martes 9/3/21

CSIF denuncia que el Gobierno de CLM sigue sin negociar ni aplicar el teletrabajo

El sindicato ha lamentado que el Ejecutivo autonómico vuelva a cometer “los mismos errores del pasado en la tercera ola del coronavirus” porque, a su modo de ver, “limita y coarta” la aplicación del teletrabajo entre los empleados públicos de Castilla-La Mancha
Una nueva orden regula en Castilla-La Mancha la educación a distancia en FP y Enseñanzas Deportivas, formación online, teletrabajo, 
CSIF denuncia que el Gobierno de CLM sigue sin negociar ni aplicar el teletrabajo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este miércoles que la Junta de Comunidades continúa sin implantar ni aplicar el trabajo a distancia o teletrabajo en el conjunto de la Administración regional a pesar de las medidas restrictivas a causa del aumento de contagios de la covid-19.

En nota de prensa, el sindicato ha lamentado que el Ejecutivo autonómico vuelva a cometer “los mismos errores del pasado en la tercera ola del coronavirus” porque, a su modo de ver, “limita y coarta” la aplicación del teletrabajo entre los empleados públicos de Castilla-La Mancha.

En este sentido, ha lamentado los “despropósitos” del Gobierno regional con respecto al trabajo a distancia, ya que ha recordado que en mayo de 2020 forzó la vuelta al trabajo presencial, en junio incorporó presencialmente al colectivo definido como vulnerable, y desde septiembre no ha regulado el teletrabajo pese al acuerdo con el Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Además, ha indicado que en diciembre del año pasado ha trasladado al personal informático de la Dirección General de Administración Digital a un edificio que incumplía la normativa de prevención de riesgos laborales.

El presidente regional del Sector de Administración General de la comunidad autónoma de CSIF, Joaquín Sánchez, ha lamentado que la Junta hace “oídos sordos” a todas las propuestas y solicitudes y que el jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, hace uso de su mayoría absoluta “para romper totalmente el diálogo con los agentes sociales en lo concerniente el teletrabajo y relegar así a los empleados públicos”.

Por todo ello, ha defendido que lo único que pide CSIF es un nuevo marco regulatorio del teletrabajo, ya que el actual “no sólo es obsoleto, sino que es muy restrictivo y realmente son muy pocos los que pueden acceder al trabajo telemático”, además de que ha afirmado que “los empleados públicos se sienten abandonados por la Administración”.

Así, ha reclamado la aplicación del Real Decreto-Ley de medidas urgentes en materia de teletrabajo en las administraciones públicas y de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19, al tiempo que ha recordado que había un plazo de seis meses para negociar su implantación y “Castilla-La Mancha no ha hecho nada y ya llega demasiado tarde”. 

Comentarios