4.000 jóvenes se han incorporado al campo de CLM desde 2016, la cifra más alta del país

El Gobierno de Castilla-La Mancha centra sus ejes estratégicos en la incorporación de jóvenes, la visibilización de las mujeres rurales, el riego sostenible, una PAC mejor para la región y el impulso al sector
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha mantenido una reunión con el Comité de Dirección de la Consejería en la ciudad de Toledo
photo_camera El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha mantenido una reunión con el Comité de Dirección de la Consejería en la ciudad de Toledo

Un total de 4.000 jóvenes emprendedores se han incorporado al campo de Castilla-La Mancha desde que en 2016 el Gobierno regional puso en marcha la primera convocatoria de jóvenes agricultores, lo que supone la cifra más alta de toda España y la mayor en la Comunidad Autónoma en un periodo similar.

Así lo ha puesto de manifiesto en una rueda de prensa el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien este lunes ha reunido al Comité de Dirección de la Consejería para analizar la situación del sector y hacer balance de los últimos siete años.

"Ha sido gracias al compromiso que su día adquirimos de que todos --los jóvenes-- obtuvieran ayudas públicas para incorporarse al sector agrario. Y hemos mantenido ese compromiso hasta ahora, de tal manera que se han puesto a su disposición 150 millones de euros, que es la cifra de la que más orgulloso me siento como consejero de Agricultura", ha argumentado.

Otro de los puntos que el consejero ha destacado del balance que ha hecho de estos años ha sido la visbilización y el empoderamiento de la mujeres en el medio rural, con un estatuto que ha calificado como "la envidia" de las mujeres rurales de otras regiones y del que ha destacado que garantiza derechos, prioridades y discriminación positiva de todas las ayudas públicas de la Consejería.

A ello ha sumado la inversión en regadío de 185 millones de euros en la región para obras, mejora de los ya existentes y en la puesta de superficie de secano en regadío en zonas como Illana, Leganiel o el Campo del Montiel. "Es la inversión más grande que ha habido nunca en la región en esta materia", ha dicho.

También se ha detenido Arroyo en la Política Agraria Común (PAC), de la que se están cerrando "los flecos" del plan estratégico del periodo de programación 2023-2027. "Espero que esté cuanto antes y podamos aplicar las medidas tanto del primer como el segundo pilar en un programa específico de desarrollo en Castilla-La Mancha a partir del 1 de enero de 2023".

En este punto, el consejero ha querido destacar que las ayudas son mayores para Castilla-La Mancha de las que ha tenido en el periodo 2014-2020, se aumenta la ayuda por hectárea que van a recibir los agricultores castellanomanchegos y "ni un solo" agricultor y ganadero se queda atrás.

Además, ha destacado la industria agroalimentaria de la región que permite alcanzar el 17,9 por ciento de la riqueza regional concentrada en este sector económico. "Para conseguirlo nos planteamos en 2015 impulsar la integración de las empresas, desde el punto de vista comercial, sobre todo; y multiplicar al máximo los recursos públicos en forma deinversión privada en cooperativas y empresas particulares".

Es por ello por lo que ha puesto en valor que a día de hoy hay en la región seis entidades prioritarias de interés regional cuando no había ninguna, diez agrupaciones de productores y se han invertido 350 millones de euros en Focal y Vinati que han movilizado 1.700 millonones de euros de recursos privados.

Tras felicitar a los agricultores y ganaderos de la región por San Isidro, Arroyo ha destacado que han estado a la altura de las circunstancias en momentos "de gran dificultad" como ha sido la pandemia o con los problemas logísticos, haciendo posible la cadena agroalimentaria y el consumo, y contribuyendo a crear riqueza.

103.000 SOLICITANTES DE LA PAC

Por otra parte, Castilla-La Mancha ha registrado hasta este lunes --último día del periodo de solicitudes de la Política Agraria Común (PAC)-- un total de 103.000 solicitantes, cifra similar a la de 2021 cuando fueron 105.000.

A preguntas de los medios, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha apuntado que en los últimos años su Consejería viene trabajando en cifras similares al respecto.

Arroyo ha explicado que se redujo el número de solicitantes en la región en 2015 debido a que en la anterior PAC se excluyó a los beneficiarios que tuvieran derecho a recibir menos de 300 euros de ayuda por explotación. "Excluir a los más pequeños supuso que se redujera el número de solicitantes en Castilla-La Mancha en 2015 y 2016".

"Pero desde entonces hemos mantenido una cifra similar y lo que hemos conseguido ahora es que todos los que están puedan seguir y para nosotros es fundamental porque en una comunidad como la nuestra hay una agricultura pequeña y mediana que es muy necesaria", ha argumentado.

EL GIRASOL Y LOS CEREALES

En otro orden de cosas, sobre la superficie de girasol que se ha sembrado este año en la región, Martínez Arroyo ha señalado que los datos no son definitivos al ser el último día del periodo de solicitudes de la PAC, pero que la administración calcula provisionalmente que serán entorno a 10.000 o 12.000 hectáreas.

También se ha pronunciado sobre la influencia de las altas temperaturas en la cosecha del trigo y la cebada para apuntar que, aunque también hay que esperar y aunque las temperaturas son más altas de lo normal, espera que refresque próximamente y "acabe bien" la cosecha.

El consejero ha apuntado que las lluvias "extraordinariamente elevadas" de marzo y abril han hecho que la tierra esté húmeda. "Espero que el calor de estos días no influya excesivamente en la cosecha prevista en la cebada y el trigo, que era normal en Castilla-La Mancha", ha subrayado.

MANIFESTACIÓN A FAVOR DEL TRASVASE

De otro lado, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha mostrado su respeto a la manifestación que se celebrará este martes en Alicante a favor del trasvase Tajo-Segura y ha añadido que, una vez aprobado el Plan de Cuenca del Tajo en el Consejo del Agua de la CHT, "el margen de maniobra es poco" y que "nadie entendería" que hubiera cambios en lo acordado por una "amplísima mayoría".

Así se ha pronunciado a preguntas de los medios el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, quien ha añadido que lo acordado es "razonable" para todos y que la existencia en el Levante de desaladoras para poder hacer frente a las necesidades de agua de "un regadío fundamental" para el país es "garantía suficiente" para que siga adelante la agricultura.

"Las cifras que se ponen encima de la mesa por parte de algunos que politizan esta cuestión de manera interesada en el Levante, son tan excesivas que no responden a la realidad en ningún caso", ha afirmado el consejero, que ha mostrado su satisfacción de nuevo tras la aprobación del Plan de Cuenca del Tajo.

"Estoy muy satisfecho porque es la primera vez que en materia de agua hemos participado en la toma de decisiones y, en segundo lugar, porque el caudal ecológico que se ha establecido para el Tajo a su paso por Aranjuez es muy razonable y va a permitir que el río esté vivo al mismo tiempo que mantenemos una lámina de agua estable en Entrepeñas y Buendía muy por encima de la actual", ha argumentado.

Además, ha tendido la mando al Levante para "trabajar juntos" desde la solidaridad. "Nadie es más solidario que Castilla-La Mancha", ha zanjado al respecto.

PRUDENCIA ANTE LAS ALTAS TEMPERATURAS

Por último, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha pedido prudencia en el campo ante las altas temperaturas y ha añadido que la Administración regional adelantará la campaña de incendios "si es necesario".

"Nos la jugamos con los incendios forestales en una región como la nuestra que es puro bosque", ha manifestado el consejero a preguntas de los medios.

Es por ello por lo que se ha mostrado convencido de que "algo así va a suceder" --en relación con adelantar la campaña de incendios-- porque se viene acusando en los últimos años un incremento de temperaturas en el mes de mayo con una primavera que "prácticamente" no existe.

"Mi recomendación es que no se haga ningún tipo de fuego en ningún lugar en Castilla-La Mancha en este momento porque las temperaturas están superando ya a medio día los 30 grados a la sombra y significan temperaturas muy extremas", ha señalado.

A ello ha añadido que las lluvias han hecho que crezca mucho la vegetación y hay mucha masa vegetal, lo que ha considerado un riesgo adicional de incendios. "Prudencia y los técnicos nos dirán cuáles son las decisiones más adecuadas que habrá que tomar en relación a la campaña", ha concluido.

Comité de Dirección de la Consejería de Agricultura en Toledo

Comentarios