Triunfo del Conquense ante el Barakaldo que le permite seguir soñando (1-0)

Como se preveía, no fue un partido fácil, todo lo contrario. El Barakaldo durante muchos minutos del partido ante la Balompédica demostró el porqué de su clasificación y sus aspiraciones a terminar entre los cuatro primeros

Triunfo del Conquense ante el Barakaldo que le permite seguir soñando (1-0) - Imagen: alataquecontodo.blogspot.com
photo_camera Triunfo del Conquense ante el Barakaldo que le permite seguir soñando (1-0) - Imagen: alataquecontodo.blogspot.com

Como se preveía, no fue un partido fácil, todo lo contrario. El Barakaldo durante muchos minutos del partido demostró el porqué de su clasificación y sus aspiraciones a terminar entre los cuatro primeros. Sufrió el conjunto balompédico, como también sus fieles aficionados, pero ese sufrimiento dio paso, tras el pitido final, a una explosión de júbilo. La victoria había dado tres puntos ante un rival directo para seguir soñando con el inesperado objetivo de terminar entre los cuatro primeros.

Un objetivo que, como bien apuntó el técnico Jordi Fabregat en la previa del partido, es un premio al buen hacer del equipo durante toda la temporada. Evidentemente, queda mucho por hacer a falta de ocho jornadas. Es posible que no se consiga, visto la calidad de otros rivales con presupuesto mucho mayo y consiguientes objetivos exigentes, pero que ‘le quiten lo bailao” a la Balompédica. Ahora toca disfrutar. A partir de mañana, la plantilla pensará en el próximo compromiso en Huesca ante un rival que sí apostó por el ascenso desde la primera jornada, pero que en estos momentos está por detrás de los blanquinegros en la tabla clasificatoria.

Un gol decidió un partido muy igualado

Ganó el Conquense este partido porque estuvo acertado en la mejor ocasión que tuvo y su rival falló en la suya. Hablamos del gol marcado por Manzano, minuto 58, tras un gran pase de Jorge que le dejó solo ante Serantes, al que batió por bajo. Goti tuvo la gran oportunidad de empatar en pleno tiempo de prolongación, minuto 92, cuando, a puerta vacía y a escasos metros de la línea de gol, mandó el balón por encima del larguero. Ahí tuvo la pequeña dosis de suerte el equipo de Fabregat, la misma que le ha faltado en otros partidos, sin ir más lejos ante el Leganés en la única derrota en casa en toda la temporada.

Empezó muy fuerte el Barakaldo que a los 2 minutos forzó la salida de Manolo a la desesperada ante Goti, tocando el balón con las manos antes de derribar al delantero vasco. Evitado el penalti por la anticipación del portero balompédico, a su equipo le tocó sufrir durante los quince primeros minutos por la presión ejercida por su rival y por sus ganas de victoria. El Conquense apareció en este periodo en un ataque de Rivera que dudó entre disparar y centrar y al final se fue al limbo.

A partir del minuto 17 se igualó el partido que se mantenía intenso, pero sin claras ocasiones. Estaba claro que un gol podría ser decisivo, como así fue. Etxaniz disparó cruzado, muy escorado, poniendo el corazón en un puño al aficionado blanquinegro mientras que por parte local hubo varios centros sobre el área que nadie remató. Con el cero-cero nos fuimos al descanso.

Mejoría balompédica

El inicio de la segunda parte fue de la Balompédica que claramente iba de menos a más. Fue un primer cuarto de hora en el que metió al rival en su campo, dando avisos de peligro como la falta que sacó Curro Vacas y remató Aridani, salvando a córner el meta Serantes. El gol, minuto 58, fue la firma al dominio y a la intensidad del Conquense. El perfecto pase de Jorge al espacio defensivo rival dejó solo a Manzano ante Serantes y el balompédico no falló.

Quedaba más de media hora para el final y el Barakaldo, como era lógico, se fue al ataque. Se jugaba mucho y una victoria le dejaba en las puertas del cuarto puesto. Entonces tocó defender y buscar el contraataque. El Conquense no encontró la jugada definitiva hasta el minuto 87 cuando Jony Lomas se marchó de su rival y su disparo cruzado se marchó fuera. Hubiera sido la sentencia del partido, pero aún quedaba tiempo para el sufrimiento. Todo ocurrió en el mismo minuto, el 92. Primero Jony Lomas fue derribado cuando buscaba la línea de fondo, pero el árbitro señaló fuera de puerta. Por televisión fue una de esas jugadas en la que se puede pitar penalti o no. Sin tiempo para comentar la jugada, el Barakaldo gozó de su gran ocasión cuando le llegó el balón a Goti que, totalmente solo, mandó el balón por encima del larguero cuando se cantaba gol. Lo cierto es que, en su quinta visita a La Fuensanta, el Barakaldo sigue sin marcar un gol. Su saldo como visitante se resume a tres derrotas por 1-0 y dos empates a cero.

Ahí terminó el partido y con ello llegaba una nueva victoria en La Fuensanta. La única diferencia con las anteriores es que esta alimenta el sueño del ascenso mientras que las anteriores cumplían con el objetivo de la permanencia.

Y el próximo domingo, el Huesca. Mientras tanto, toca disfrutar durante la semana.

Ficha técnica:

UB Conquense: Manolo; Iván González, Alfonso, Rangel, Aridani, Curro Vacas, Cristian, Vega, Manzano (Narváez, min. 65), Jorge (Arencibia, min. 90) y Rivera (Jony Lomas, min. 77).

Barakaldo CF: Serantes; Expósito, Aguiar, Ariño (Ibon, min. 77), Alberto, Odei, César, Eneko, Goti, Etxaniz (Orbegozo, min. 53) y Koke (Dañobeitia, min. 73).

Árbitro: Nicolás Espejo, asistido por Tristante Menor y Fuentes Torrano (Comité Murciano). Amonestó, por parte local, a Aridani y, por parte visitante, a Aguiar.

El gol: 1-0. Minuto 58: Manzano ante Serantes al que bate por bajo.

Incidencias: Partido correspondiente a la 30ª jornada de liga del Grupo II de Segunda División B, disputado en la mañana de hoy en La Fuensanta ante unos 1.200 espectadores. Mañana soleada, con excelente temperatura para la práctica del fútbol. Terreno de juego algo irregular.

U.B. Conquense

Comentarios