domingo 28/11/21

Unos 15.000 trabajadores del sector cárnico de Castilla-La Mancha, llamados a la huelga

Los días 25 y 26 de noviembre, y del 3 al 8 de diciembre, si no se producen avances significativos en la mesa negociadora del convenio
Convocados a huelga 700 trabajadores del sector mataderos en CLM el 11 y 12 de abril
Unos 15.000 trabajadores del sector cárnico de Castilla-La Mancha, llamados a la huelga

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT Castilla-La Mancha ha informado de que unos 15.000 trabajadores del sector cárnico de la región están llamados a la huelga los días 25 y 26 de noviembre, y del 3 al 8 de diciembre, si no se producen avances significativos en la mesa negociadora.

En un comunicado de prensa, UGT FICA ha instado a la patronal de la industria cárnica a cambiar su postura en la negociación del convenio y ha avisado de que habrá huelga en caso de no ver mejoradas sus propuestas.

El convenio colectivo venció el mes de diciembre de 2020 y, actualmente, patronal y sindicatos mantienen reuniones para alcanzar un nuevo acuerdo.

La convocatoria llega tras la última de sus citas, el 29 de octubre, en la que, según el sindicato, no consiguieron sortear ciertos escollos, entre ellos, la propuesta de la patronal de que ciertas actividades tengan una jornada ordinaria que incluya los domingos y festivos como días de trabajo, un aumento de la bolsa de horas o no acoger las propuestas del sindicato en materia de igualdad.

También existen discrepancias respecto a los incrementos salariales, ya que UGT ha señalado que la patronal propone una subida del 2,5 % para lo que queda de año, del 2 % para 2022 y del 1,5 % para 2023, porcentajes que el sindicato ha considerado “insuficientes”, según ha señalado en un comunicado.

“No nos podemos situar por debajo del 3 % en 2021 y, de igual forma, el resto de años de vigencia del convenio”, ha reprochado en la nota el responsable del área Agroalimentaira UGT FICA Castilla-La Mancha, Francisco Barba, quien ha calificado de “imprescindible” contar con una cláusula de revisión salarial en el nuevo pacto.

No obstante, Barba ha reconocido que “ha habido un cambio en la postura de la patronal”, como aceptar ciertas reivindicaciones en materia de permisos, el cobro del plus de nocturnidad, las modificaciones de los ritmos de trabajo o el reconocimiento del loncheado y envasado dentro del convenio.

La próxima reunión entre sindicatos y la patronal está prevista para el próximo jueves 18 de noviembre.

CCOO MANTENDRÁ LA HUELGA

Por su parte, el sindicato Comisiones Obreras mantiene también su intención de ir a la huelga en el sector cárnico nacional los días 25 y 26 de noviembre, y del 3 al 8 de diciembre, para exigir una propuesta “asumible” por parte de la patronal en la negociación del convenio colectivo.

Según ha indicado en declaraciones a los medios en Cuenca el responsable de Negociación Colectiva de CCOO-Industria, Vicente Canet, el convenio se está negociando desde hace once meses pero la patronal no está dispuesta a trasladar los beneficios que recibe a las mesas de negociación.

Canet ha subrayado que se avecina “un conflicto duro, pero histórico” para conseguir mejoras laborales para los trabajadores de la industria cárnica y por ello han convocado los paros.

Ha reconocido que en los últimos años se ha conseguido la regularización de más de 23.000 trabajadores en todo el país que figuraban como falsos autónomos.

De esta cifra, alrededor de 1.800 corresponden a Castilla-La Mancha y 1.100 a la provincia de Cuenca, según los datos de CCOO.

Canet ha defendido que el sector cárnico lleva “15 años reportando beneficios, y cerró 2020 con un 8% de incremento”, a la vez que España es el mayor productor de porcino de toda la Unión Europea.

Sin embargo, ha lamentado que estos beneficios no se trasladan a la mesa de negociación, donde la patronal “dice que todo va mal, y plantea pérdida de poder adquisitivo, más flexibilidad y precariedad” a través de contratos formativos.

De su lado, el secretario regional de Industria en Comisiones, Ángel León, ha destacado que la acción sindical, pero también la labor de la Inspección de Trabajo, han sido determinantes para poder poner fin a los falsos autónomos y las falsas cooperativas en un sector que engloba a un tercio del empleo agroalimentario en la región. 

Comentarios