1.500 desempleados serán contratados con el programa Empresa-Empleo

Un mínimo de 1.500 desempleados de Castilla-La Mancha se podrán beneficiar del programa Empresa-Empleo, que se pondrá en marcha antes de fin de año. La Junta pagará los tres primeros meses del salario mínimo y la Seguridad Social

Oficina de empleo del Servicio Público de Empleo de Castilla-La mancha
photo_camera 1.500 desempleados podrán ser contratados con el programa Empresa-Empleo

Un mínimo de 1.500 desempleados de Castilla-La Mancha beneficiarán del programa Empresa-Empleo, que el Gobierno Regional pondrá en marcha antes de fin de año y que consiste en que la Junta abonará los tres primeros meses del salario mínimo y la Seguridad Social del trabajador.

Los empresarios que decidan acogerse a estas ayudas tendrán que garantizar que mantendrán el contrato al menos un mes más y, entre los requisitos, se fija que el trabajador no haya sido despedido previamente ni la empresa haya reducido plantilla.

El programa Empresa-Empleo es uno de los anuncios que hizo la presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, durante su discurso en el Debate sobre el Estado de la Región, celebrado la pasada semana.

Se trata de un programa pionero en España para el que la Junta destinará un montante de 4,5 millones de euros, lo que se traducirá en un mínimo de 1.500 contratos de jornada completa.

La Junta abonará al empresario el cien por cien de la ayuda de manera inicial, para que la contratación no suponga una rémora y se puedan afrontar otro tipo de gastos que conlleva un negocio.

La ayuda del Gobierno regional consiste en el pago de los tres primeros meses de la Seguridad Social y del Salario Mínimo Interprofesional, de manera que si el sueldo del trabajador es más alto, lo abonará el empresario.

Se habrán de hacer contratos de cuatro meses de duración como mínimo, por lo que el cuarto mes y los siguientes en caso de haberlos, los paga ya el empresario.

El objetivo de este programa es prestar ayuda a los empresarios que necesiten trabajadores pero no puedan afrontar el coste inicial de una contratación, sobre todo en el momento de comenzar un negocio, que es cuando se tienen más gastos.

Con el programa Empresa-Empleo se facilitará que se pueda empezar esa relación laboral para que, si resulta fructífera, continúe en el futuro. 

La intención de la Consejería es que el programa esté operativo antes de fin de año, e incluso se baraja que en el plazo de un mes podría estar ya dispuesto.

Comentarios