viernes 23.08.2019

10.100 personas faltan a trabajar cada día en Castilla-La Mancha pese a no estar de baja

- Más de 35.100 personas no acuden a su puesto de trabajo cada día en Castilla-La Mancha, por causas justificadas o no.

- El índice de absentismo en Castilla-La Mancha se sitúa en el 4,3%, por debajo de la media nacional (4,5%).

- El absentismo laboral supuso en la región la pérdida de más de 15,7 millones de horas trabajadas.

- Industria es donde se produce mayor absentismo, un 4,8%, seguido por servicios, con un 4,5%, mientras que la construcción es donde se produce menor absentismo, con un 3,3%.

10.100 personas faltan a trabajar cada día en Castilla-La Mancha pese a no estar de baja
10.100 personas faltan a trabajar cada día en Castilla-La Mancha pese a no estar de baja

Randstad ha publicado su Informe Trimestral sobre el Absentismo Laboral que analiza la ausencia del trabajador de su puesto de trabajo cuando estaba prevista, correspondiente al tercer trimestre de 2018. Para este estudio, Randstad ha tenido en cuenta cifras procedentes de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El absentismo laboral perjudica a las empresas, ya que conlleva un impacto directo sobre la productividad y los costes empresariales, lastrando al mismo tiempo su competitividad. Randstad Research destaca que, en Castilla-La Mancha, cada día más de 35.100 personas de promedio no acuden a su puesto de trabajo. Más de 10.100 personas lo hicieron pese a no estar de baja, mientras que más de 25.000 se ausentaron por una incapacidad temporal.  

En Castilla-La Mancha, el absentismo laboral en conjunto -sea justificado o no-, supuso la pérdida de cerca de 15,7 millones de horas trabajadas durante el trimestre estudiado, lo que se traduce en el 4,3% del total de las horas pactadas, por debajo de la media nacional (4,5%). Con respecto al trimestre anterior, el absentismo en la región creció en un 0,41%.

A nivel nacional, más de 873.000 trabajadores de media no acuden a su puesto de trabajo, siendo 234.000 personas sin baja y 640.000 por una incapacidad temporal. Por culpa del absentismo laboral se perdieron cerca de 400 millones de horas trabajadas.

Construcción, el sector con el absentismo más bajo

Randstad también estudia el absentismo teniendo en cuenta los sectores donde se produce. Destaca que la industria es donde se registra mayor absentismo, un 4,8%, tres décimas por encima de la media sectorial. Muy cerca se ubica el sector servicios, con un 4,5%, mientras que la construcción es donde se produce menor absentismo, un 3,3%, 1,2 puntos porcentuales por debajo de la media.

Los sectores concretos de actividad que han registrado menores tasas de absentismo durante el tercer trimestre de 2018 han sido los de Actividades relacionadas con el empleo (2,4%), Venta y reparación de vehículos de motor (2,6%) y Actividades de alquiler (2,6%).

En el otro extremo, con los mayores niveles de absentismo, se encuentran las Actividades de juegos de azar y apuestas (7,4%), Asistencia en establecimientos residenciales (7,1%) y Fabricación de vehículos de motor (7%).

Castilla-La Mancha, por debajo de la media nacional en absentismo

Randstad también tiene también en cuenta la comunidad autónoma donde reside el profesional. En ciertas comunidades autónomas, el problema del absentismo es más grave, siendo País Vasco (5,5%), Castilla y León (5,2%) y Asturias (5,1%), las regiones donde mayores tasas de absentismo se obtuvieron durante el tercer trimestre de 2018. Les siguen Galicia (5%), Navarra (5%), Aragón (4,9%), Canarias (4,9%), Cantabria (4,6%) y Cataluña (4,5%), todas ellas por encima de la media nacional.

Registrando tasas de absentismo más moderadas, por debajo de la media de nacional, se encuentran Murcia (4,4%), Castilla-La Mancha (4,3%), Extremadura (4,2%), Andalucía (4,2%) y Comunidad Valenciana (4,1%). Durante el periodo estudiado, las regiones con menor absentismo fueron La Rioja, Madrid (ambas con un 4,0%), y Baleares (3,8%). 

En cuanto a la variación interanual del absentismo, Aragón (0,82%), Castilla-La Mancha (0,41%) y Navarra (0,38%), registraron los mayores aumentos del absentismo con respecto al segundo trimestre de 2018. Por otra parte, en Extremadura (-0,26%), Baleares (-0,23%) y Murcia (-0,05%), se produjeron los mayores recortes de la tasa de absentismo en el periodo estudiado.

El absentismo laboral sin justificar con una baja médica tuvo, como regiones con mayores aumentos, a Asturias (0,32%), Castilla y León (0,11%) y La Rioja (0,07%). En el otro extremo, los mayores descensos se experimentaron en Galicia (-0,28%), Catalunya (-0,22%) y Cantabria (-0,20%).

Más información en vídeos 
Comentarios