Planas llama a mantener la competitividad del regadío a largo plazo ante la sequía

Planas ha afirmado que la consolidación de un modelo de regadío "sostenible y eficiente" para ahorrar recursos en la agricultura es una "tarea muy importante" en la que está comprometido el Gobierno, con una inversión económica "sin precedentes" para su modernización
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la clausura de una jornada técnica de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore)
photo_camera El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la clausura de una jornada técnica de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore)

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha llamado este martes a mantener la competitividad del regadío en España a largo plazo, un reto "muy importante" en un contexto de disminución de los recursos hídricos.

En la clausura de una jornada técnica de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España (Fenacore), Planas ha participado en el homenaje a su presidente de honor, Andrés del Campo, que ha estado 28 años al frente de dicha organización.

Planas ha afirmado que la consolidación de un modelo de regadío "sostenible y eficiente" para ahorrar recursos en la agricultura es una "tarea muy importante" en la que está comprometido el Gobierno, con una inversión económica "sin precedentes" para su modernización.

En concreto, se ha referido a la mejora de infraestructuras y redes que en ocasiones han quedado obsoletas, la incorporación de nuevas tecnologías y el uso de fuentes renovables y aguas no convencionales.

A los fondos públicos se suma la "oportunidad única" que representan los fondos europeos de recuperación, por lo que Planas ha elevado a 2.416 millones de euros el total de las inversiones previstas en la modernización del regadío hasta 2027, con 97 actuaciones en más de 700.000 hectáreas.

"Es un seguro de futuro para conseguir un ahorro mínimo neto del 10 %", ha apuntado Planas, que también se ha mostrado a favor de permitir en la Unión Europea la aplicación de las nuevas técnicas de edición genética para mejorar la productividad agrícola, una cuestión que se está negociando actualmente.

España, que tiene 3,7 millones de hectáreas regadas, es el primer país del mundo en superficie de riego localizado y el regadío supone dos tercios de su producción vegetal, según datos oficiales.

El 72 % de las explotaciones de regadío tienen una superficie inferior a 20 hectáreas, por lo que su valor social es "incuestionable", ha añadido Planas.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, también ha tenido palabras de agradecimiento hacia Del Campo, de quien ha dicho que "forma parte del elenco de grandes liderazgos necesarios para ir construyendo la capacidad de respuesta ante los grandes desafíos".

El presidente de honor de Fenacore ha destacado que los regantes son "los verdaderos ecologistas" porque viven de ese medio natural y ha calificado el sector de "pionero, dinámico y sostenible, tan moderno y ejemplar que es el espejo en que se miran los regadíos de todo el mundo".

Del Campo ha reclamado más obras de regulación de los recursos hídricos y más fondos para el millón de hectáreas que queda por modernizar en España, al tiempo ha instado a llevar a cabo una "política de Estado" que responda a la "asfixia" del sector primario, defendiéndolo para evitar la dependencia de otros países.

Comentarios