viernes 20/5/22

La artesanía española vive su momento más frágil, pierde profesionales y relevancia

El Círculo Fortuny falla sus premios Maestro Artesano para salvaguardar los oficios artesanos como fuente de empleo de calidad, cultura y saber hacer
El Círculo Fortuny falla sus premios Maestro Artesano para salvaguardar los oficios artesanos como fuente de empleo de calidad, cultura y saber hacer
El Círculo Fortuny falla sus premios Maestro Artesano para salvaguardar los oficios artesanos como fuente de empleo de calidad, cultura y saber hacer

El Círculo Fortuny y la consultora KPMG han presentado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando el estudio "La artesanía como seña de identidad de la alta gama en España", que pone de manifiesto la vulnerabilidad de un sector que "contrasta con su potencial de crecimiento".

El objetivo del informe, según han explicado este miércoles Enrique Porta, socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG, ha sido evaluar la situación de las actividades artesanas en España, dimensionar su impacto económico y evolución y analizar sus vínculos con sectores de alta gama.

El Círculo Fortuny es la principal asociación española de marcas y empresas del sector de alta gama y mantiene una apuesta clara por convertir a España en "referente" de la excelencia europea, tal y como anunció hace pocos meses su presidenta, Xandra Falcó, durante la celebración del décimo aniversario de la asociación.

El informe determina que la actividad artesanal se encuentra en situación de "fragilidad y pérdida de relevancia", lo que amenaza su desarrollo y capacidad para generar empleo, inclusión, sostenibilidad de recursos, turismo e imagen país.

La artesanía aporta 6.000 millones de euros de forma directa a la economía española. Agrupa unas 64.000 empresas y emplea directamente alrededor de 213.000 trabajadores en España.

A pesar de ello, se aprecia una tendencia decreciente en el tejido productivo, que entre 2015 y 2019 se redujo en 300 millones de euros, el 4,7% de su volumen total, lo que significó que su contribución al PIB cayera del 0,65% al 0,54% en ese periodo.

Los datos indican un estancamiento en el número de empresas que desarrollan actividades artesanales, en 2019 eran 64.000, mientras que en el mismo periodo, en Francia, ascendían al doble.

La estructura del sector y su impulso, añade el informe, se ve dificultado por la dispersión normativa existente, con diferentes regulaciones autonómicas.

Una dispersión que contrasta con la de países como Francia o Alemania, donde existen "marcos comunes que facilitan planes y programas de actuación conjuntos", apunta Enrique Porta.

Sin embargo, añade, el distintivo "hecho a mano en España" es un valor añadido "clave para numerosas marcas de prestigio nacionales e internacionales" y representa una gran oportunidad de crecimiento".

Un análisis DAFO -software inteligente de gestión para pequeñas y medianas empresas- identifica como principales debilidades de la artesanía española: la escasa valoración social, el desconocimiento de su impacto, el apoyo a la internacionalización y la imagen de marca.

"No existe un reconocimiento generalizado del maestro artesano y de la aportación que tiene la artesanía española en la alta gama", reseña Porta.

Incide en que su fortaleza reside en la calidad del producto, la diversidad de oficios, el legado cultural y el reconocimiento internacional del trabajo artesano español por parte de las grandes empresas.

Entre las principales amenazas se encuentra en la falta de maestros que trasladen la tradición y su relevo generacional, la falsificación y el intrusismo.

En relación con las principales oportunidades de desarrollo, sobresalen la innovación en materiales y tecnología, el apoyo de grandes empresas y asociaciones, el turismo del lujo, y los nuevos perfiles de consumidores.

El estudio centra las claves para el crecimiento y desarrollo de la alta artesanía en España en la formación, la visibilidad y valorización de los artesanos y su producto, el apoyo de la Administración y la colaboración público-privada, el turismo de artesanía, la digitalización y la sostenibilidad.

El informe va ligado a los I Premios Maestro Artesano Círculo Fortuny, que persiguen preservar y potenciar los oficios artesanos, hoy en riesgo de desaparecer como parte del Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de España.

El ganador a Mejor Trayectoria Artesanal ha sido Laurentino de Cabol, tejedor de la localidad leonesa de Val de San Lorenzo, desciende de una saga de tejedores maragatos originaria del siglo XIX.

El profesional del vidrio soplado Luis Machi ha sido galardonado como Mejor Artesano de Vanguardia y el cuchillero Manuel Fernández Rovira como Mejor Joven Promesa.

Los premios son el reconocimiento al talento y su potencial como palanca de desarrollo económico y social.

La artesanía española vive su momento más frágil, pierde profesionales y relevancia
Comentarios