas para la elaboración del documento.

Desde las plataformas han celebrado la medida, pero se han mostrado "cautelosas". Aseguran que, si no se paralizan los proyectos de ganadería industrial que están actualmente en trámite, habrá cerca de 200.000 cabezas más, por lo que la moratoria "no serviría de nada".

"Necesitamos garantías a corto plazo, exigimos que se frenen todos los proyectos que hay sobre la mesa porque, de lo contrario, en dos años no cabrán más cerdos en la región, por lo que no servirá de nada esa moratoria", ha señalado la portavoz de la Coordinadora Estatal de Stop Ganadería Industrial, Inma Lozano, que ha lamentado la situación que atraviesan muchos pueblos de la región.

"Se llenan los pueblos de cerdos, pero también de carteles de 'se vende' que se quedan en los balcones de manera casi permanente".

Lozano ha enumerado los perjuicios que tienen estas explotaciones para los municipios, que ya se están viendo obligados a publicar bandos advirtiendo a los vecinos del estado del agua.

"Villarejo Seco, La Alberca del Záncara u Hoya-Gonzalo ya han tenido que avisar a sus vecinos de que el agua del grifo no es potable, Pozuelo está a cinco miligramos de anunciar que tampoco tiene agua potable, hasta la Comisión Europea nos ha llevado ante el tribunal por incumplir la directiva de nitratos", lamentaba la portavoz.

Una situación que se agravaría si se da luz verde a los proyectos que actualmente continúan pendientes de aprobación por parte de los ayuntamientos.

GESTO INSUFICIENTE

"Nos parece un gesto insuficiente, queremos que se materialice en poner freno a lo que tenemos ya encima de la mesa o, de lo contrario, pasará como en Cataluña, que se aprobarán los proyectos actuales y en dos años no se notará la disminución de los niveles de contaminación", ha explicado la portavoz de la Plataforma Rural por Cenizate, Amparo Cuenca.

Cuenca ha aprovechado para criticar la situación vivida en el municipio, donde, tras los intentos del Ayuntamiento y la Diputación por frenar la ampliación de la macrogranja actual y la instalación de una nueva de 13.400 lechones, han sido denunciados por la Asociación Nacional de Productores de Porcino.

"No quieren que los pueblos nos movamos. Nosotros defendemos la ganadería extensiva, pero no queremos que esos grandes empresarios nos dejen los pueblos arruinados", ha explicado.

"Es una lucha de David contra Goliat", añadía la presidenta de Pueblos Vivos de Cuenca, Remedios Bobillo, que ha alertado de la situación que atraviesa la provincia. "Bastante pateados estamos en Cuenca como para que vengan con la promesa de salvarnos con macrogranjas que solo contaminan y destruyen el territorio".

Es el caso, según Bobillo, de San Clemente, donde quieren instalar la mayor macrogranja de pollos de Europa, con seis naves con más de un millón de gallinas de puesta y 160.000 pollos de recría. "Nos vemos reflejados en provincias como Huesca o Segovia, donde los daños por el exceso de macrogranjas es irreparable".

Por ello desde los colectivos piden estar presentes en la elaboración y redacción del documento, para transmitir su experiencia y poner fin a dicha problemática.

Asimismo, aseguran que, pese al anuncio de la moratoria, continuarán con las movilizaciones. "No vamos a parar, el anuncio de la moratoria no va a hacer que dejemos de manifestarnos. Nuestro lema es 'ni en tu pueblo ni en el mío' y es lo que perseguimos, porque nadie quiere estas explotaciones cerca de su municipio", ha concluido Bobillo.

Comentarios